Mercados emegentes, la apuesta por el futuro

Uno de los temas de moda de los últimos años es el resurgimiento de los mercados emergentes después de un gran letargo que había durado desde hacía, al menos, la Segunda Guerra Mundial.

Aunque parezca extraño, la gran divergencia se produjo al finalizar esa Guerra y luego de que los países europeos dejaran que sus colonias se independizaran.

Las economías de África estaban mejor en el año 1900 bajo mandato europeo que en 1970 bajo la independencia. La diferencia creció de manera brutal entre las rentas africanas y las europeas en esos setenta años.

Casos parecidos tenemos en otros continentes, pero por otros motivos.

China, por ejemplo tenía una renta mucho más cercana a la europea en 1850 o 1900 que en 1960. En este caso fue simplemente por haber abrazado una de las formas de comunismo más atroz que se recuerdan, el de Mao, con el cual el país se hundió en la más profunda miseria. Solo con el aflojamiento del régimen y la apertura internacional en los 80 y 90 pudo esta llegar a donde está hoy día, recortando poco a poco la enorme diferencia que había entre un salario inglés y uno de la China comunista. Aún están lejos, pero han salvado buena parte de la enorme distancia que les separaba.

 


source: tradingeconomics.com

Con el comunismo radical, China tocó fondo. Solo con la apertura de los 80 y 90 el PIB empezó a subir de manera exponencial.

 

Otro caso curioso es del de América Latina, sobre todo en la parte sur, con algunos países como Cuba, Venezuela o Argentina, los cuales fueron en su momento, tan ricos y más que muchos europeos, como Italia o España. Es más, en algunos momentos, Argentina o Venezuela llegaron a tener unos de los mejores salarios del mundo entero, codeándose incluso con los Estados Unidos. En el caso latinoamericano, toda esta prosperidad se fue abajo, también como resultado de innumerables revoluciones o intentos, que nunca dejaron de azotar la región durante el Siglo XX.

Al igual que África o China, la divergencia que había entre Europa, los EEUU y Latinoamérica era pequeña en el año 1900, y bastante grande en el año 1970.

El gran éxito del Siglo XX, a pesar de las dos guerras mundiales, fue el Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia, Corea del Sur, Japón y alguno que otro más.

El resto, en cierta medida fracasó. La pobreza aumentó en la mayoría del resto de las regiones o países.

La característica fundamental de las regiones ricas del Siglo XX es la ausencia de revoluciones o partidos revolucionarios en la mayor parte del Siglo, y más acusadamente en el Siglo XX.

¿Cuántos partidos de corte radical y de “reforma social” o revolucionarios han gobernado en Suiza, Alemania, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia o Suecia en la segunda mitad del Siglo XX?

Básicamente, cero.

¿Cuántos partidos radicales de corte revolucionario izquierdista y progresista gobernaron en Latinoamérica, África, China, Vietnam, Rumanía, Albania, Corea del Norte, etcétera?

Incontables. En el caso de China o Cuba, por ejemplo, el gobierno fue permanente. En el primer caso se procedió con la apertura y surgió la expansión económica. En el segundo aún siguen con las fantasías de buscar al “hombre perfecto” en medio de un país cuyo producto más destacado es la prostitución.

En los casos del resto de Latinoamérica, los casos de intentos revolucionarios siempre estuvieron desestabilizando países de manera constante. Así, ¿Quién va a invertir o ahorrar? Nadie, evidentemente.

El hecho, es que la historia no acaba aquí.

 

El cambio de ciclo en los países Avanzados y Emergentes

 

Los procesos cíclicos de esta realidad material traen una serie de consecuencias. Estas no son otras que debido a la enorme riqueza conseguida en los países avanzados, las poblaciones de estos se hayan vuelto enormemente altruistas y socialistas. Continúan con sus empresas heredadas de la época previa, pero las dosis de socialismo e intervencionismo en la psique general se tornan ya dominantes.

Los países llamados emergentes, es decir, muchos de las regiones nombradas, digamos que no pudieron caer mucho más bajo. Cierto es, que siempre se puede caer más bajo, como el comunismo y la pobreza atroz de Corea del Norte, pero la mayoría de países de esas regiones ya tuvieron sus dosis de regímenes y experimentos fallidos. Digamos, que la tendencia es a que haya un “rebote” general de la región.

El problema, es que menos que un rebote de las regiones “emergentes”, más bien veo que la convergencia del futuro, será más debido a un empobrecimiento masivo de las regiones avanzadas, incluida, como no, España.

El Estado ha crecido tanto en Occidente, que es imposible que este siga manteniendo la distancia actual con los países emergentes.

Muchos países emergentes volverán a los experimentos socialistas, de hecho muchos intentan tener estados del bienestar a la europea, sin ni siquiera construir el capital previo para ello, como hicieron los europeos en su momento. Los que decidan volver a las redes de las revoluciones y similares volverán a caer en la inestabilidad y la miseria.

Otros, sin embargo, es posible que sigan en un camino medianamente moderado, el cual, si mantienen, logrará que sus economías sigan creciendo de manera constante. Ya veremos qué pasa con Brasil, Turquía, Vietnam, Malasia, Indonesia, Filipinas, Chile, Irán, etcétera.

Los países de Occidente, al contrario que los anteriores, partieron de tan alto, de tales riquezas, que la gente se ha vuelto socialista de corazón.

[cta id="8984" vid="0"]

La mentalidad de ayudas sociales y repartos es generalizada. Ya sea a inmigrantes, personas mayores de 55, estos, los otros, la tónica general es que las ayudas son algo normal.

Con tal panorama y las deudas monstruosas de Occidente, es solo cuestión de tiempo que el mismo empiece a resquebrajarse en crisis cada vez más fuertes, de tal manera que empecemos a volver a ver como algunas de las economías emergentes, empiezan a igualar a los otrora, países ricos del Norte.

Al final, todo esto depende del péndulo del socialismo. Depende de donde este se instale, tendremos una tendencia a la pobreza o a la riqueza.

Como no me canso de repetir hasta la sociedad, el virus socialista y burócrata es demasiado fuerte en la sociedad europea.

Creo que la convergencia a largo plazo entre las sociedades emergentes y las occidentales está servida.

En cuanto al rendimiento futuro de la Bolsa de ambas regiones, las “avanzadas” y las “emergentes”, no son pocos, como Jim Rogers o Marc Faber, que dicen que las oportunidades del futuro están en Asia.

Esto último dependerá, en buena medida, de China y a donde vaya esta.

De cualquier modo, el panorama se presenta incierto para los próximos años. Una salida desordenada del problema de la deuda de los países avanzados causaría un shock económico-social enorme en el mundo, y no sé sabe a dónde podríamos llegar a parar, sin descartar, incluso, alguna guerra mayor.

Aunque, guerras mayores, como las del Siglo XX, no impidieron que Europa se mantuviera en los primeros puestos del mundo.

¿Qué pasará en los próximos años y décadas?

¿Veremos a la Bolsa china ser la más importante del mundo algún día?

¿Veremos a Argentina con un PIB per cápita mayor que el de España?

¿Transitarán algunas sociedades europeas a sistemas socialistas radicales?

¿Qué pasará con África?

¿Veremos una gran guerra entre China-Rusia y los EEUU y sus aliados?

Solo el tiempo dirá.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero