La famosa estafa bursátil de las Beardstown Ladies

Uno de los episodios más conocidos de estafa en el mundo de la inversión fue el de las Beardstown Ladies en los Estados Unidos.

El guión del asunto siguió los típicos puntos que suelen aderezar este tipo de cuentos chinos.

Todo envuelto en una campaña de marketing estupenda y contando con la avaricia e ingenuidad del público, siempre dispuesto a tragar fácilmente con cualquier historia que venga empaquetada en un bonito papel de regalo.

Este tipo de historias ocurren por centenares todos los años, en todos los países del mundo, incluido España, por supuesto.

Desgraciadamente, la mayoría de estas historias pasan no llegan a ser descubiertas o pasan sin pena ni gloria, habiéndolas sufrido solo los infortunados que en un momento creyeron en las susodichas fantasías.

No obstante, aquí he de lanzar una pequeña lanza a favor del engaño de las señoritas Beardstown.

Aunque ello no signifique excusar la evidente estafa que hicieron las mismas.

En este caso, el engaño no era tan grande como para acabar con todo el capital de los incautos, como sí ocurre en muchas otras ocasiones, como por ejemplo, Maddoff, o tantos otros.

En este caso, las “señoritas” se conformaron con vender varios libros y mucha publicidad, y no sé si servicios de asesoramiento financiero.

Estafa Bolsa de valores

Todo este asunto comenzó en 1983, cuando un grupo de señoras mayores, de más de 70 años, abrieron un club inversor en Illinois.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Unos años más tarde, en 1994, estas Beardstown Ladies dieron haber conseguido un retorno del 23,5% de media anual durante ese periodo de 10/11 años.

Casi sobre la marcha y con la campaña de publicidad adecuada ganaron una enorme popularidad en los círculos financieros del país, además de sacar un best-seller llamado “The Beardswtown Ladies´Common-Sense Investment Guide”, al que le siguieron nada menos que cuatro libros más.

¿Saben ustedes cuánto se puede ganar con un best-seller y cuatro libros más en los Estados Unidos?

Sin embargo, dicha historia no tardó en encontrar voces críticas, pues había gente, sobre todo profesionales independientes del sector que no creían esos datos de manera tan fácil, al menos no “porque lo dijera un libro”.

Después de todo, se puede reclamar que uno sabe volar pero otra cosa es que eso sea realidad.

Pues bien, la presión se hizo tan fuerte que al final tuvieron que acceder a una auditoría de los datos reales, y para sorpresa del público, se descubrió que el retorno medio de esos años había sido del 9,1%, bastante lejos del 14,9% del S&P 500.

Una lástima, pues todo el mundo pensaba que habían descubierto a las nuevas Warren Buffett, con la ventaja de que en este caso se trataba de un club con varias inversoras, y por tanto, muchos “genios”.

Finalmente, hubo una demanda contra el editor, el cual “arregló” el asunto dando otros libros del a editorial de manera gratuita a los compradores de los libros de las señoras.

 

Imagínense ustedes que compran un best-seller nacional de un gurú que les dice que ha ganado un 25% anual durante los últimos 15 años y que más tarde se demuestra que el tipo solo ganó el 10%.

¿Cuál sería su reacción?

Como dije antes, desgraciadamente, el mundo de la Bolsa, trading e inversiones está plagado de este tipo de historias, sobre todo en el caso del segundo, el trading, donde las historias de fantasías varias están a la orden del día.

Como casi siempre, hay que recordar lo obvio y lo que la mayoría de gente con experiencia en el mundo de la Bolsa sabe: que es muy difícil batir al mercado a largo plazo.

Con lo que las ilusiones por ganar más de un 10/12% al año de media durante periodos de décadas desgraciadamente no están al alcance de todos.

Por otro lado, esta historia nos vuelve a confirmar la triste realidad de este mundo: que es más fácil hacerse rico engañando a la gente que invirtiendo de manera honesta.

De hecho, haciéndolo honestamente no te vas a hacer rico, pues eso es imposible con un 10% de rentabilidad anual. Sin embargo, colocando alguna historia fantasma, vendiendo un puñado de sistemas, libros, cursos, etcétera, te puede incluso hacer rico y sin necesidad de haber ahorrado un poco de capital previo.

Desafortunadamente, y al contrario que en el caso de las Beardstown Ladies, la inmensa mayoría de las estafas nunca son descubiertas y aquellos que las padecieron, en muchos casos, llegaron a perder absolutamente todo.

El mundo de la inversión, es más jodido de lo que parece.

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero