La supuesta austeridad y el final de la crisis

Austeridad económica

La gran mayoría de la gente piensa que la “austeridad” es la culpable de la crisis.

De hecho, dicha austeridad amenaza con romper, no solo el euro, sino al mismo Reino Unido, cuyo satélite Escocia y su partido nacionalista, el SNP (Partido Nacional Escocés).

Así es como ese partido consiguió la gran cantidad de votos en las últimas elecciones británicas.

Lo mismo se puede decir de Syriza, la cual ganó por su negativa a los recortes.

Más que el paro, la delincuencia, la inmigración o cualquier otro problema, parece que lo que más influye en los territorios de la periferia es el tema de la austeridad.

Lo mismo ocurre en España e Italia, países donde el sentimiento contra los “recortes” goza de mayor popularidad, de ahí la subida de los partidos anti-austeridad, Podemos y 5 Star.

La característica común de estos ejemplos, es la de países o territorios que están encuadrados de otro territorio mayor, y que además, son menos productivos que sus vecinos del Norte, en el caso europeo, o del Sur, en el caso británico.

¿Qué es austeridad?

Lo cierto, es que las economías griegas, escocesa o española son totalmente deficitarias en cuanto a producción se refiere.

En esos países, como en ningún otro de Europa, es donde se notan los efectos de la supuesta austeridad.

Pero dicha austeridad, es evidentemente un mito.

No es que haya austeridad ahora.

Es que en primer lugar, no hay austeridad.

Ni siquiera hay verdadera austeridad en Grecia, cuyo Estado gasta prácticamente lo mismo hoy en día que hace siete años. Lo mismo podemos decir de España, donde el Estado en su agregado gasta más que en el 2007.

¿Austeridad?

¿Dónde?

Bueno, sí, algo de austeridad hay, sobre todo en el sector privado, sobre todo el 25% de parados de Grecia y España. En el caso de Escocia no podemos decir lo mismo, con el 5,9% de paro, podríamos concluir que el mercado laboral aún funciona, al contrario que sus vecinos europeos del sur.

En el sector público, poca austeridad ha habido. Ha sido recortar un 5% aquí, otro 2% allí, y añadirlo en otras partidas un par de años más tarde.

La única diferencia, es que los últimos años el Estado no ha podido crecer como lo estuvo haciendo los 20 años previos al 2007.

Eso es lo que llama la gente austeridad.

Un menor crecimiento en las tasas de estatalización y burocratización de la sociedad.

El problema, es que la gente del Sur de Europa, piensa que la culpa de la crisis es la austeridad y cosas por el estilo, cuando en realidad, es el crecimiento del Estado de los veinte años previos la verdadera causa de la crisis de la que no parece que vayamos a salir jamás.

¿Cómo vamos a salir? Si la gente se resiste a disminuir el tamaño del Estado.

Es más, la mayoría de la población quiere o piensa que con un Estado más grande, casas gratis para todos y una Renta Universal, podríamos salir de la crisis.

Es decir, la gente cree que para salir de la crisis hay que construir más de lo que precisamente nos ha llevado a la misma.

Por supuesto, la gente se equivoca.

[cta id="8984" vid="0"]

Terminar con la austeridad no acabará con la crisis, como piensa el líder del SNP, Sturgeon (1) o Sripas, sino que la acelerará hacia una hecatombe final.

La diferencia con Venezuela, por ejemplo, un país donde hace 15 años las políticas son de anti-austeridad extrema, es que Grecia, Escocia o España no tienen las mayores reservas petroleras del mundo. Ni suelos ricos en agricultura y minerales.

Lo que no entienden esos partidos y mucha gente es que para terminar con la austeridad hace falta gastar más. Que para “gastar más” hay que subir impuestos de manera radical, sobre todo en economías tan patéticas como la griega. O eso o que los alemanes sigan pagando la fiesta (verdadero objetivo de Syriza y cualquier otro partido chantajeador).

Pero “gastar más” no se consigue subiendo los impuestos un 50% para crear “Rentas Universales”. Puedes crear una renta universal como la de Corea del Norte, o la de la Rumanía de Ceaucescu, y acabar definitivamente con la austeridad. Pero no podrás “gastar más”, por el simple hecho de que tendrás mucho menos que gastar, pues en una sociedad así, por ejemplo, en una Grecia independiente y comunista, la huida de capitales y personas sería enorme, amén de la destrucción final de la escasa producción interna.

La cuestión es que en los próximos años vamos a ver un enconamiento y subida de popularidad de las posiciones anti-austeridad, una vez que se haga patente la próxima recesión y veamos cosas muy feas en los mercados.

Cuando eso ocurra, puede ser que incluso Alemania u otros países supuestamente anti-austeridad, se unan a la cruzada keynesiana para terminar con la crisis.

Será eso, o será la ruptura de Europa y probablemente, el Reino Unido.

Hay días que creo que será la primera opción y otros que la segunda. Lo que sí tengo más o menos claro es que en Europa o Gran Bretaña no ha llegado la verdadera crisis, y por tanto, tampoco la austeridad. La de verdad, no una “austeridad” en la que la mayor parte de la población con trabajo está pensando en viajes banales. Una austeridad más parecida a la de Harare en el 2008 o la de Caracas tal día como hoy.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero