La economía de Perú, años de esperanza

Una de las historias de éxito relativo en los últimos años en Sudamérica es Perú. No es que el país se haya unido al club de los países ricos pero sí que es un país en el que por lo menos se respira algo de tranquilidad los últimos años. Un destino para turismo e inversiones mucho mejor que algún vecino como la conocida Venezuela.

¿Cómo se ve esto?

La mejor manera de ver que el país ha tenido una estabilidad social y económica es ver su divisa a largo plazo.

Esto nos explica mejor que nada qué tipo de políticas económicas se han empleado y cómo se ha comportado la sociedad.

Dentro de lo que cabe, hay estabilidad en los últimos años, aunque no sabemos a ciencia exacta la cantidad de intervención que habrá estado haciendo el Banco Central peruano
Dentro de lo que cabe, hay estabilidad en los últimos años, aunque no sabemos a ciencia exacta la cantidad de intervención que habrá estado haciendo el Banco Central peruano

Cortesía de tradingeconomics

 

Desde el año 2000 este ha sido uno de los casos de éxito de América Latina con su nuevo sol, la divisa del país, cotizando a la par del dólar y sin grandes variaciones.

Este es el mejor reflejo de que están haciendo las cosas, sino bien, al menos no de manera desastrosa.

Digamos que el presidente Humala, ha mantenido la cordura, y si bien siempre apuesta por programas sociales, intenta que la cosa no se vaya de madre, como sus homólogos bolivarianos, los cuales van directos al agujero negro del comunismo. Después de todo, no hay gobierno mundial que no esté inmerso en programas masivos de políticas sociales hoy en día.

El hecho es que según el ICE, un medidor del clima económico en la región de América Latina, Perú ocupa el número uno como mejor clima económico de la región de los últimos 10 años, por encima de Uruguay, Chile, Colombia y Brasil, los casos de más o menos éxito en ese periodo.

El último puesto es, cómo no, para Venezuela, con 64 puntos, menos de la mitad de Perú que tiene 131.

Este sencillo medidor, nos dice de alguna manera que Venezuela ha recorrido la mitad del camino hacia una economía soviética, la cual tendría una medida cercana a cero en este índice.

En Cuba solo las grandes multinacionales hacen algún negocio. Si el gobierno venezolano consigue llevar la revolución hasta sus últimas consecuencias, tendemos que Venezuela desaparecería de una lista así.

Los datos del país hablan por sí solos. Con un producto per cápita de 4066 y PPP de 11400, el país ha prácticamente doblado estos indicadores en cosa de una década.

No está mal el comportamiento de los últimos años, si bien es cierto de que se partía de muy abajo
No está mal el comportamiento de los últimos años, si bien es cierto de que se partía de muy abajo

 

No se puede decir que haya sido muy inestable su bono
No se puede decir que haya sido muy inestable su bono

Además, tenemos que presentan una tasa de desempleo del 7%, la cual no está nada mal.

La inflación de aproximadamente el 3% últimamente, un dato bastante bueno, así como tipos de interés del 5,88 en su bono a diez años, un dato para estar orgullosos, teniendo en cuenta cómo están los mercados de sus vecinos argentino y venezolano.

Pero, de todos los datos, quizá el mejor es el hecho de que el gobierno tiene muy poca deuda, apenas más del 20%, dato que ha ido bajando conforme han pasado los años.

Como dato negativo, está el hecho de que el impuesto de sociedades está al 30% y el de consumo al 16. Esto último es la muestra de que adolecen un poco del síndrome de querer parecerse a los países ricos antes de tiempo.

Es decir, muchos países del segundo mundo, como Perú, intentan emular los altos impuestos de los países europeos antes de tiempo, teniendo mucho menos capital, cuando lo que tendrían que hacer es bajar dramáticamente estos impuestos y demás regulaciones, construir una gran base de capital y luego, más tarde, subir los impuestos a la “europea”.

Es decir, Europa no se dedicó a poner esos impuestos en el Siglo XIX y parte del XX, cuando estuvo construyendo su “capital”. Solo cuando el capital fue “construido” se encargaron los europeos de subir impuestos de manera masiva e incrementar los programas sociales.

Una pena que Perú y otros países de la zona no se den cuenta de este tema, el cual es crucial. Y, es que, antes de ponerse a repartir hay que tener.

Si los alemanes no tuvieran Siemens, Daimler, Basf, etcétera, a ver que iban a repartir.

De cualquier modo, espero que siga manteniéndose ese poco de cordura en la economía y sociedad peruana, y en los próximos años y décadas pueda ser un ejemplo en la región.

Una región, como siempre, muy complicada, desde un punto de vista inversor, sobre todo si no eres una multinacional.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero