Predicciones para el Yen en el 2018

No cabe duda de que el Yen es una de las divisas clave en la economía mundial, solo por detrás del dólar y el euro, y quizá ya también del yuan.

Lo que pase en Japón afecta al resto del mundo, sobre todo teniendo en cuenta de que el caso japonés es el que comenzó la locura del descenso de los tipos a cero. En esto último le llevan más de una década de ventaja a los Estados Unidos y Europa, por lo que seguir los asuntos japoneses es algo casi obligado en el escenario macro mundial.

Un suceso de extrema importancia en este caso del yen es el que ocurrió hace unos pocos meses con la salida del Nikkei de “tres décadas perdidas” en bolsa, después de que el último mercado alcista sobrepasara los máximos de la mayoría de picos que ha habido en las dos últimas décadas.

La opinión mayoritaria parece ser que Japón va a entrar en un periodo de mayor inflación o “reflación” tras casi tres décadas con fuertes previsiones deflacionarias.

Previsión YEN 2018

Por ejemplo, según las recomendaciones de Bankinter el yen tenderá a depreciarse este año y el siguiente, con un objetivo en el rango de 135/145 para el cruce con el euro en el año 2019.

Una de las razones para esto es que supuestamente el Banco de Japón va a seguir aplicando políticas de estímulo, supuestamente malas para el yen. Este argumento, en mi opinión, olvida mencionar que otras economías también realizan políticas de expansión.

En un artículo de hace un año publicado en Reuters en el que el antiguo “zar” de la política monetaria japonesa, Eisuke Sakakibara decía que el dólar podría bajar por debajo de 100 a finales del 2017.

Como podemos comprobar más de un año más tarde su previsión no se cumplió.

Imagínate que hubiera apostado siguiendo su propio consejo.

USDJPY 2017 y 2018

Con el USDJPY cotizando casi igual a finales del 2017 que en febrero de ese año, habría perdido su apuesta y su dinero.

Esto para que veas que ni todo un mandamás de la política monetaria japonesa no puede adivinar a donde va a ir el precio de su propia divisa. Imagínate lo que sabrá entonces de otros activos. Pero bueno, esto es solo para recordarnos lo complicado que es “predecir” en bolsa y acertar más de un 50% de las veces.

No obstante, no quiero quitar mérito a lo que comenté este  hombre, porque un par de meses más tarde de su “timeline” el USDJPY casi llegó a los 100, en su fuerte corrección de las últimas semanas; y no sería descabellado que llegara a los 100 más tarde en este año 2018.

Su opinión se basaba en el supuesto interés de Donald Trump por un dólar más débil.

Aunque si lo piensas bien, te darás cuenta de que todo el mundo quiere una divisa más débil: los japoneses, los USA, los ingleses, los de la UE, los suizos, etcétera.

Todo el mundo piensa de que una divisa débil es “buena para las exportaciones”; uno de los pensamientos más falaces del mundo académico economista, porque todo lo contrario es lo cierto.

Para que veas que hay más gente que se ha dado cuenta de algo tan “contrario” a la lógica, mira lo que dijo también:

“We revalued the yen a lot through the (1985) Plaza Accord, assuming that would decrease Japan’s exports, but our trade surplus and U.S. deficits have persisted despite the dollar’s weakening,” Sakakibara said.

Es decir, que el mismo admite que por mucho que los japoneses intentaron devaluar el yen anteriormente nunca tuvieron éxito, con el yen como la divisa más fuerte del mundo por años y con las exportaciones creciendo.

Curioso cuando menos.

El caso opuesto es el venezolano.

Con una inflación del 4.000% y con la divisa imposible de vender ni al más tonto del mundo, con valor cercano a cero, tienen menos exportaciones que nunca.

¿Cómo te explicas eso?

Volvamos al yen.

En una de las opiniones más claras sobre el futuro del yen tenemos a Morgan Stanley, que a finales del 2017 dijo que este sería el año del yen, ya que supuestamente la deflación iba a terminar, lo que provocaría una vuelta a una mayor inflación, crecimiento y gasto.

La idea es que se ha llegado a un punto en el que la gente ya no tiene porqué tener dinero en los bancos si les van a cobrar por ello, por lo que la lógica es que salgan y gasten más.

Según Morgan Stanley, la próxima subida de tipos del Banco de Japón, haría que los inversores empezasen de nuevo a comprar más bonos japoneses con un interés mejorado*.

