Las elecciones europeas del 2014 y el futuro de la Bolsa

Las últimas elecciones generales europeas sin ser demasiado importantes en lo que a las políticas nacionales se refiere –aunque de estas poco va quedando ya en Europa-, sí que lo han sido desde un punto de vista simbólico y sobre todo, como advertencia de lo que está por venir. No es que aquellas personas que tengan inversiones o se dediquen a operar en la bolsa con una regularidad tengan que estar pendientes de lo que ocurre en el Parlamento Europeo; más al contrario, harían bien en permanecer ajenas a lo que ocurre en el mismo, por razones de salud y porque el tiempo se puede dedicar mejor a otras cosas.

La señal que nos envía estas pasadas elecciones de 2014 ha sido bastante clara: los partidos de carácter socialista radical han avanzado con fuerza en Europa; y eso que nos encontramos en medio de una supuesta recuperación, con el mercado alemán en máximos históricos. Cuestión diferente son los mercados español, griego y francés, y quizá ello nos da una pista de porqué en esos países el aumento del voto radical es mucho más acusado que en Alemania; es decir, las cosas andan bastante peor por el sur de Europa que por el norte, pero eso es algo que todo el mundo sabe.

Por otra parte me pregunto cómo será la situación después de la siguiente ronda de crisis que está por venir en Europa, y con las bolsas, incluida la alemana, por los suelos; reflejo de una situación que a día de hoy es de quiebra total, sino de hecho, sí de facto, y esto es algo que van a comprobar los mandatarios de la UE –aquellos para los que ya no hay crisis- dentro de poco.

El caso más “alarmante” es el de Francia, donde el partido de corte nacionalsocialista el Frente Nacional de Le Pen, ha ganado las elecciones con el 25% de los votos. Ese partido podríamos considerarlo como casi comunista desde un punto de vista económico, con la salvedad de que es contrario a la inmigración. Ni que decir que este partido no es muy favorable de las operaciones bursátiles ni de nada que se le relacione.

Podemos estar seguro de que en caso de ganar con mayoría unas elecciones nacionales el negocio de la bolsa estaría casi con toda seguridad acabado, o al menos para los minoristas. El futuro del sector en Francia pinta negro. Además como la situación tiene todos los visos de empeorar, lo más probable es que la izquierda radical comunista, opuesta a este partido aumente de manera dramática, o que el partido socialista de Valls se radicalice mucho más, y entonces tenemos una bomba de relojería con la cual habrá problemas de orden mucho mayor, y el tema de la bolsa pasará al olvido rápidamente.

Hay otros países donde las fuerzas radicales han tenido bastante éxito, como Holanda, Dinamarca, Austria, Grecia y España. En la mayoría de los casos han aumentado los partidos nacionalsocialistas, a excepción de España, y en todos los casos han aumentado los partidos de corte comunista, aunque la gente se empeñe en denominarlos de otras maneras, para resultar más halagadores al oído.

El caso de España, es bastante ilustrativo. Los partidos mayoritarios que han gobernado durante la democracia han recibido un fuerte varapalo, y los dos partidos de izquierda radical han aumentado de manera muy fuerte, de tal modo que entre los dos suman 11 escaños con respecto a los 14 del partido socialdemócrata tradicional. A este ritmo, y cuando colapse la economía española, preveo que los partidos de extrema izquierda ganarán las elecciones en España.

A este respecto no hace falta decir mucho sobre el programa económico de los mismos y lo que piensan sobre las operaciones en la bolsa y los tributos de la misma.

El futuro del sector en España, al igual que en Francia, es negro oscuro. Será interesante ver qué ocurre cuando dichos partidos de corte comunista ganen las elecciones generales, e intenten llevar a cabo sus promesas de campaña. Ni que decir, que la situación presupuestaria del país no podría soportar ni un 5% de dichas propuestas, y más si tenemos en cuenta de que el país, más que satisfacer nuevas propuestas, debería empezar a devolver todo lo que debe, y no solo hablo del Estado, sino del IBEX35, lo cual es decir.

No me gustaría decir esto, pero es la realidad. El futuro del sector bursátil en la Europa continental es poco halagüeño. Creo no equivocarme si digo que de aquí a unos años, va a ser casi imposible operar en la mayoría de los países europeos. Cuando llegue la siguiente ola de esta crisis, veremos un ascenso aún mayor de los partidos radicales, y al mismo tiempo veremos una radicalización aún mayor de la Unión Europea, hasta el punto de que la misma transitará a un modelo semisoviético.

Por lo tanto, tendremos aumento de socialismo interno y externo; tanto en las políticas nacionales, como en la transnacional (UE). Tasas financieras sobre los mercados es lo mínimo que vamos a ver. De momento no es algo en lo que debamos pensar, y sí seguir con nuestras vidas. Ya llegará el momento de pensar en ello cuando llegue. Muchas más cosas van a cambiar además, no solo la Bolsa.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero