Laurence Kotlikoff dice que el verdadero déficit de los EEUU es de 5 billones

Según un artículo de USAwatchdog, el economista americano Laurence Kotlikoff recientemente testificó en el Senado de los Estados Unidos y dijo algo así:

“Les dije que el déficit real del 2014 no fueron 500 o 300 mil millones de dólares, o lo que sea, sino más bien 5 billones. La mayoría de las obligaciones de pago del gobierno son mantenidas fuera de los libros mediante espurias tácticas contables”

“Si coges todos los gastos que el gobierno tiene pensado hacer en el futuro, tal y como son proyectados por la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), todo el gasto en defensa, en carreteras, sueldos, seguridad social, Medicare, Medicaid, gastos sociales, etcétera, lo sumas y lo comparas con los ingresos en impuestos proyectados, te saldrá una diferencia de unos 210 billones de dólares. Ese es el déficit fiscal. Esa es nuestra verdadera deuda”.

Según Kotlikoff, no es cuestión de si van a colapsar, sino de cuando.

A pesar de que la mayoría de la gente piensa que los Estados Unidos no pueden quebrar, la verdad es que su situación financiera y fiscal es insostenible, más que nada, porque como dice Kotlifoff, las proyecciones de gastos para el futuro son una auténtica locura.

Desgraciadamente, eso es algo que también ocurre en el resto del mundo avanzado, y muy particularmente en Europa, donde los programas estatales, las pensiones, ayudas sociales y demás proyecciones también se disparan de manera disparatada hacia el futuro. Futuro que tenemos ya aquí casi.

Esto es algo que no deja fuera a nadie, ni siquiera a Alemania, cuestión de la que la gente ni siquiera se da cuenta.

Simplemente, las estructuras públicas se han hecho tan generosas con el tiempo, que los políticos (y la gente) han perdido toda referencia de qué es posible y qué no, si es que alguna vez la tuvieron.

La construcción de los últimos 30 años de la democracia llevó a desarrollar programas sociales de todo tipo, incluidas mejoras en las condiciones de las pensiones y la seguridad social, de tal manera que la sociedad se ha escorado totalmente hacia ese sector, es decir al social.

De tal manera, tenemos cada vez mayores números de pensionistas, y no solo eso, sino que las mismas acaban por ser superiores a los salarios de los jóvenes; de los cuales la mayoría ni tienen trabajo, pues no olvidemos que buena parte de estos se están “formando” en universidades, con lo que el verdadero paro juvenil en España sería más del 90 que del 50%.

Por un lado, tenemos la tendencia a que los gastos sociales, de pensiones y de seguridad social aumentan, y por otro, tenemos que los ingresos fiscales tienden a reducirse.

 

¿Pero por qué se reducen los ingresos fiscales?

 

Pues porque en el panorama de los últimos 30 años, las economías avanzadas se han burocratizado de manera bestial, a la par que han aumentado los “derechos” sociales.

Lo cual no es sino una manera embrollosa de decir que “el Estado ha crecido mucho”.

Cuando unes esas dos divergencias: subida de los “derechos” sociales (es decir, gente que cobra sin trabajar o aparentando que trabaja) y disminución de la producción real (desindustrialización y burocracia), y tienes la fórmula para el desastre.

Por ejemplo, un caso típico de cómo van aumentando los gastos del Estado asociados a los derechos sociales lo forma el de las pensiones de los trabajadores públicos y de multinacionales.

Hace cuarenta años, el número de empleados públicos era de 700.000 en España, mientras que el número de trabajadores autónomos y sin “cotizar” era máximo, con lo que el número de pensiones altas tendería a ser muy bajo.

Hoy tenemos el caso contrario. El número de funcionarios, que ronda los 3.000.000 asegura que habrá un número de pensiones altas mucho mayor en el futuro próximo (ya sabemos que la pensión de un autónomo medio y la de, por ejemplo, un maestro o policía no tienen nada que ver).

Es decir, que las obligaciones de pago del Estado en el apartado de pensiones se prevén que van a crecer de una manera muy fuerte.

¿Cómo se va a pagar eso con el sector productivo del país en decadencia y con la mitad de la población juvenil en paro?

Muchos dicen que la solución es traer extranjeros.

Pero, ¿Solucionar el problema de las pensiones en un país con un 25% de paro y 50% de paro juvenil?

¿Están bromeando no?

¿O sea que trayendo más inmigrantes para unirse a la cola del paro es la solución para pagar las pensiones?

Tienen gracia los políticos y economistas que salen con esa solución mágica.

Lo curioso es que después vas a la sección de servicios sociales de un ayuntamiento y la ves llena de inmigrantes (y no inmigrantes) pidiendo ayudas para comida, transporte, vivienda, material escolar, etcétera.

Esto es algo que ocurre en todo Occidente sin excepción. Todos los programas del Estado han aumentado de manera dramática, sobre todo en los últimos 20 años, pero la realidad es que no se van a poder pagar los mismos con las cifras actuales.

Pensiones habrán, pero ¿de qué importe? ¿Tendremos pensiones a la cubana?

[cta id="8984" vid="0"]

El futuro próximo depara unas cuantas sorpresas a las tranquilas y optimistas masas de Occidente, la mayoría de las cuales piensan que el crecimiento de “derechos” es la causa de la riqueza.

Algunos terminarán por darse cuenta – otros nunca se darán cuenta – de que sobrepasado un límite de “derechos” la consecuencia fue la destrucción de la riqueza. De la riqueza para el pueblo, se entiende. La élite seguirá teniendo buenas y lujosas vacaciones. Y si no que se lo pregunten al hijo de Fidel Castro, Antonio Castro.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero