Marc Faber y la parábola del Titanic

En su última entrevista Marc Faber hizo una alegoría bastante recurrente en las situaciones en las que sabes que las cosas van a terminar mal, pero que por alguna razón parecen mantener la calma. Esta no es otra que la alegoría del Titanic. El comentario lo hizo en una entrevista en la CNBC. Esto fue lo que dijo:

Cuando veo a la totalidad del sistema financiero….me siento como si estuviera en el Titanic. Estamos luchando por los asientos del barco, es decir, cuales son los activos que se están comportando mejor o peor, etcétera, pero creo que en realidad lo mejor sería encontrar los botes salvavidas y las escaleras a los mismos, porque creo que el sector financiero va a implosionar algún día”

Por algo lo llaman el Doctor Bloom Gloom and Doom.

 

Al igual que en el Titanic, hay "pocos botes salvavidas"
Al igual que en el Titanic, hay “pocos botes salvavidas”

 

Así mismo, Faber dice que no espera para nada subidas de tipos por parte de la FED, sino mayores políticas de Quantitative Easing. Y también el hecho de que los precios en las grandes ciudades de Occidente se han disparatado en todos los sentidos.

“No veo demasiada mejora económica por ninguna parte”.

El hecho es que yo tampoco la veo, pero para ello no hace falta haber estudiado ningún Master, sobre todo si vives en España. A no ser, claro, que formes parte del equipo asesor de Mariano Rajoy, que lleva años viendo que la cosa “mejora”. Aunque esta es una enfermedad en todos los políticos de las corruptas democracias actuales.

Recordemos los mensajes de Zapatero sobre que no había crisis.

Después de todo es gracioso ver en perspectiva los años de José Luis.

 

Lo que me llama la atención de la entrevista es algo a lo que al final siempre llego, a pesar de cualquier brote de verde de optimismo pueda surgir: y es que el sistema está total y absolutamente quebrado y lo que estamos viviendo estos últimos años en las Bolsas no es sino una burda fantasía, típica de un sistema moribundo y corrupto. Lo de que está moribundo habrá gente que no estará de acuerdo, pero del hecho de la corrupción, creo que habrá pocos que no crean que vivimos en un sistema total y absolutamente corrupto.

El hecho es que la mayoría de los inversores, incluido este blog, se pasan la mayor parte del tiempo discutiendo o hablando sobre los mejores instrumentos de inversión, que si esta acción, que si aquella, que si una cartera de buenos dividendos, etcétera.

Cuando la realidad – y tal como dice Faber – es que estamos nada más y nada menos en un Titanic gigantesco, donde lo más importante sería buscar la manera de salvar nuestro capital, pues el iceberg que viene, tiene toda la pinta de ser un auténtico coloso.

 

Cartera diversificada para momentos de crisis

 

La posición de Faber es tal, que solo mantiene un 25% de sus activos en acciones, un 25% en propiedad inmobiliaria, y el resto en algunas materias primas, y sobre todo oro. Después de todo, esto es lo que hace alguien que piensa que el sistema va a afrontar un colapso de proporciones catastróficas, por la razón que sea. Ojo que el catalizador podría ser incluso de tipo no “financiero”. Ya que cualquier excusa sería buena para empezar la liquidación de la monstruosa montaña de deuda.

Alguien, incluso más fanático no lo dudaría ni un segundo y se iría a una cartera cercana al 100% oro y plata, pero esto parece un poco exagerado.

Una cartera como la de Faber, con un 30 o 40% en oro físico, y un 25% paquetes de acciones de empresas extranjeras (1), así como propiedades inmobiliarias, puede estar bastante bien.

Sin irse al 100% en oro, esta cartera proporcionaría una gran defensa en caso de un colapso sistémico. Aunque aquí siempre hemos de hacer la apreciación adecuada: en caso de un colapso sistémico, las confiscaciones serían de tal magnitud, que incluso buena parte del oro guardado sería requisado. Eso, en el mejor de los casos. En el peor, te puede tocar un país que adopte una dictadura pseudomarxista y entonces sí, has perdido todo.

Hoy en día veo bastante complacencia, y una actitud generalmente alcista en la mayoría de los expertos de los mercados. La gran mayoría de los fondos de cualquier tipo están generalmente alcistas, cuando creo que en momentos así, es una situación en la que sería prudente para empezar a rebajar el porcentaje de activos de riesgo como las acciones.

No sé por qué, pero una corazonada me dice que dentro de un tiempo no demasiado grande, de meses a unos años a lo más, vamos a ver un gran acontecimiento que va a hacer que las bolsas colapsen de una manera como no se recuerda.

Un colapso que bien podría venir en forma de cierre temporal de las bolsas, con una apertura eventual en la que podríamos ver activos como el oro cotizando a unos niveles exagerados.

Para terminar una frase que hizo quedarse a los presentadores de piedra para luego reírse:

Gran Bretaña ya no es un imperio, es un país degenerado.

Le faltó decir, que el resto del mundo avanzado está degenerado también. Eso es lo que le pasa a una sociedad que ha abrazado al marxismo cultural como religión absoluta. De ahí al caos económico y social solo van dos pasos.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

 

  1. Faber ha estado recomendando acciones de ciertos países en los últimos años, diciendo desde hace tiempo que el mercado de los Estados Unidos estaba sobrevalorado con respecto a otros en los últimos años.