La importancia del ratio Dow-Oro

la importancia del ratio dow-oro para invertir a largo plazo

Como ya comenté cuando hablé de Kondratiev, hay un indicador que destaca por encima de los demás a la hora de analizar los grandes ciclos de la economía y, por lo tanto, de la bolsa.

Ese indicador es el ratio Dow-Oro.

Todo el mundo sabe que el Dow Jones, o cualquier otro índice de acciones de cualquier país del mundo ha subido mucho en los últimos doscientos años; el Dow, de unas decenas a principios del Siglo pasado a los 17.000 puntos.

Viéndolo así parecería que nuestra sociedad, o la americana, es inmensamente más rica ahora que hace cien años.

Pero, ¿es esto cierto?

En teoría debería ser así, pero la práctica es diferente.

Puede ser que las acciones  valgan mucho más ahora que hace cien años, pero lo cierto es que el dólar que mide el valor de esas acciones vale mucho menos.

De todos los activos, quizá el mejor para medir el ratio de pérdida de valor del dólar con el tiempo sea el oro.

Por eso, vemos que el oro se ha ido apreciando de manera dramática desde el Siglo XX, pasando de 15$ la onza a los 1.200 actuales.

Aquí vemos claramente que el dólar se ha depreciado muy significativamente.

Haz click aquí y abre una cuenta gratuita con el broker más popular para operar CFDs de acciones

El 76.4% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero

De esta manera podemos ver que el mercado alcista de los últimos cien años del Dos Jones no es tan espectacular como parece, y para esto lo tenemos que medir en oro.

Como se podía deducir de los ciclos de Kondratiev el oro, además de los bonos estatales, era el activo que mejor se comportaba en las etapas deflacionarias de la onda, o sea en los “inviernos”.

Aunque no he estudiado los datos de los anteriores inviernos, sí que conozco bastante bien los del último: el de los años 30 del Siglo XX.

En aquella ocasión el oro de los ciudadanos americanos fue confiscado a 15 dólares para luego ser devaluado de golpe a 35 dólares, en una jugada “maestra” de Roosevelt (orden ejecutiva 6102) y las élites americanas.

variacion del ratio dow oro en la gran depresion de los estados Unidos
Gráfico cortesía de macrotrends

Debido a ello podemos decir que aparentemente el oro no fue una buena inversión, pero el hecho es que sí lo fue, y mucho.

Mientras que el Dow Jones colapsó completamente en el periodo 1929 a 1935, las acciones mineras se apreciaron un 500%, y su dividendo acumulado fue del 70% con respecto al precio inicial, así que podemos hacernos una idea.

El hecho de que el Gobierno Federal confiscó el oro fue el pistoletazo de salida para el gran mercado alcista de acciones mineras de la época; así como también para el colosal mercado alcista de bonos gubernamentales.

En aquella ocasión se cumplió a la perfección la teoría de Kondratiev, el ratio Dow-Oro cayó a 2, después de estar en máximos de 18.

El oro y las mineras fueron, junto con los bonos estatales, los grandes ganadores de la Depresión.

Las acciones, las materias primas y todo lo demás fueron casi destruidos.

Ratio de Dow oro

Cortesía de Sharelynx Es interesante ver que durante el Estándar del oro apenas había grandes variaciones. Todo comenzó con la creación de la Reserva Federal y el varapalo de Roosevelt

Hay un detalle bastante interesante si analizamos el ratio Dow-Oro durante doscientos años (1).

Y es que los extremos de dicho ratio tuvieron un cambio bastante fuerte en el Siglo XX, produciéndose en la última crisis inflacionaria, la de los años 70, una ruptura de la tendencia casi perfecta que llevaba este ratio desde principios del Siglo XIX.

Como ya comenté cuando hablé de Kondratiev, hubo un hecho que tuvo bastante que ver con ello. Esto fue la ruptura definitiva del Gold Estándar por Nixon en 1971.

Aviso de riesgo:los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

A partir de ahí, comenzó la gran oscilación final.

El primer gran coletazo se produjo en el gran mercado alcista del oro de los años setenta, donde el ratio casi llegó a valer uno.

Así mismo, a continuación se produjo un mercado alcista de acciones como nunca visto que llevó el ratio a su nivel máximo en cerca de 50, en los años más exorbitantes de la burbuja del Nasdaq.

Viendo estos movimientos extremos, hay algo que me dice que el siguiente gran coletazo de este ratio pordría ser a la baja, y no me sorprendería en absoluto que veamos valores por debajo del uno.

¿Será el Dos Jones el que colapse hasta los 500$?, o ¿será el oro el que suba hasta 20.000$?

¿Qué terminará por hacer el ratio dow-oro?

Uno de los escenarios posibles, es en el que el Dow y el oro colapsarán inicialmente para luego, en un intento suicida de los políticos de salvar la economía, irse a la estratosfera de manera conjunta, con mayor velocidad del oro por supuesto.

Volviendo al inicio, parece claro que el Dow Jones no se ha apreciado mucho si lo medimos con el oro.

Quizá no sea una mala idea tener algunas onzas de oro o acciones mineras en mano después de todo. Solo el tiempo dirá.

 

  1. Lo cual podemos ver en la página especializada en inversiones de oro, sharelynx.com.