¿Es mejor invertir o especular?

Cuando el término especular me viene a la cabeza siempre me acuerdo de André Kostolany, el autor de uno de los primeros libros que leí sobre los mercados financieros y que tanto me impactó. Sus libros son algunos de los mejores sobre bolsa que existen, a pesar de ser no demasiado recomendables para aplicar, al menos para invertir.

¿Por qué digo esto?

Porque yo mismo intenté aplicar sus estrategias desde un inicio, cuando era muy joven, y no me fue bien, porque el intentar especular sin experiencia, es un grave error. Incluso con experiencia es muy complicado. No obstante, siempre está bien saber de que se trata y de que en ocasiones podemos hacer operaciones con vista de inversión, basadas en esta idea.

La idea de especular es diferente a la idea de invertir, aunque en los círculos comerciales del mundo online siempre veamos la palabra invertir asociada a Forex, futuros, opciones binarias, opciones o CFDs. Como siempre he dicho en mis anteriores artículos, dichos productos no son para invertir, sino para hacer trading, algo que desde mi punto de vista es, incluso, diferente a especular, aunque las diferencias entre ellos a veces no parezcan claras.

Por lo tanto, ¿Cuál es la diferencia entre invertir y especular en bolsa?

tecnicas de especulacion en santander

Bien, invertir es cuando realizamos una compra de un activo con vistas a tener un proyecto a largo plazo porque nos gusta, de tal manera que sea como el que invierte en comprar un terreno agrícola para producirlo, o un taller para trabajarlo, o comprar garajes para alquilar, o cualquier otra empresa.

Invertir en bolsa es cuando compramos acciones, bonos o carteras de cualquier tipo porque pensamos que nos van a dar una buena rentabilidad a largo plazo. Este largo plazo debería ser de varios años, porque al igual que alguien que compra un restaurante para producirlo, esto es algo que debería ser con vistas a un tiempo significativo.

Es decir, no compro un restaurante como inversión con la idea de venderlo 6 meses después, sino con la idea de gestionarlo, y hacerlo un buen negocio para en un futuro tener una buena rentabilidad o poder venderlo a un buen precio. Un restaurante o un negocio cualquier requiere de un trabajo de largo plazo para que de resultados. Lo mismo es con la bolsa.

Cuando compramos acciones de Apple, Santander, Inditex o Amazon con ideas de invertir es porque pensamos que son buenos negocios y que en el futuro nos van a dar buenos dividendos o retornos de capital, o ambas cosas.

Según el concepto temporal de la especulación de Kostolany, este horizonte tenía que ser de al menos 5 años, aunque yo diría que en ocasiones podemos invertir y vender en 3 y aún no estar demasiado lejos del concepto en sí, pues siempre pueden ocurrir circunstancias puntuales.

En la idea de Kostolany, el término especular vendría a ser el intentar negociar de una manera más cortoplacista, sin caer en el peligroso mundo del trading a corto plazo y las arenas movedizas del day trading, terreno complicado donde los haya.

Esta idea de especulación se basaba en operaciones que durarían de 6 meses a 3 años, o 5 eventualmente, en ocasiones especiales.

Aquí, como vemos, ya no estamos hablando de hacer una inversión a largo plazo, como el que compra un hostel porque quiere explotarlo durante el resto de su vida, sino de algo más parecido a “dar el pelotazo”.

El “dar el pelotazo” requiere de una especie de habilidad para comprar activos que estén bastante “baratos” y venderlos cuando estén “caros”.

Esto en principio suena muy bien y parece muy fácil, pero en bolsa alcanza un grado de máxima dificultad, pues la teoría de la especulación dice que para conseguir eso tienes que jugar de manera contraria, y jugar de esa manera va en contra de la naturaleza humana. Créanme, que es muy complicado. Sin embargo, con algo de “olfato”, práctica y conocimiento se puede mejorar en este concepto, y siempre que dominemos las emociones, claro. Comprar un activo que haya caído un 50% cuando haya una especie de clima ultra negativo en el mismo es algo muy difícil de hacer.

Ventajas y desventajas de la especulación sobre la inversión:

  • Con la especulación evitaremos comprar en picos y vender en suelos, debido a la filosofía de la estrategia.
  • Con la especulación siempre estaremos negociando de manera contraria, es decir, contra la mayoría, lo que en el mundo de las apuestas suele dar resultado. Y al final este mundo de los mercados financieros no es muy diferente a uno de apuestas.
  • Con la especulación vamos a estar más “ocupados”, y tener más “diversión”, aunque lo recomendable sería no mirar los títulos por varios meses o un año, mientras que con la inversión deberíamos estar tranquilos y “olvidarnos” de la misma.

