Las velas japonesas

Las velas japonesas son una de las técnicas mas usadas del mundo para el seguimiento y análisis de los gráficos bursátiles y de los mercados financieros.

Si te fijas en los artículos escritos en esta web, por ejemplo, te habrás dado cuenta que la mayoría de los mismos tienen una especie de figuras que van describiendo los precios de los activos financieros.

Una especie de rectángulos verticales compuestos por unas líneas que sobresalen por la parte superior e inferior.

Dichos rectángulos invertidos son de dos colores: el alcista y el bajista.

Estos rectángulos con sus líneas correspondientes no son otra cosa que las famosas velas japonesas, figura esta, la de las velas, con las que también podríamos comparar estos tipos de barras o rectángulos.

En este caso pongo un ejemplo con velas negras bajistas y blancas como alcistas.

Máximos, mínimos, apertura y cierre

En este sentido estaríamos asimilando las negras con lo negativo al igual que con la magia asocian la vela negra a rituales de carácter maligno.

Lo contrario pasaría con el color blanco asociado al lado alcista pues el blanco se asocia a los que buscan el bien.

Aunque los colores de las velas son irrelevantes, pues cualquiera puede configurar los colores en su plataforma favorita e incluso poner el negro como alcista y el blanco como bajista.

Otros colores típicos en los gráficos de velas son el verde o azul para el lado alcista y el rojo para el bajista.

Luego ya dependerá de cada uno los colores a utilizar en los gráficos que usemos.

Aquí lo del color es un aspecto secundario o simbólico.

Lo que de verdad interesa es el análisis de las figuras que nos van dibujando dichas velas.

Origen de las velas japonesas

Esta manera de interpretar y utilizar los gráficos fue introducida en Japón en el siglo XVIII por traders japoneses del mercado del arroz.

El creador de estas velas, un hombre llamado Homma era un trader del mercado de futuros de la época.

El mismo descubrió que usando esta técnica de dibujar estas velas para determinados periodos de tiempo podía encontrar una serie de patrones que se cumplían con una regularidad más o menos aceptable.

Mucho más tarde, allá por los 90, el concepto de velas fue introducido en el gran mundo del trading occidental por Steve Nisson con su libro de técnicas de gráficos con velas japonesas.

Sin embargo, según Nison, el creador de estas velas, Homma no las utilizaba sino que este interpretaba esos máximos y mínimos de cada periodo de otra manera, aunque similar a lo que podemos ver con las velas.

¿Cómo se forman las velas japonesas?

Como podemos ver en la imagen del principio las velas son muy simples.

Si tenemos un periodo de un día y usamos velas de una hora tendremos 24 velas si es un mercado como Forex u ocho o nueve si son de una acción que abre a las 8 y cierra a las 4.

Las velas nos muestran el precio mínimo del periodo, el máximo, el de apertura y el de cierre.

Vistas así podemos ver cómo nos dan una información más completa que si utilizamos el típico grafico de líneas donde no vemos máximos ni mínimos sino solo un precio único que puede ser el de cierre.

Con las velas podemos ver que podemos encontrar cosas extrañas pues a veces entre el precio de cierre y los mínimos y máximos hay diferencias enormes.

Esas diferencias nos suelen dar pistas de que algo ha ocurrido en el mercado y de que es posible que pueda tener unas consecuencias para el movimiento futuro del precio, que es en lo que estamos interesados.

Normalmente cuando tenemos un mercado alcista tenemos muchas velas del color asociado al alza y al contrario cuando un mercado bajista.

Lo interesante en este caso sería descubrir cuando se va a producir un mercado alcista o uno bajista.

Uso de las velas japonesas

Estas son usadas en cualquier tipo de grafico financiero, ya sea de futuros, Forex, acciones, bonos o de cualquier instrumento que podamos pensar. Las mismas cumplen los mismos patrones en diferentes mercados, aunque hay que decir que unos mercados se mueven de una manera un poco diferente a otros.

