La quiebra de un bróker. El caso Worldspreads

Hace unos cuantos años decidí abrir una cuenta en Worldspreads.

Quería abrir cuentas con brokers que estuvieran en España y este era uno de los que había.

Era una cuenta pequeña, de prueba, a ver qué tal funcionaba ese bróker.

La misma fue sin pena ni gloria, pues en aquellos días estaba probando un sistema de swing trading que no era ni bueno ni malo.

Luego de unos meses operando con Worldspreads decidí retirar el dinero con la cuenta más o menos como cuando comenzó.

Quiebra Broker

De los brokers que tenía en ese momento Worldspreads era el que menos me gustó.

Su plataforma era bastante rudimentaria y sus gráficos ni me molestaba en usarlos. Simplemente usaba los gráficos de otros brokers y en Worldspreads ponía las órdenes correspondientes.

Como ya dije, finalmente decidí cerrar la cuenta porque no me gustaba mucho su sistema y me quedé con otros brokers; y gracias a que tomé esa decisión, porque pasados unos meses o un año, no recuerdo cuanto, Worldspreads quebró, y todos los clientes que tenían cuentas como la mía no pudieron recuperar su dinero, y creo que a día de hoy tampoco lo han hecho.

Lo curioso del asunto es que a pesar de haber cerrado la cuenta en su momento, el regulador británico y la auditoría responsable de llevar la investigación del asunto me empezaron mandar emails del procedimiento de quiebra. Supongo que encontrarían mis datos de cuenta y email por algún lado en la caótica base de datos de Worldspreads y pensarían que aún era uno de los clientes afectados por la quiebra.

A día de hoy todavía recibo algún email, el último no hace mucho. De hecho en el último email me mandaron un enlace a KPGM en el cual al parecer dicen que los clientes recibirían 5 peniques por libra, es decir, si no me equivoco, un 5% de lo que tenían en sus cuentas.

Menos es nada sin duda.

En otros casos creo que ni un penique recibieron los clientes.

Aquí al menos se ha de reconocer el hecho de que el regulador británico se puso manos a la obra de inmediato para estudiar el asunto y ha estado informando a los “clientes” durante todos estos años.

Esperemos que para cuando acabe el proceso los mismos hayan recuperado algo más que esos 5 peniques.

Aquí es importante darse cuenta de que tener una cuenta en un bróker regulado en un país de la Unión Europea, EEUU o Australia, nos proporciona una seguridad extra a la hora de tener problemas con el bróker.

En otros casos, con brokers domiciliados en las Vírgenes o las Bahamas, por decir algo, no tenemos la misma seguridad.

En esos casos no tendrás mucho que reclamar; y no solo en el caso de quiebra, sino también en casos como cuando el bróker decide no enviarte tu dinero de vuelta o estafas de ese tipo, las cuales son bastante comunes en el mercado global de brokers de forex y cfds.

Así que mucho ojo.

El caso de Worldspreas es típico de este mundillo. Cuentas de clientes mezcladas con los fondos de la compañía y a vivir de los nuevos depósitos en lo que se puede considerar un esquema ponzi bróker style.

Esto es muy común en los brokers de instrumentos sintéticos como cfds, forex, binarias o spread betting, aunque no falta tampoco en colosos de la talla de Refco o MF Global.

En el caso de Worldspreads la compañía tenía anotados 29,7 millones de libras en cuentas de clientes pero en realidad solo disponía de 16,6 millones. ¿Dónde estaba el resto?

Pues el resto había sido consumido por los gastos fijos de la compañía, la cual obviamente tenía mayores costes fijos de lo que sus clientes “perdían” mes a mes, teniendo que recurrir a “comerse” el capital del resto de clientes que aún no habían perdido.

Imagino que los sueldos de los gerentes y demás no serían modestos.

¿Quién puede ser modesto hoy en día en la City?

Si basas tu negocio en que cada mes te van a depositar 4 millones de libras y cuentas que los clientes van a perder 2 de media cada tres meses haciendo day trading, pues puedes calcular una estructura de brókerage con unos gastos fijos aceptables para tener beneficio y guardar un balance sano.

El problema en algunos casos – en otros hay robo puro y duro – es que las previsiones de nuevos clientes fallan y la compañía se ve en pocos meses con un agujero de varios millones de libras; si la situación no se revierte de manera espectacular solo es cuestión de tiempo que alguien se dé cuenta de que el negocio no va y que no hay sillas para todo el mundo.

Supongo que el caso del pobre desempeño de la plataforma de trading de Worldspreads con respecto a sus competidores no ayudó mucho a la hora de ganar los clientes necesarios para ser un negocio solvente.

Añadir además que tanta auditoría y balances contables no sirven de mucho en estos casos.

Se pueden hacer malabares con estas cosas, y ya sabemos que este mundo de la transparencia financiera está bastante podrido.

El número de trajes y corbatas es proporcional al nivel de choriceo que pulula por ahí.

Una lástima, pero es la triste realidad.