La Bolsa de Madrid y la Nueva Era

La Bolsa de Madrid, la más importante de las bolsas españolas y sede del conocido IBEX no pudo resistir al empuje de la nueva era electrónica y al igual que sus contrapartidas internacionales tuvo que hacer la transición desde la presencia física en el parqué al frío dominio de las computadoras, las cuales se van haciendo con el control de nuestra sociedad poco a poco, al menos desde el punto de vista productivo.

Parece ser que llegará un día en el que la mayoría de las profesiones actuales desaparezcan por motivo de la intrusión mecánica de los procesos informáticos.

Sin embargo, parte de la transición que tomó la Bolsa de Madrid no tuvo que ver con ese hecho, sino con una cuestión de imagen, que curiosamente, también viene unida a los signos de los tiempos: hablamos de la desaparición de los jubilados del parqué de la Bolsa.

Al igual que en las diferentes bolsas mundiales, la Bolsa de Madrid tenía una serie de visitantes fieles que acudían a la misma día tras día como un lugar de encuentro y ocio.

No acudían a la misma por obligación, como sí hacen los dealers y diferentes brokers del mercado, los cuales acuden por cuestiones laborales.

se aproximan momentos de grandes cambios, no solo en la Bolsa
se aproximan momentos de grandes cambios, no solo en la Bolsa

Al contrario, estos individuos acudían a la Bolsa por amor a la misma, como aquellos que van a un bar a tomar unas cervezas con los amigos o a jugar al dominó por las tardes.

Una actividad, en verdad, poco dañina.

Sin embargo, según los valores de la sociedad actual, la imagen de unos ancianos en la televisión cada vez que se emitía algo sobre la Bolsa, era totalmente perjudicial.

 

¿El motivo de la prohibición de la entrada de los ancianos en la Bolsa de Madrid?

 

Pues, supuestamente, la mala imagen que estos ancianos daban al mercado desde un punto de vista social.

La mayoría de las masas, desconocedoras del verdadero funcionamiento de la Bolsa, piensan que esos ancianos son los especuladores que mueven los mercados de manera despiadada y por tanto, causantes de las crisis que causan tanto dolor.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

El público está, por supuesto, equivocado.

Esos ancianos que acudían a la Bolsa por cariño, no olvidemos, no representaban ni un 0,01% del negocio realizado en la misma.

No eran esos ancianos esos “especuladores” causantes de la serie de graves problemas que afectan a la sociedad y economía española.

Más bien todo lo contrario.

Estaríamos hablando de unos centenares de ancianos pequeños y medianos ahorradores, que en cierto modo, estarían soportando la sociedad con sus ahorros.

No son cuatro ancianos con ahorros desde los 100.000 euros a los 2 o tres millones los que mueven la Bolsa o los que causan la crisis.

Al contrario, son los mismos los que ayudan a la economía española a mantener un cierto grado de civilización

La gente puede pensar que la sociedad española estaría mejor sin esos “especuladores”, pero el problema es que la mayoría de la gente guía sus actos de manera casi puramente emocional, con la envidia como conductor primario de sus pensamientos al respecto.

Pensamientos que, en el caso de la Bolsa, son casi siempre negativos.

Evidentemente, hay gente que sí tiene un control más o menos fuerte de la Bolsa de Madrid, pero para nada son Francisco o Pedro, médico y abogado jubilados respectivamente.

Se necesita mucho más que eso para poder mover la Bolsa de verdad.

De hecho, el mayor responsable del movimiento de la Bolsa es el Estado y la serie de organizaciones de las que este depende, es decir, todo el sector de las multinacionales, lo que en España sería el IBEX35.

Después tendríamos aquellos, que pueden tener un control sobre los resortes del Estado, pero esos no son obviamente esos jubilados, y esa sería otra historia.

El hecho es que a partir del 2015, a esos ancianos se les prohibió la entrada diaria a la Bolsa de Madrid.

En cierto modo, esto me recuerda a la eliminación del mítico programa “Qué grande es el cine”, de Garci, porque el mismo daba mala “imagen”.

Los viejos “carcamales” sabios del cine no daban una imagen apropiada ante los ojos de la Nueva Era mundial y nacional.

Al igual que en el caso del programa de televisión, los ancianos de la Bolsa, vestidos de una manera tradicional, con traje y corbata, se supone que daban una imagen muy mala de nuestra realidad financiera.

Se supone que una visión vacía de la sala, donde solo las computadoras y las pantallas son las que dan las órdenes es una imagen más adecuada.

Así, las masas no tendrán a quien culpar cuando lleguen los momentos de tensión.

Pero al final, las masas seguirán tendiendo a culpar a los mismos: a los ahorradores, empresarios y al político que esté a cargo en el momento del crash.

Los tristes ancianos, algunos de los cuales no pudieron evitar derramar lágrimas cuando les fue denegado el acceso al edificio, siguen teniendo la oportunidad de reunirse en una sala habilitada por Link Securities, en la que estos ancianos pueden disfrutar del seguimiento diario de la Bolsa en compañía.

Grandes cambios se avecinan para la sociedad y economía española y mundial en la Nueva Era.

Ya nada volverá a ser lo mismo.

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Deja un comentario