La importancia de la volatilidad en el trading

¿Has tenido alguna vez problemas con la volatilidad en tu trading?

vix volatilidad
El VIX es el medidor por antonomasia d ela volatilidad bursátil mundial

Todo aquel que ha hecho trading el tiempo suficiente sabe de la importancia capital de la volatilidad, ese concepto tan escurridizo y traicionero que cuando parece que lo teníamos dominado vuelve y se venga de nosotros, una y otra vez.

Son pocos los que no han visto como sus sistemas son tremendamente afectados por la volatilidad, para bien o para mal, con un incremento de la misma o con una disminución.

Pero antes de nada vamos a ver un poco de qué va esto de la volatilidad en el trading

¿Qué es la volatilidad?

Bien, muchas veces escuchas o ves en algún medio que hay un incremento de la volatilidad simplemente porque un mercado sube o baja, pero esa no es una condición suficiente.

La verdadera condición para que digamos que hay más o menos volatilidad es cuando el mercado se mueve de manera más o menos nerviosa.

¿Qué es esto de moverse de manera nerviosa?

Pues es como una especie de medidor de las pulsaciones del mercado, de tal modo que un mercado alcista de acciones de varios meses sin sobresaltos tiene un mercado tranquilo y pocas pulsaciones y un desplome del mismo tiene un mercado agitado y muchas pulsaciones.

Cuando aumenta el nerviosismo en el trading

En estos casos tenemos una mayor volatilidad, es decir un mayor movimiento del precio en un determinado momento de tiempo.

Para ver esto mejor podemos pensar en los dos casos de volatilidad más conocidos del mundo del trading y la inversión: la volatilidad de las noticias en el Forex y la volatilidad de los mercados bajistas bursátiles.

En su día hablé sobre cuáles eran los pares más volátiles del Forex, pero en esta ocasión me centraré más en el propio concepto de volatilidad y en este caso vamos a ver el típico ejemplo de las noticias del Forex, que sirve perfecamente para ver cuándo se producen esos momentos de mayor volatilidad – siendo por ello tan buscados para hacer trading.

Los casos más conocidos en el Forex son las decisiones de los tipos de interés de la FED, del BCE u otro gran banco central, o de las nóminas no agrícolas de los EEUU.

Como ya comenté en su día si queremos ver la volatilidad de un instrumento es tan fácil como usar el indicador Average True Range (ATR) y el mismo nos dará la medición del tamaño de los movimientos para el periodo que escojamos.

Volatilidad en las noticias de Forex

Por ejemplo, el siguiente gráfico es de barras de 5 minutos del EURUSD, en un día con una noticia que produjo volatilidad.

que es la volatilidad

En este caso tenemos el ATR de 14 periodos de 5 minutos, con lo que nos mide la media de los últimos 70 minutos.

Como vemos, los periodos anteriores a la noticia el mercado estaba muy tranquilo con barras con el precio moviéndose una media de 3 o 4 pipos cada cinco minutos, una “miseria” en el mercado del Forex.

Más tarde, cuando el evento salió la volatilidad subió ya que el precio empezó a moverse con fuerza hasta llegar a 12 pipos de media por minuto.

Como vemos la volatilidad aumentó un 400%.

Ahí es nada.

Bien, hablando de los pipos esto te parecerá poco pero cuando ves el tema en términos porcentuales o de ratio, siendo la volatilidad 4 veces mayor en las noticias que antes a estas, comprenderás que las cosas toman un enfoque diferente.

Volatilidad en los mercados de bolsa

El caso de la volatilidad en la bolsa suele ser bastante clásico, con los mercados alcistas con menos volatilidad y los bajistas con mucha más volatilidad pues la gente empieza a negociar con miedo y los cambios de precio son mucho mayores en el mismo tiempo.

Esto pasa una y otra vez sin excepción siendo una de las reglas básicas a tener en cuenta si queremos hacer trading en acciones.

La cosa es similar a la de las noticias del Forex pero aquí lo vemos más desde un punto de vista más a largo plazo, no intradiario.

El indicador estrella en este caso es el VIX el cual es siempre mencionado por los canales bursátiles y es seguido por los grandes inversores institucionales.

El hecho es que los mercados alcistas suelen estar acompañados de buenas noticias y un clima de seguridad que hace que los inversores compren y venden de manera tranquila, sin demasiada presión, de ahí la baja volatilidad de los mismos.

volatilidad bursátil

En el caso siguiente del S&P500 podemos ver como la volatilidad estaba rondando los 13 dólares diarios (usando de nuevo el ATR), que sería más o menos un 0,5 del precio del índice en esas fechas. Nada del otro mundo sin duda pero bastante típico de un mercado alcista.

Bien, cuando llegó la corrección comenzaron los nerviosismos y el “miedo al fin del mundo”.

