¿Qué es el IBEX 35?

¿Qué es el IBEX 35?

Primero de todo vamos a ver que es el IBEX 35.

Este es el índice de referencia de la Bolsa española el cual está gestionado por BME (Bolsas y Mercados Españoles) que es la empresa encargada de gestionar los mercados bursátiles de España.

Como el mismo nombre lo indica, el IBEX está formado por 35 empresas más importantes del país en un sistema de ponderación por capitalización bursátil.

El IBEX 35 vendría a ser el Dow Jones español el cual es la referencia en el mundo bursátil e inversor nacional, pues los inversores españoles lo siguen muy de cerca.

Digamos que si al IBEX le va bien la economía española tiene buen comportamiento y crecimiento de empleo. Si el IBEX cae a plomo es que las cosas en la economía española pintan mal.

Cotización IBEX 35

Este índice tiene una particularidad bastante importante, y es el hecho de que es uno de los índices bursátiles donde las acciones más importantes tienen más peso, al ser un índice de capitalización ponderado.

Es decir, que los grandes conglomerados financieros, energéticos y de comunicaciones del IBEX como: Telefónica, Banco Santander, el BBVA, Repsol e Iberdrola sufre, el IBEX va con ellos, de tal modo que muchos de esos valores tienen una cotización similar a la del índice español.

No obstante finalmente otra empresa ajena a los grandes emporios antiguos del país, Inditex, se unió al grupo, debido a su enorme crecimiento desde los años 2.000, convirtiéndose en una de las empresas líderes en el mundo en el sector de las ventas minoristas de ropa.

En este sentido, Inditex ha roto un poco la monotonía y el carácter fuertemente estatalista del IBEX 35.

¿Por qué digo lo de carácter estatalista?

Pues porque si nos fijamos las grandes empresas del IBEX, tanto los bancos como las energéticas dependen de manera fundamental de la regulación estatal en dichos sectores, de tal manera que podemos decir que su negocio depende de lo que diga el Estado, y con lo que dice el Estado hoy en día, la competencia en esos sectores está cerrada, es decir, podríamos decir que funcionan en oligopolio, teniendo que responder solamente ante competencia internacional, si se da el caso.

El caso de los bancos es un poco diferente pues los mismos se puede decir que son empresas privadas pero protegidas por lo público, ya que el Estado parece ser que no las va a dejar quebrar.

Esto último lo pudimos ver en la crisis del 2008 y en las posteriores de la prima de riesgo del 2010 2011 y 2012.

En esos años el Estado español y la Unión Europea salieron a la defensa del sector bancario nacional que estaba a punto de quebrar.

Vamos, que con el IBEX lo que podemos ver es una preponderancia de empresas de bajo perfil tecnológico o que operen en un entorno de libre competencia en sectores menos regulados.

La excepción a esto es Inditex, ya que la misma tiene que competir en un mercado mucho más complicado que Telefónica.

Digamos que Inditex necesita convencer a los compradores a nivel de calle en mayor medida que Iberdrola, la cual estará más interesada en obtener beneficios provenientes de los pasillos de los ministerios nacionales.

Otros ejemplos de Bolsas con empresas de este perfil son casi todas las de los países latinoamericanos, por ejemplo.

Como contraste a esto podemos tener las bolsas de los Estados Unidos, Australia, Hong Kong, Tokio, etcétera, donde hay muchas más empresas compitiendo en los mercados tecnológicos, mucho menos regulados que los de servicios “básicos”.

Sin embargo, hay un punto a favor de este hecho desde un punto de vista inversor.

Al tratarse de empresas de este tipo el índice es uno de los mejores en términos de dividendos, pues todas esas empresas nombradas son generadoras de dividendos muy buenos de manera casi continua, de tal modo que podríamos decir que una parte de las empresas del IBEX forman parte de los llamados “aristócratas del dividendo”, que suelen ser el tipo de acciones favoritas de un grupo amplio de inversores que toman sus decisiones basadas en estos datos.

Evolución bursátil e historia del IBEX

El IBEX 35 nació el 14 de enero de 1992, con lo que podemos ver que es un índice bastante joven.

El mismo tuvo unos años muy difíciles desde 1986 hasta 1992 con constantes subidas y bajadas en forma de sierra.

Desde 1992 hasta el 2007 fue uno de los mejores índices bursátiles del mundo multiplicando su cotización por 10, con el mercado bajista del colapso de la burbuja del Nasdaq por medio, del 2000 hasta 3l 2002.

Posteriormente el IBEX 35 ha vivido sus años más difíciles desde el 2007 hasta el 2012 con continuos y terribles mercados bajistas, primero por la crisis “subprime” en los Estados Unidos, unida al colapso de la burbuja inmobiliaria española, siguiendo por la crisis de las primas de riesgo en Europa, que llevaron al índice a niveles de pánico en medio del total colapso de la bolsa griega.

Empresas del IBEX 35

Como ya hemos podido ver, el IBEX 35 está compuesto por las mayores empresas españolas por capitalización, por lo que en el mismo siempre hay salidas y entradas casi todos los años, con un núcleo fuerte de acciones como las nombradas anteriormente.

El núcleo fuerte del IBEX está formado por el Banco Santander, el BBVA, Iberdrola, Inditex y Telefónica.

Estas cinco acciones suelen suponer el 50% de la capitalización del IBEX, con lo que nos podemos hacer una idea de la importancia de las mismas.

Otras acciones importantes serian las de Repsol Ferrovial, Amadeus o Abertis.

Nadie garantiza que ninguna de estas o de las otras empresas vaya a permanecer en el IBEX por mucho tiempo o siempre, aunque las cinco primeras es muy complicado que salgan del mismo.

¿Y por qué es tan complicado que salgan?

Pues por una sencilla razón.

Si un día Telefónica o el BBVA caen tanto para salir del IBEX quiere decir que deberían caer más de un 95%, es decir, deberían prácticamente quebrar.

Lo de quebrar no sería gran problema para buena parte de las acciones del IBEX o del mercado continuo español. La economía española lo soportaría sin problema.

Ahora bien, un colapso del BBVA significaría que la economía española estaría entrando en barrena, lo que implicaría la misma solvencia del Estado.

Dicho de otro modo, si el BBVA o Iberdrola quiebran probablemente estaríamos hablando de la quiebra del Estado español, y ahí ya entramos en otro terreno más complicado.

¿Veremos algún dia la quiebra de alguno de esos grandes colosos?

Quien sabe, en el pasado muchas grandes empresas que parecían consolidadas salieron del IBEX. Nombres tales como: CEPSA, Iberia, Jazztel, NH Hoteles, Sacyr, Prisa, Sol Meliá o Zeltia.

Deja un comentario