Prohibición de ventas en la Bolsa china y otros remedios del intervencionismo

Mientras el drama se desarrolla a ritmo de telenovela en Grecia y Europa, es decir, poco a poco, hay otro drama en el otro lado del mundo, del cual ya hablamos hace unos días, el cual está alcanzando niveles esperpénticos en cuanto a la respuesta de las autoridades.

Este otro drama es el de la Bolsa china, la cual está cayendo a una velocidad, incluso superior al gran mercado bajista del 2008, aunque el nivel de la caída aún se encuentre lejos de ese año.

El colapso está siendo tan rápido y drástico que cientos de miles de pequeñas cuentas de inversores chinos apalancados están siendo destruidas sin piedad. Es lo normal cuando te pones a apostar apalancado en un mercado que sube más de un 100% anual y pensando que nunca más va a bajar. Y esto es algo común al resto del mundo, ya que el pensamiento mayoritario es que “esto va parriba”.

Todo el mundo, los periódicos internacionales, y sobre todo las autoridades chinas, están hablando de “ventas irracionales”.

 

La Bolsa de Shenzhen sigue cayendo a una velocidad tremenda
La Bolsa de Shenzhen sigue cayendo a una velocidad tremenda

 

Como siempre, se trata de cortinas de humo de ignorantes de cómo funcionan los mercados, pero que curiosamente tienen mucho poder; de hecho, todo el poder. Lo cual no va unido a la “verdad”, pues poder y verdad parecen ser términos totalmente excluyentes hoy en día.

 

Por supuesto que no hay “ventas irracionales” en el mercado chino.

 

¿Qué es irracional y qué es irracional?

¿Es “racional” que la Bolsa de Shenzen suba un 200% en dos años pero “irracional” que la misma caiga un 30% en un mes?

Este es el viejo juego de los burócratas según el cual todo vale cuando la Bolsa va bien, pero todo va mal cuando la Bolsa baja, apareciendo entonces los “malvados especuladores”, las “ventas irracionales”, “los antipatriotas”, etcétera.

Lo cierto es que la burbuja de la Bolsa china del último año había sido una de las más grandes de la historia en las bolsas mundiales. No se ve grandes índices bursátiles subiendo un 100% al año normalmente (Caracas no es un “gran índice bursátil).

Lo mismo pasa con Bitcoin o con cualquier chicharro. Si tienes grandes subidas, has de esperar grandes bajadas también, incluso en medio de un “mercado alcista secular”. No puede ser que todo sea subir siempre. ¿Pero dónde hemos ido a parar?

O sea, los tipos fomentan una burbuja de crédito de proporciones colosales en China, hacen que la Bolsa suba un 500% en unos pocos años y luego se asustan cuando la misma empieza a caer.

El caso es que siempre pasa lo mismo, ya sea en China, Estados Unidos o Europa. La histeria gubernamental siempre se instala en los mercados cuando hay un mercado bajista. Se empiezan a buscar culpables y soluciones intervencionistas por todos lados. En este sentido, el caso chino es digno de mención, porque las medidas que están adoptando estos días son dignas de manual.

En una carrera total hacia la locura, estas son algunas de las medidas que han tomado el gobierno y las “compañías chinas”:

 

Prohibición de negociación en más de 900 acciones

 

940 compañías chinas (más probablemente a día de hoy) han dejado de negociarse en la Bolsa china, con la intención de intentar parar las ventas, lo que hace al menos 1/3 de las empresas chinas en Bolsa.

Supongo que detrás de esto están las manos del gobierno, el cual habrá aconsejado a las compañías, por el bien del país.

Se me ocurre que ya que están podrían simplemente cerrar las Bolsas, y así se ahorrarían el paripé de un plumazo.

Lo que ocurre, es que cuando no dejas vender o negociar algo, tampoco habrá nadie interesado en comprarlo. Salvo, claro está, el Banco Central de China.