El uso más simple es usarlas para ver un grafico de Bolsa o financiero.

La mayoría de los inversores las prefieren a los gráficos de líneas o de barras clásicas.

Los de barras, como dije antes, no nos dan mucha información más allá del precio de cierre lo que deja de lado bastantes cosas que sucedieron por el camino.

Los de barras son esencialmente iguales que los de velas pero son un poco más difíciles de ver en un grafico grande pues las barras son iguales entre si, es decir no se diferencian por color.

En cuanto a los máximos, mínimos, cierres y apertura, son iguales que las velas japonesas pero menos visuales.

Aquí tenemos el primer uso: el de usarlas para ser la base de nuestros gráficos de Bolsa, es decir la manera en que preferimos ver los mismos.

Grafico de lineas bolsa
Gráfico de líneas
Gráfico de barras en Bolsa
velas japonesas grafico
El mismo gráfico pero esta vez de velas japonesas

Sin embargo el uso más interesante de las graficas es el relativo a la del análisis de las diferentes figuras que forman las mismas para intentar predecir lo que va a ocurrir en el futuro.

En un análisis de este tipo era en lo que se basaba Homma para poder negociar los mercados del arroz con éxito.

Estas velas son unas de las herramientas del Análisis Técnico más populares y usadas el mundo y no son pocos los que las estudian en profundidad.

Los estudios de las mismas los podemos aplicar a los gráficos de todas las duraciones posibles, desde 1 minuto hasta los mensuales.

Muchos dicen que los patrones de las mismas se cumplen de manera igual para los gráficos de largo que los de corto plazo aunque esto es algo que me temo que no se cumple en la realidad.

Al igual que con el resto de los indicadores, como el MACD o las medias móviles, por ejemplo, puedes estar seguro que es en los gráficos de largo plazo donde se darán las mejores señales y confirmaciones del indicador.

En el corto plazo, por ejemplo los gráficos de 1, 5 y 15 minutos vamos a tener mucho ruido y pocas nueces.

En teoría las velas nos pueden dar unas figuras de vuelta y de continuación.

Como el propio nombre nos lo indica, las de vuelta son supuestamente las que nos dicen que una tendencia llega a su fin y el mercado comienza otra tendencia contraria.

Las de continuación nos muestran que el mercado sigue en la tendencia actual.

Encontrar ambas figuras es el objetivo que un buen estudiante de las velas japonesas tiene. Luego vendrá el poner los conocimientos en juego y buscar la ganancia.

Como veras el número de velas básicas y de patrones es muy grande.

Sin embargo, no se trata de que nos lo aprendamos por completo sino que seamos capaces de leer los gráficos de velas y comprender cuando es más probable que suceda algo en el mercado: o bien la continuación o bien la reversión.

Velas japonesas básicas

Entre estas tenemos varias como: la vela corta, la vela normal, la larga, marubozu, marubozu abierto, marubozu cerrado, doji, peonza, doji de cuatro precios, doji de piernas largas, paraguas y paraguas invertido.

Si nos fijamos en los gráficos de cualquier instrumento veremos que la mayoría de los mismos tienen algunas de estas figuras.

doji Velas japonesas

Por ejemplo, aquí podemos ver algunas de estas figuras de manera clara, tanto la vela normal, como el marubozu abierto alcista o el doji.

Si nos fijamos, tanto el marubozu abierto como la vela normal las hemos puesto en ejemplos alcistas pero lo mismo puede darse para ejemplos bajistas.

Para ello solo tendremos que invertir la vela y tenemos lo mismo.

De entre estas velas que tenemos aquí la más clara de todas puede ser el marubozu abierto alcista que nos dice que el mercado está con mucho poder de compra lo que en muchas ocasiones quiere decir que el mismo va a seguir alcista.

Las figuras del doji o de una vela normal alcista o bajista nos dan menos información, en principio. Aunque la cosa puede cambiar si las mismas forman parte de un patrón.