En ese escenario que se repite una y otra vez en los ciclos bursátiles, en unos con más fuerza que en otros, obviamente, vemos como los precios se mueven muy rápido y la media pasa a ser de 50 dólares por día, lo que es prácticamente 4 veces más que la volatilidad del mercado alcista; curiosamente el mismo incremento que encontramos cuando el mercado se pone nervioso en el Forex.

Esto es para los índices principales, pero la cosa cambia para las acciones donde tenemos desde los conocidos chicharros con una volatilidad gigantesca a los dinosaurios bursátiles – de los que hay muchos en España – que apenas se mueven.

Por ejemplo, algunos casos de gran volatilidad los podemos encontrar en acciones populares del momento tipo Netflix, con un movimiento diario de alrededor de un 3% sin necesidad de mercados bajistas.

Bien, estos son los dos casos donde la volatilidad afecta de mayor manera a los traders ya que son los mercados más seguidos del mundo, o al menos hasta hace no mucho.

Un tercer mercado ha llegado para competir por el inmenso mercado de traders: las criptomonedas.

Volatilidad de las criptomonedas

Estos mercados son, al menos hasta el 2018 los más volátiles del mundo.

Si nos damos cuenta los índices se mueven del orden de un 0,5% a un 2% dependiendo de la volatilidad (más si es un gran mercado bajista) del momento.

Con la gran caída del precio de las criptomonedas en el 2018 se ha llegado a un 3% de volatilidad en el Bitcoin, habiendo alcanzado incluso el 10% en las fechas de mayor movimiento de esos mercados a principios de año.

Si comparamos este 3% con el 0,5% típico de Wall Street, vemos que tenemos unos instrumentos mucho más volátiles que la bolsa, por lo que deberíamos tener eso muy en cuenta. Los brokers, desde luego, lo tienen, pues muchos de ellos lo reflejan en su spread.

Sobre esto del spread un poco más luego.

Otras criptomonedas como Ripple o NEO tienen todavía más volatilidad, del orden de un 5 a un 10% diario.

Volatilidad en materias primas

Las materias primas siempre han tenido mucha fama de volatilidad pero lo cierto es que eso no es siempre así.

Las mismas tienen sus ciclos particulares y esa fama les viene de la época dorada del trading de futuros allá por los años 70 del siglo pasado cuando el ciclo de los tipos de interés hizo que los mercados de materias primas fueran los grandes protagonistas.

Esa fue una época dorada del trading en los Estados Unidos cuando se crearon muchos de los indicadores técnicos de hoy en día.

Aunque aquí podemos mezclar los conceptos de volatilidad y tendencia, pues lo cierto es que el petróleo siempre suele tener bastante volatilidad incluso cuando no hay una tendencia definida, y la “volatilidad” de los 70 tuvo lugar junto con una gran tendencia.

En el petróleo podemos esperar una volatilidad de entre el 2 y el 3% de manera habitual, subiendo al 6% o más si tenemos grandes recesiones con colapsos en el precio o simplemente grandes movimientos en el precio del crudo, como las caídas del 2008 y el 2014.

volatilidad materias primas

La volatilidad del oro, sin embargo, suele ser más baja, rondando el 1% normalmente en mercados “tranquilos” y subiendo al 2 o 3% en mercados muy agitados.

La volatilidad diaria del Forex es similar a la del oro, quizá un poco menos, según el par.

Volatilidad en Forex y bonos

Por ejemplo, el EURUSD suele tener una volatilidad del 0,75%, que sube a 2 o más en momentos de mucha incertidumbre en el mercado.

El otro activo muy relacionado con el Forex, ya que depende de las políticas de crédito nacionales, los bonos, que quizá por ello es el mercado que menos interesa a los traders minoristas, pero no por ello deja de tener interés para los traders profesionales o institucionales.

En este mercado, y al menos hasta día de hoy en los mercados más avanzados, como Estados Unidos, Japón o Alemania, la volatilidad ha sido bastante baja, del orden del 0,40% diario en momentos de calma y del 1% en momentos de riesgo e incertidumbre.

Como vemos, todo instrumento es una bestia particular con su volatilidad mayor o menor, lo que hace que hacer trading en dichos mercados tiene que tener en cuenta este concepto.

Volatilidad diaria típicaNormalMomentos de incertidumbre
S&P 500 (índices)0,5%2% a 9%(en casos extremos como 2008)
Netflix (acciones)3%6 a 10%
Bitcoin3%10%
Ripple7%20%
Petróleo2%6 a 8%
Oro1%2 a 3%
EURUSD0.75%2%

Ten en cuenta que esta volatilidad tenderá a cambiar con el tiempo, sobre todo conforme a algunos activos se vayan consolidando, como las criptomonedas, por ejemplo.

Volatilidad, spread y estrategias de trading

No es lo mismo hacer trading en el EURUSD que en Ripple, con una volatilidad 7 u 8 veces mayor.

