Opciones para hacer trading con Bitcoin

Cuando se introdujo el Bitcoin muchos no podían sospechar el éxito tan grande que iba a tener esa iniciativa, de otro modo hubieran comprado divisas de la misma en sus primeros meses o años de vida y hubieran hecho una fortuna unos años más tarde.

Eso quedó reservado a unos pocos.

Ellos fueron los que hicieron una gran fortuna con la inversión en Bitcoins.

Más tarde, en la fase burbuja del Bitcoin, algunas personas pudieron hacer algún dinero operando al alza de manera inteligente, pero nunca tan fácil como los primeros inversores.

Con el paso del tiempo llegamos al momento de las grandes correcciones, atrapando a cientos de miles de pequeños inversores del mundo que creían que invirtiendo en cualquier momento en la criptodivisa iban a hacerse ricos.

Trading Bitcoin

Y la Bitcoin, al igual que cualquier otro activo financiero, también tiene sus momentos de crisis y retrocesos. Subidas del 1000% vienen seguidas de caídas del 80.

A estas alturas del juego uno ya no sabe si invertir en la misma es la mejor opción.

Es mi creencia que ya es demasiado tarde para tener éxito invirtiendo.

Pero siempre queda la posibilidad de tener algunas unidades como parte de una cartera equilibrada.

Con el paso de los años lo que nos queda del Bitcoin es una actividad de trading a corto plazo cada vez más creciente, hasta el punto de que se ha convertido en uno de los instrumentos más negociados en los mercados de CFDs.

Como mención especial tenemos las economías populistas como la argentina, donde el comercio con Bitcoin crea oportunidades de negocio varias, sobre todo cuando las divisas nacionales están perdiendo valor cada día y no son fiables para el comercio en general.

Volviendo al tema del trading, hoy día tenemos dos opciones básicas de realizar el mismo: una es mediante el trading clásico de Bitcoins sin apalancamiento mediante casas especializadas en la criptodivisa, y el otro es mediante el trading de CFDs de Bitcoin provisto por los principales proveedores de estos mercados del mundo.

En la primera categoría podemos encontrar empresas como bitcoin.de o cex.io, algunas de las más importantes del mundo.

Este es un campo famoso por varios escándalos en el pasado de empresas que ofrecían trading de Bitcoin pero que desaparecieron del mapa sin dejar rastro dejando a miles de inversores sin un duro. Algunos de esos casos fueron estafas manifiestas.

Para hacernos una idea del tamaño de los mercados de Bitcoin en efectivo, el número de traders en CEX.IO es de más de 560.000.

La segunda alternativa al trading de Bitcoin es acudir a los principales brokers de CFDs del mundo, los cuales nos ofrecen condiciones más o menos similares para operar la criptodivisa.

En cuanto al trading en sí, este no varía demasiado de lo que sería el trading en cualquier otro activo como pudiera ser el oro, otras divisas, acciones, etcétera.

Estariamos hablando de brokers como IG Markets, Markets.com, AvaTrade, eToro y muchos más.

Con el paso del tiempo el spread – ese importante coste de transacción – se ha ido reduciendo haciendo que el trading de Bitcoin sea tan eficiente como el de la mayoría de instrumentos antes mencionados.

La diferencia es que con el Bitcoin tendremos un spread bastante más grande, desde un punto de vista relativo, que con cualquier otro instrumento, cuestión que queda compensada con la volatilidad, también, muy superior del Bitcoin; volatilidad que en ocasiones puede ser extrema.

El tema está en que lo difícil es ganar haciendo trading, no ya de Bitcoin, sino de cualquier otro instrumento, sobre todo en el corto plazo.

De ahí que la gran mayoría de traderse que intenten la aventura en el trading de Bitcoin pensando que este es diferente, más “cool”, más de moda, etcétera, se equivocan, pues acabarán más o menos igual como la mayoría de traders a corto plazo del mundo: arruinados.

Ganar en el trading de Bitcoin a corto plazo, más conocido como “day trading” es tan difícil como con casi todo el resto de activos, o sea, no tengamos esperanzas de que esta vez va a ser diferente.

Deja un comentario