Patrones de velas japonesas

Aquí es donde viene la parte más interesante de las mismas, pues es con la conjunción de varias velas con lo que podemos probablemente sacar unas conclusiones más adecuadas.

El número de patrones que podemos encontrar es bastante grande y los japoneses pusieron nombres a todos ellos.

Evidentemente no tienes por qué aprenderte estos nombres sino más bien el concepto de cómo visualizar las barras y la información que las mismas nos pueden dar.

Esto es algo que tenemos que hacer “a ojo”, por decirlo asi.

Entre los patrones más conocidos tenemos: martillo, apoyo ceñido, punta envolvente, harami, cruz de harami, martillo invertido, punta penetrante, estrella doji, líneas encontradas, la paloma mensajera, minimos o máximos coincidentes, patada, soldado blanco, lucero del alba, lucero del alba doji, bebe abandonado, tres estrellas, gap bajista o alcista de dos conejos, suelo de tres ríos, tres soldados blancos, bloque descenso, deliberación, dos conejos, tres velas interiores, tres velas exteriores, tres estrellas en el sur, sándwich de palo, alerta de apretón, gap bajista de triple formación,  pequeña golondrina ocultada, línea de escapada, peldaño inferior, gap alcista tras suelo alcista, stop loss alcista.

Todos estos patrones tienen su contrapartida alcista o bajista según le demos la vuelta.

Si bien es difícil encontrar que se de uno de estos patrones de manera perfecta podemos encontrar los mismos de vez en cuando de manera bastante aproximada a la perfecta.

Un buen ejemplo de los mismos es uno de mis favoritos: la pauta envolvente alcista o bajista.

pauta envolvente velas japonesas
Aquí podemos ver como la barra alcista que termina con la bajista es muy larga indicando gran fuerza de compra
Aquí podemos ver el movimiento que siguió tras dicho patrón

En este caso tenemos una pauta envolvente alcista que es cuando la barra alcista que finaliza el movimiento alcista supera a la anterior bajista en sus mínimos y máximos. Es decir, la barra alcista que finaliza el movimiento bajista envuelve totalmente a la última barra bajista.

Esto es una “señal” de fuerza de compra muy fuerte.

Lo que no quiere decir que sea una señal que se ha de cumplir de manera perfecta pero si que suele acertar en muchas ocasiones.

En este ejemplo, sin ir más lejos, nos dio una señal de más de 800 pipos al alza en el GBPUSD lo que no está mal.

Velas japonesas y análisis técnico

Las velas japonesas son bastante buenas para dar información sobre los momentos de giro, cosa que podemos usar para complementar con los indicadores de análisis técnico.

Es decir, si tenemos una señal de giro que luego es confirmada por un RSI esto puede confirmarnos que el precio está tomando una pauta determinada.

Si además, a esto le añadimos cambios en el volumen, pues entonces quizá podamos tener mejores posibilidades de tener aciertos y hacer buenas operaciones.

No obstante, quiero decir mi opinión personal al respecto.

Al igual que con el análisis técnico, creo que las mejores posibilidades de realizar trading con este tipo de patrones las vamos a encontrar en los gráficos de mayor duración. Como mínimo los de velas japonesas de 4 horas.

Todo lo que sea menos que eso va a estar sujeto a mucho ruido.

La experiencia en el trading me dice que todo lo que esté por debajo de esas duraciones nos va a llevar a muchas señales erróneas.

Sobre este tema podríamos ver el trabajo de Neil Fuller en su blog “Learn to trade the market” en el cual el mismo se basa en el estudio de los patrones de velas pero usa gráficos de 4 horas y diarios ya que, igualmente, considera que los gráficos menores, por ejemplo, los de 5 o 15 minutos tienen muchos problemas que nos llevan a tomar muchas decisiones erróneas.

Esto tampoco quiere decir que los gráficos de mayor duración y estas técnicas de velas japonesas supongan el secreto para triunfar en el trading, pero si os puedo decir que el tema de la duración en los gráficos es fundamental para poder realizar estrategias positivas de trading.

Deja un comentario