Bien, esta idea de la especulación se basa, en parte, en la teoría de los ciclos, tales como los de Kondratiev, Ondas de Elliot y todas aquellas ideas de que la bolsa, al igual que las estaciones y las vidas de los seres de este universo avanzan y retroceden den una especie de ondas o “mareas” (nacimiento, crecimiento, madure, muerte y vuelta a repetir).

Por lo tanto, la idea principal es que debemos comprar activos cuando los mismos tienen una coyuntura negativa, y venderlos cuando tienen una positiva.

Esto vendría a ser algo así como comprar el IBEX 35 o sus acciones principales en algunas de sus ciclos negativos y venderlo en alguno de sus ciclos positivos.

Por ejemplo, podemos ver el gráfico de antes de las acciones del Santander a largo plazo, en el cuál se han presentado una enorme cantidad de estos ciclos de la economía de comprar y vender, en los cuáles podríamos haber hecho unas buenas ganancias de capital, amén de los dividendos de los años en los que las acciones estuvieron en nuestro poder.

No obstante, debo hacer énfasis en el hecho de la dificultad para el inversor medio de comprar acciones en momentos de dramatismo financiero como en el 1998, 2002, 2008, 2011 o 2016, cuando la gente pensaba que se “iba a acabar el mundo”, al menos en la bolsa.

Ahí es donde radica la dificultad de aplicar estas ideas.

En una acción o valor que se comporta de esta manera, como el Santander, esta no es una mala estrategia de negociación, sin dudas, porque al final, si hilamos más o menos fino podremos sacar una buena rentabilidad, probablemente mayor que el simple invertir a largo plazo (buy and hold). Ahora bien, esto no ocurre en todos los valores, y en ocasiones ocurre que muchos de estos perderemos una oportunidad de oro al intentar buscar esas oportunidades de especulación.

especular con inditex
Difícil especular en este caso

Esto último lo podemos ver claramente en acciones como Inditex, Apple, Google, Facebook, bono alemán, etcétera. Es decir, en los mejores valores de los mercados bursátiles, los cuales tienen la “mala” costumbre, desde un punto de vista especulativo, de subir casi todos los años casi de manera ininterrumpida. En casos como estos lo mejor es, sin duda, invertir a largo plazo. Lo que pasa es que nunca podemos saber con certeza cuales van a ser ese tipo de valores con antelación

Lo que sabemos con certeza es que siempre vamos a tener ese tipo de valores, y que también siempre vamos a tener ciclos negativos en todos los valores, en unos en más ocasiones, como Santander, IBEX 35, Repsol, DAX; o en menos ocasiones, como las Amazon, Nasdaq, Bonos americanos a largo plazo, etcétera.

Al final, la diferencia entre ambos métodos, si son bien aplicados claro, porque el de especular es muy complicado de aplicar de manera efectiva, no debería ser demasiado grande, siempre y cuando apliquemos técnicas de diversificación.

Estas técnicas de diversificación siempre nos van a apoyar a la hora de realizar “malas decisiones” o “equivocadas” en algunos valores.

Por ejemplo, en nuestra estrategia de inversión sería una decisión “equivocada” comprar Santander  en 2007 a 8 euros y mantenerlo por varios años, porque 10 años más tarde el valor aún se encontraría bastante por debajo, a pesar de haber recuperado parte de la inversión en dividendos. Aplicando una estrategia de especulación bien hecha se podría sacar un resultado mejor.

El otro ejemplo es intentar hacer una técnica de especulación en acciones de Inditex pero ver que las mismas no dejan de subir y nunca tenemos una oportunidad de comprar “con descuento”, viendo que los que tienen invertido a largo plazo hacen una fortuna mientras nosotros esperamos algo que nunca acaba de pasar.

De acuerdo, si aplicamos una técnica de diversificación y aplicamos una estrategia de inversión a largo plazo con 10 valores diferentes, con acciones de diferentes sectores, por ejemplo, y aplicamos otra estrategia de especulación con esos valores, se podrían conseguir resultados interesantes con ambos métodos, sin duda.

Ahora bien, para el “inversor medio”, la segunda opción, la de la especulación siempre va a ser muy complicada de aplicar, pues siempre vamos a vernos influidos por un miedo atroz tanto a la hora de comprar como de vender, estando siempre bajo una incertidumbre que va a afectar a nuestras decisiones, mientras que el inversor a largo plazo siempre va a tener una mayor tranquilidad, entre comillas, pues nunca estará ausente de preocupaciones cuando haya mercados bajistas fuertes.

Lo mejor, por tanto, es que te dediques a invertir y dejes la especulación para otros, o que la practiques con dinero que no sea esencial o que no sea una parte mayoritaria de tu cartera.

Al igual que dije en su dia entre la diferencia entre invertir y trading, lo mejor que puedes hacer es dedicarte a lo primero que es lo que el hombre de familia medio debería hacer. Ya que lo otro es ponerse a jugar con el pan de los hijos y eso es algo muy arriesgado.

Deja un comentario