¿Oportunidad de invertir en Santander?

¿Nos está dando esta corrección una buena oportunidad para invertir en Santander o simplemente una buena oportunidad de trading?

Invertir en acciones santander
Mercado lateral perfecto a largo plazo del Santander. Acabará rompiendo por uno de los dos extremos. ¿Cuál?

Si vemos el gráfico a largo plazo (sin dividendos) nos encontramos en una situación de stand-by, en medio de la nada, con un aspecto poco atractivo, la verdad.

Viendo este gráfico y si seguimos el patrón de las últimas dos décadas deberíamos esperar una continuación de esta caída de precio hasta volver a conformar el perfecto mercado lateral en el que está metido el precio de Santander desde hace dos décadas. Un mercado lateral que nos dice que en los últimos 20 años lo único que han ganado los inversores de esta acción es el dividendo.

Por lo tanto, si seguimos la historia reciente lo más inteligente sería ponerse corto, ¿no?

Bueno, no tan rápido, aunque reconozco que sigo teniendo debilidad por ponerme corto en valores bancarios de vez en cuando.

No solo el Santander, sino la gran mayoría de la banca europea llevan unos meses muy malos, con caídas bastante fuertes sin necesidad de una gran corrección general, sino solo viéndose acompañada de algunas escaramuzas bajistas en los índices principales.

En particular, la caída del Santander ha sido bastante significativa en el mes de mayo y sigue con un comportamiento pésimo en este mes de junio.

¿Por qué preocupa la caída de las acciones del Santander?

Pues porque la misma viene acompañada del Nasdaq en máximos y del Dow Jones incluso subiendo, lo que es una señal muy clara de que hay debilidad “interna” en el sector bancario, sobre todo el europeo.

Como ya comenté ayer en el artículo de la banca en general, parece ser que los insiders y los institucionales están deshaciendo posiciones en estas acciones de una manera bastante apresurada y en ausencia del más mínimo pánico.

El clima se va enrareciendo poco a poco con una muy ligera tendencia al alza en el miedo a que empiecen a verse problemas de crédito en los bancos europeos, sobre todo en Italia, pero no mucho menos en España. De hecho, con la llegada fulgurante del gobierno de Sánchez se terminan unos años de lo más “aburridos” – y por tanto no tan malos – en comparación con la fiebre gastadora de este nuevo gobierno que a pesar de tener una legitimación muy pobre no duda en tirar la casa por la ventana, algo propio, no obstante, de todo gobierno de corte socialista.

Bien, los inversores en la banca europea en general y en el Santander en particular, saben que dicho despilfarro acabará por salir a la luz en las cuentas nacionales tarde o temprano, además, en un momento en el que no se espera una gran cantidad de nuevo crédito; más que nada porque ya ni se puede pagar el que hay, por decirlo llanamente.

Este problema acabará por estallar algún día.

Lo preocupante es que las acciones de estas empresas están cayendo de esta manera con unos fundamentales que son bastante buenos, al menos en beneficios, que son crecientes, como dividendos, que son muy sólidos.

En el caso del Santander las cosas no han cambiado mucho:

  • Sigue siendo un banco que se ha diversificado bastante regionalmente.
  • Ha tenido un aumento de los ingresos en los últimos años
  • Tiene una marca conocida a nivel mundial

Pero creo que esto no basta para calmar a un mercado que en realidad sabe que el problema de crédito que salió a la luz en el 2007 aún no ha sido resuelto, y mucho menos en España, principal mercado del Banco Santander.

Lo positivo del Banco Santander es el hecho de ser blue-chip preferencial del Estado Europeo, por lo que podemos estar seguros que el BCE hará casi todo lo que esté en su mano antes de evitar problemas graves en esta entidad, pero por lo que recordamos del 2008, a veces incluso nombres como Lehman, pueden caer.

No estoy diciendo que Santander vaya a seguir el camino del famoso banco de inversión americano, pero si nos ha de servir para saber que en este caso puede pasar de todo.

Previsión del análisis técnico del Banco Santander

comprar acciones santander 2018

Con el pequeño rebote de estos días ya estamos formando una pequeña figura que será clave para la cotización del Santander en lo que queda de año.

Por arriba, como resistencia a corto plazo ya hemos formado un punto en los 4,9 euros y por debajo en los 4,5.

Si se produce un rebote fuerte de la banca europea, por alguna noticia flower-power proveniente del BCE o de algún mandamás de la UE, de que el sector es muy sólido y cosas de esas, tendríamos una buena posibilidad de rebote importante. Esto último debería, obviamente, venir acompañado de una continuación del mercado alcista en Wall Street, con el S&P500 yéndose probablemente a los 3.000 puntos.

Si por el contrario, lo que tenemos es una nueva corrección en la bolsa yanki o un mercado lateral, el precio de Santander seguirá sufriendo bastante.

Ahora, si lo que viene dentro de poco es el inicio de una corrección más seria, sobre todo en Europa, con crisis de primas de riesgo, problemas en Italia, España, Grecia o Portugal, entonces deberíamos esperar que esta acción se vaya a los infiernos bursátiles, posiblemente rompiendo el soporte de largo plazo de los 3 euros. De hecho, si nos damos cuenta, no estamos demasiado lejos de ese precio.

Una cosa sí nos enseñó el final del 2015, con el mercado bajista de ese año, y es que con el nivel de PER bajando de 10 se presentó una ocasión con algo de value a la hora de comprar.

Tal y como escribí en el 2016, cuando el precio estaba por 3.80:

Por lo tanto, podemos decir que invertir a día de hoy en el Santander no es la panacea pero tampoco es tan malo después de todo.

El DAX sube y el Santander no puede con su alma

Al final esa hubiera resultado una buena compra, al menos en el corto plazo, pues en los siguientes meses el precio subió hasta los 6 euros. De hecho ese artículo casi marcó el fin de ese mercado bajista particular, dando casi inicio al siguiente alcista.

Hoy en día nos encontramos en una situación similar, en la que desde luego hay más valor que hace unos meses, pero que desde mi punto de vista, hay bastantes riesgos a la vista, porque la última vez esta caída vino acompañada de una caída bastante seria del DAX y los índices europeos.

En esta ocasión, tenemos al DAX y otros índices que parecen recuperarse y a las acciones del Santander que parecen hundirse.

Repito: visto así, no pinta muy bien la cosa, ni para las acciones del Santander ni para la banca en general.

Eso sí, dividendos muy buenos como siempre (mientras siga dando beneficios, claro está).

Saludos y buen trading

Deja un comentario