[cta id="8984" vid="0"]

En el artículo mencionan el clásico ejemplo del “carry trade” con el que los inversores mundiales “vuelven” a meter los yenes prestados en Japón cuando hay problemas en el mundo.

Aquí vemos que en cierto modo Morgan Stanley espera que el yen suba cuando suba la inflación en Japón.

La inflación en Japón ha subido bastante pero aún se encuntra en niveles muy bajos
También la inflación está subiendo en los Estados Unidos pero en este caso por encima del 2% con lo que la FED está intentando contrarrestar
La de la zona euro apenas está rebotando ahora

No obstante, lo que puedo ver en términos de inflación en las principales áreas del mundo es que la misma sigue muy baja, y que es en Japón donde es más baja, por debajo de las cifras de la Unión Europea y de los Estados Unidos.

Otro artículo interesante sobre previsiones para el yen es el publicado en el Financial Times con una entrevista a Russel Napier, un estratega de inversiones en el que el mismo comenta que debido a que Japón está terminando sus ahorros, tendrá que aumentar mucho más el balance del Banco de Japón.

Según el autor el yen irá a los 150 con el dólar en el 2018.

La verdad que viendo como ha comenzado el año parece un poco lejos, y tendría que darse un mercado alcista monumental para llegar a esos niveles, pero bueno, de predicciones está hecho el mundo.

invertir en yen 2018

Según el autor el año 2018 es uno para estar muy precavidos en Bolsa, y en esto no le faltó razón pues ya tuvimos unos primeros meses bastante movidos.

En fin, que como vemos, tenemos varias opiniones para todos los gustos.

Según algunos, el yen tiene que bajar.

Según otros, el yen tiene que subir.

Y como vemos son todos expertos en los mercados: desde Bankinter, Morgan Stanley, Sakakibara o Napier.

¿Quién lleva la razón?

Como ves, al menos tres de estos están equivocados.

Otro ejemplo más para que veas lo fútil de las predicciones.

En mi caso no tengo mucho que decir, salvo que como dije antes, la inflación sigue siendo más baja en Japón, aunque es cierto que la subida de los últimos meses ha sido más alta en ese país que en en los demás, pasando de 0.2 a 1.5 en pocos meses, una subida que aunque parece pequeña no lo es, pues se trata de más de 700% de incremento.

Este último dato es a tener en cuenta pero no definitivo.

No es definitivo porque a pesar de toda la “teoría” o “lógica”, Japón no ha terminado por salir de la deflación.

Al menos los datos que podemos ver no nos lo indican.

Esto está claro cuando vemos el tipo de interés del Banco de Japón, todavía sentado en tipos negativos.

Los tipos de interés del Banco de Japón no señalan la más mínima inflación a medio plazo, de momento

Con esos tipos negativos y con los de los Estados Unidos subiendo con fuerza o los europeos con amenazas de hacerlo, la cosa parece que no nos está indicando todavía un colapso inflacionario en Japón.

Es decir, es la FED la que está subiendo los tipos con fuerza antes que nadie. Y si hace esto es porque en el fondo tendrá que ver alguna presión inflacionaria, y si hay presión inflacionaria en los EEUU entonces lo que tendríamos que esperar es un dólar más débil a medio largo plazo.

Por lo que vemos, entonces, es el dólar el que está acusando la inflación, y si hay inflación la divisa se debería devaluar. Vamos, como el caso bolivariano más o menos.

Ejemplo sempiterno de que una divisa devaluada no es lo mejor para las exportaciones.

En fin, que no me atrevo a hacer predicciones para el yen, pero sigo opinando que la sociedad japonesa sigue siendo una de las más civilizadas del mundo y que solo por eso hay valor de cara a futuro a la hora de invertir en cualquier cosa japonesa.

Las previsiones de corto plazo son muy complicadas.

Como hemos visto ni los expertos se ponen de acuerdo, aunque hay una tendencia en los mismos a que el yen tendrá que depreciarse en los próximos meses o años.

Parece que el consenso en su devaluación es mayoritario.

Yo, sin embargo, no lo tengo tan claro, sobre todo cuando llegue por fin, una recesión en Europa o los Estados Unidos.

Saludos y buen trading

 

* Aunque lo cierto es que en estas últimas décadas no faltó fuerza de compra en los yenes, ni con tipos cero. Más bien todo lo contrario. De hecho, yo diría que tipos de interés creciente lo que provocarían es salidas del mercado de bonos.

– Gráficos cortesía de TradingEconomics.com

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Deja un comentario