El stop de 30 pipos en el EURUSD, suponiendo que sea un 0,25% del precio del activo, tendría que tener un equivalente de alrededor de un 2% de stop en Ripple, si al menos queremos aplicar una estrategia de trading similar a la que aplicamos en el par de Forex.

Es decir, si tenemos una estrategia de trading tendremos que tener en cuenta las diferentes volatilidades entre los diferentes activos de tal manera que la misma esté “armonizada” entre dichos pares.

Ahora bien, la cosa no es tan sencilla como parece.

¿Por qué?

Porque el verdadero problema lo tenemos al aplicar una estrategia de trading en un mismo activo, y ver como los cambios de volatilidad destruyen esa estrategia.

Cuántas veces he visto como una estrategia estupenda para una volatilidad baja acaba por ser destruida en cuanto la volatilidad aumenta de manera muy fuerte.

¿Qué hacer ante esto?

La solución no es fácil en absoluto.

No lo es porque una cosa es ver como evolucionan los activos a posteriori y otra cosa es ir haciendo trading en el momento, para lo cual a veces te das cuenta un poco tarde y no eres capaz de meter los ajustes requeridos para poder salvar la estrategia.

Una posible solución sería intentar no operar con determinada estrategia cuando cambia la volatilidad.

Por ejemplo, tengo una estrategia que me va bien con una volatilidad del 1% en el precio del GBPJPY.

Sin embargo, cuando hay desbarajustes en el mercado y este activo alcanza un 2% o más de volatilidad mi estrategia empieza a hacer aguas.

Por lo tanto, una solución sería intentar dejar de operar cuando la volatilidad alcance el 1,9%, por ejemplo.

¿Pero qué estoy diciendo?

¿No se supone que la volatilidad es buena para hacer trading?

Sí, pero hasta cierto punto.

Lo que es verdaderamente bueno para hacer trading es que haya un mercado en dirección determinada, o sea en tendencia.

Eso es mucho más importante que la volatilidad.

Créeme, no vas a querer hacer trading cuando la volatilidad es máxima como en octubre del 2008 en las bolsas mundiales, porque por mucha volatilidad que tengas ahí, el nerviosismo de mercado es tan grande que es casi imposible superar los diversos problemas que vamos a encontrarnos ahí.

No es que en una situación como esa no se pueda hacer trading efectivo, pero la dificultad aumenta de manera dramática.

En esos casos la experiencia dice que es mejor esperar a que la cosa se calme y entrar en un mercado más “sosegado”, como por ejemplo en marzo-abril del 2009.

No obstante, también hay estrategias que van mejor en mercados de volatilidad extrema y mal en los de baja volatilidad.

En cuanto al spread, es un tema que los brokers tienen mucho en cuenta, y no solo aplican un spread más bajo en los activos más líquidos sino también en los menos volátiles.

Si un activo tiene liquidez pero aumenta la volatilidad, los brokers se ven obligados a aumentar el spread de manera dramática.

Ya ves, cuando hay incertidumbre en los mercados, los brokers se preocupan, y mucho.

Por eso, siempre es bueno ver qué spread y qué volatilidad hay en cada momento en cada broker y en cada activo, dos medidas importantes que deberíamos tener en cuenta en nuestro trading.

Esto no lo puedes pasar por alto.

¿Estrategias de volatilidad con las opciones de bolsa?

Una de las estrategias más comentadas en los canales de trading es la posibilidad de comprar opciones para “aprovecharnos” de la volatilidad.

Esta sería la estrategia conocida como “cono de volatilidad” o “straddle”.

Es una estrategia muy sencilla, en realidad, que consiste en comprar una call y una put al mismo precio de ejercicio y esperar que el mercado se mueva mucho.

Aquí será de vital importancia la prima que estemos pagando por dichas opciones, pues no solo dependerá de que el mercado se mueva o no, sino del precio que hemos pagado.

Pero aquí voy a comentar otra vez lo engañoso del concepto volatilidad aquí.

Podemos hacer esta estrategia cuando el mercado ha caído con fuerza y esperar que el precio siga cayendo o que rebote de manera muy fuerte.

Es en esos momentos en los que tendría sentido una estrategia así.

Lo que puede ocurrir es que el mercado suba muy fuerte y una semana después vuelva a caer, con una volatilidad extrema, pero con el precio volviendo al precio de ejercicio inicial.

En ese caso habríamos perdido el straddle incluso con un mercado con volatilidad extrema.

Por eso dije antes que la volatilidad es una cosa y la dirección es otra.

Ahora, también es cierto que esta estrategia necesita de volatilidad para poder llevarse a cabo, lo que no implica que podamos perder la apuesta a pesar de que el mercado se comporte de manera volátil también.

Como siempre, el trading y sus complicaciones.

Lo que es seguro es que tengas la estrategia que tengas siempre vas a tener que tener muy en cuenta a la volatilidad de ese activo, porque de ello depende tu supervivencia como trader.

Saludos y buen trading

Deja un comentario