 

Se prohíben los términos de “Crash financiero”, “desastre en la Bolsa”, etcétera

 

Este es uno de los puntos más demenciales que he visto en mi vida, el cual tenía que venir, de un país con restos de mentalidad aún anclados en el maoísmo y comunismo más lamentable.

O sea, que una de las soluciones para que la Bolsa no caiga es el no hablar de que la Bolsa caiga. Genial, un gran descubrimiento de los ingenieros sociales chinos, el cual creo que no tardaremos en ver exportado en los mercados de Occidente en su debido momento.

Por lo tanto, las fuentes locales no pueden hablar de que la Bolsa cae.

¿De qué pueden hablar entonces? ¿De que la Bolsa sube?

 

Se prohíbe la venta de acciones por parte de los fondos de pensiones

 

De acuerdo a Caijing (periódico chino), los fondos de la seguridad nacional tienen terminantemente prohibido vender (para comprar no hay problema supongo).

 

Compras directas por parte del gobierno

 

Parece que el Gobierno chino ya ha decidido a empezar a intervenir directamente en el mercado con el banco central inyectando dinero en la Corporación de Finanzas y Títulos China.

Imagino que conforme se intensifique el colapso, la intervención del Banco Central Chino acabará siendo total, justo cuando se convierte en el único que interviene.

Lo curioso de todo esto es que en medio de la carnicería, el gobierno chino también ha introducido normas para “facilitar” el trading. Por ejemplo, el 30 de junio y el 1 de julio pasados incluyeron normas para facilitar las regulaciones en financiación de margen (apalancamiento para trading). Así como reducciones en las tasas de transacción de las acciones.

[cta id="8984" vid="0"]

La verdad es que los chinos no sabes por dónde te pueden salir.

Por un lado tenemos prohibiciones de vender y negociación y por otro mayor facilidad para negociar. Que alguien me lo explique por favor.

 

Los brokers chinos “acuden” al rescate

 

En otra de las acciones de locura de estos días, los brokers chinos – imagino que “aconsejados” por el gobierno – han decidido crear un fondo de 120 mil millones de remnibis para comprar los ETFs de grandes empresas, comprometiéndose a no venderlos siempre y cuando el índice de Shangai no baje de los 4.500.

Me pregunto qué harán de verdad cuando el índice llegue a ese nivel.

Brokers comprando directamente acciones y ETFs para “ayudar” al gobierno. Esta sí que es buena. Cosas de chinos sin duda, pues no creo que veamos alguna locura así en Europa o Estados Unidos.

 

El regulador chino anuncia que tomará medidas contra la manipulación del mercado y los “rumores”

 

Esto va relacionado con la prohibición de las “noticias” anteriormente comentadas. Supongo que no solo en los medios de información, sino en la misma Bolsa todo el mundo tendrá prohibido de hablar sobre el crash (rumores).

Así mismo, ya hay restricciones a la venta en los futuros chinos, el CFFEX. Si esto sigue así supongo que la restricción acabará por ser total, en cuyo caso me pregunto qué clase de futuros son esos en los que solo puedes comprar pero no vender. ¿No es esto un oxímoron?

El día 6 de julio ya pusieron un límite de 1.200 lotes en ese índice. A lo que hay que añadir el límite del 10% en los mercados de acciones, más allá del cual, se “para” el trading.

En medio de esta carnicería, las decenas de especuladores chinos, de los cuales la mayoría no tienen ni la ESO, esperan que el mercado se dé la vuelta, ya que los mismos están en buena medida apalancados en el lado alcista.

El lado alcista de la Bolsa es el mejor, pero el más peligroso cuando tienes a las masas apalancándose justo cuando el mercado está a punto de tocar techo.

Ya veremos cómo transcurren las próximas semanas y meses, pero parece ser que la situación en China está lejos de haberse estabilizado, a pesar de los increíbles intentos por parte del gobierno chino.

¿Será esto un aviso de lo que está por venir en Occidente dentro de poco?

Preparémonos para ver medidas de lo más bizarro cuando ello ocurra.

Veo prohibiciones de negociación por doquier.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero