Monroe Trout. Trader maestro de la gestión del riesgo

Trader maestro en la gestión de los Drawdowns

La entrevista de Monroe Trout fue una de las más “sencillas” del libro The New Market Wizards, y de las más cercanas al mismo tiempo.

En ella vemos como este hombre basa su operación en un estudio constante de sistemas y en un control casi obsesivo sobre la gestión del dinero que quizá fue la clave de su éxito como trader y gestor de fondos.

De hecho tenía el mejor perfil entre todos los gestores en cuanto a riesgo beneficio.

Su drawdown máximo no superaba el 8%, y sobre esto suelta algunas joyas en su entrevista.

Su operación era tal que para ese tipo de riesgo cualquier otro gestor de fondos tendría un retorno mediocre y si es cierto que había algunos gestores que durante el periodo de tiempo estudiado tuvieron mejores resultados, estos fueron pocos y por no mucho margen.

Cualquier ahorrador querría a Monroe para gestionar su dinero, sin duda yo lo querría.

No me garantiza ganar un 100% al año pero me garantiza que no tendré drawdowns del 20% que me harían temblar de miedo.

Y ya sabemos cómo el miedo y otras emciones son tan importantes en el trading.

Sin prisa pero sin pausa; ese sería su lema.

Trout comenta como en sus inicios trabajó en la pista de Nueva York y en ella aprendió a hacer scalping, y para esto dijo explícitamente: capturando el spread de ofertea/demanda cogiendo el lado contrario de los clientes; y tomando ventaja de pequeñas discrepancias entre posiciones relacionadas (spread o arbitraje temporal en futuros).

De nuevo, y al igual que otras entrevistas se puede ver como buena parte del éxito de los traders de los pits de futuros proviene del hecho de estar en el otro “lado”, es decir en cierto modo actúan como market makers.

Si el cliente lanzaba una orden para comprar por 21 el podría comprar a 20,5 y vender a 21,5, por poner un ejemplo exagerado.

El tema de operar el spread en los diferentes vencimientos de futuros es uno de los más interesantes en el mundo de trading.

Es más lo que he leído sobre el tema me hace pensar que la clave de llegar a ser un arbitrajista profesional reside ahí. Aunque ese no es un camino sencillo, sin dudas.

En ese sentido habría que buscar oscuros manuales de trading de futuros de materias primas, que expliquen en qué consiste la operación del spread.

En la agricultura es donde se dan las mejores condiciones para esto probablemente.

El scalper trader: Monroe Trout

Lo mejor de todo es cuando dijo que el aprendizaje para ser scalper vino por el contacto diario con los mejores operadores del pit; que es algo que se aprende de manera natural, escuchando y viendo como lo hacen los que llevan haciéndolo de manera exitosa toda la vida.

Aunque ojo, en la entrevista también da a entender que no todos los traders que pisan el pit tienen éxito y que una buena parte de ellos desaparecen a los días de estar en la operación.

Una de las frases que más me gustó fue cuando dijo:

Aprendí lo rápido que puedes perder dinero si no sabes lo que estás haciendo.

Algunos tardamos bastante más en aprender que se puede perder dinero rápido, sobre todo si haces day trading. De ahí la importancia de su siguiente frase:

Un periodo que va desde un día a una semana.

Esta fue la respuesta ante la pregunta de cuál era la duración media de su operación. Como es obvio se entiende fácil que no hacía intradía o al menos no lo hacía como su operación principal.

El sueño de hacer scalping intradía debería dejarse para los market makers (como los brókers) y los traders del pit.

Los mortales que están en el otro lado de la calle deberíamos hacer otro tipo de operación.

Otra frase interesante es cuando dice:

El volumen ha subido de manera dramática, lo cual es fantástico. Los mercados parece que son más eficientes. Algunos de los patrones que solía utilizar los he tenido que empezar a eliminar ya que otra gente ha empezado a usarlos.

Esto es una gran verdad que muchos haríamos bien en digerir y que implica no solo el hecho de que los sistemas de trading técnico se vuelven obsoletos con el tiempo (sobre esto hablo constantemente), sino la razón por la que ello ocurre: en cuanto hay alguna “ineficiencia” en el mercado y un sistema es beneficioso –por ejemplo comprando cuando MACD sea X- no pasará mucho tiempo hasta que otros traders (arbitrajistas) descubran esa deficiencia y llegue el momento en que sea tanta la gente que opere así en el corto plazo que esa estrategia sea perdedora (deberíamos saber qué es lo que ocurre cuando todo el mundo va a un lado del barco: lo mejor será cambiar al otro y así eternamente).

Con respecto a la gestión del dinero atención a lo que dice:

Si un día perdemos el 4%, cerramos todas las posiciones y esperamos hasta el siguiente día para entrar en algo otra vez.

Tenemos un máximo de tolerancia de pérdida mensual del 10%. Si algún mes perdemos el 10%, dejaremos de operar ese mes.

Impresionantes declaraciones.

No he visto a alguien tan estricto en la gestión del dinero.

Puede parecer exagerado, pero desde el punto de vista psicológico tiene una gran ventaja.

El hecho de operar con la presión de tener que ganar te desgasta emocionalmente y además te hace tomar decisiones que probablemente no tomarías si estás centrado.

Por eso, cuando las cosas salen mal, lo mejor es salir a coger aire.

Esta regla no es algo que yo haga pero sí que es una buen recuerdo para hacernos operar menos cuando estamos teniendo una racha perdedora; o al menos disminuir el tamaño de nuestra operativa, lo cual es esencial.

Insomnio y trading

Otro punto interesante de la entrevista es cuando dice que no es una persona que duerma especialmente bien, y que puede que la culpa la tenga el hecho de que sea un trader.

Esto puede ser verdad, no lo sé.

El hecho es que creo que yo mismo dormiría mejor si no estuviera haciendo trading.

Esta actividad creo que afecta un poco a nuestro estado nervioso.

Como anécdota decir que Trout comenta que duerme mejor cuando pierde que cuando gana, porque cuando gana suele encontrarse más excitado.

Tanta alteración del sistema simpático tiene sus consecuencias.

Deja un comentario