¿Qué es el spread en trading? Aprende a usarlo a tu favor

que es el spread en forex y trading

¿Qué significa este término “spread” que tanto vemos en los mercados financieros?

El spread es uno de los conceptos más fundamentales en el mundo del trading.

Para que un día llegues a poder dominar el mundo de la especulación a corto plazo es estrictamente necesario que domines a la perfección el concepto del spread.

En teoría es un concepto sencillo y te lo voy a explicar a continuación.

Pero lo interesante no está en el concepto en sí, sino en las repercusiones que el mismo tiene para la actividad diaria de un operador de Bolsa o Forex.

En la primera parte te voy a explicar en qué consiste. La teoría, vamos.

En la segunda parte te voy a dar los detalles importantes que son los que al final van a influir verdaderamente en tu carrera como trader.

Vamos allá.

¿Qué son los spreads?

El concepto es sencillo.

Una de las traducciones en inglés es “diferencial”.

Haz click aquí y abre una cuenta gratuita con el broker más popular para operar CFDs de acciones

El 76.4% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero

Esto vendría a decirnos más o menos lo que es este concepto aplicado al trading.

El spread en los mercados financieros hace referencia a la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un activo o instrumento.

Aunque, ojo, porque el spread también puede hacer referencia a otro tipo de actividades del trading, tal como un estilo de trading en los mercados de futuros donde se busca hacer arbitraje de contratos de futuros del mismo instrumento con diferente vencimiento. Esto, sin embargo, lo dejamos para otra ocasión, pues es un tema aparte.

Lo que aquí interesa es el spread como diferencial de los principales activos del panorama financiero mundial que es lo que interesa al 99,9% de los traders minoristas.

Ejemplos de spreadBid (compra del mercado)Ask (venta del mercado)
S&P5002.000,002.000,25
EURUSD1.10201.1021

En los mercados financieros siempre hay dos precios: el bid-ask o compra-venta.

El ask es el precio de venta del mercado que es el cual usa el trader o inversor para comprar.

El bid es el precio de compra del mercado que es el que usa el trader o inversor para vender.

La característica principal de estos dos precios es que, desde el punto de vista del trader o inversor, el precio de compra del trader es mayor que el de venta. Es decir, el spread siempre tiene, o debería, tener valor positivo.

Es decir, lo normal es pagar un precio mayor cuando compramos y uno menor cuando vendemos. Se puede dar algunos casos de spread negativo en Forex pero en los mismos seguro que hay que pagar comisiones aparte mucho mayores.

Por ejemplo, cuando vemos la cotización del EURUSD siempre vemos el precio en forma de par. Ese par nos muestra el precio de compra y el de venta.

Pues bien, nosotros siempre compramos al precio más caro, el de la derecha.

En el ejemplo del EURUSD, compramos a 1.1021 y si vendemos en el instante lo hacemos a 1.1020, perdiendo un pipo en el proceso.

Esto nos muestra rápidamente que el hacer trading o inversión tiene un coste inmediato.

Ya te adelanto que el coste del spread es muy grande en la actividad del trading.

Aviso de riesgo:los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

¿Quién crea el spread financiero?

La existencia del spread es lógica.

No existe por arte de magia.

Para que haya un mercado financiero tiene que haber compradores y vendedores.

Los vendedores son los que crean el spread y lo aplican como un modelo de negocio.

Los compradores hacemos uso de esa oferta de spreads para comprar y vender a nuestra discreción.

En el caso de un mercado de comida, compramos el alimento para comer.

En el caso de un mercado financiero de intercambio compramos el instrumento para especular.

En ambos casos necesitamos intermediarios.

En los mercados financieros esos intermediarios son los market makers, dealers o brokers (según sea el caso).

Estos market makers (creador de mercado) son los encargados de proporcionar liquidez al mercado, pero no lo hacen de manera gratuita. Para poner su capital a disposición de los especuladores, requieren de una remuneración, igual que el panadero requiere de lo mismo tras poner su labor y materia prima para elaborar el pan.

Los grandes market makers son los que proveen la liquidez general en los mercados.

Piensa en Goldman Sachs, J.P. Morgan, BNP Paribas, Barclays, etcétera.

Luego vamos bajando de tamaño hasta llegar a los conocidos como brokers market makers de Forex, que en esencia hacen lo mismo que los market makers mayores.

Curiosamente, incluso cuando operas en un supuesto broker “ECN”, también estás operando con la oferta de otros market makers, así que sí o sí, vas a tener que operar contra ellos.

Bien, el market maker obtiene su beneficio a través del spread.

El trader compra en el ask y vende en el bid y el market maker es el que hace lo contrario: vende el ask y compra el bid.

El spread es una comisión de Bolsa o Forex

Aquí tenemos la primera gran verdad del spread: se trata de una comisión de trading e inversión en toda regla.

La mayoría de los usuarios de Bolsa suelen preocuparse por las comisiones pero raramente lo hacen por el spread.

Invierte en Bolsa, criptomonedas y Forex con el broker líder en Latinoamérica

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

En el Forex, sin embargo, los operadores veteranos son más conscientes de la carga financiera que supone el spread y por ello estudian los diferenciales de los brokers para intentar elegir aquellos más atractivos.

En la Bolsa el spread no suele mirarse mucho por dos razones:

  • Porque muchas de las operaciones bursátiles son a largo plazo, y ahí el spread se vuelve menos importante
  • Porque los spreads de las mayores acciones suelen ser bastante reducidos

Vamos a ver varios ejemplos de cómo funciona el spread.

Ejemplo del spread en Bolsa

La acción de Siemens cotiza a 88,48-88,50.

El spread aquí es de 2.

El coste del spread es del 0,026%.

En la mayoría de blue chips dicho coste normalmente va del 0,02 al 0,1%.

Como vemos es un coste bastante bajo.

Aquí lo que realmente importa es el coste de la comisión, que en los brokers puede tener un mínimo de 4 euros, que para una acción puede ser un coste de casi el 5%.

Por eso en la Bolsa no interesa comprar paquetes de acciones pequeños.

Algunos brokers son más baratos, pero no son muchos en esa categoría.

En la bolsa, como vemos, y al menos en las acciones de gran capitalización, el coste verdaderamente importante es el de la comisión.

Spread típico en CFDs de acciones

La cosa cambia de manera radical cuando nos adentramos en la operativa de CFDs de acciones.

En este campo podemos ver numerosas ocasiones como muchos brokers dicen que podemos operar CFDs de acciones sin comisiones.

En realidad es no es cierto.

No lo es porque la comisión que cobra el broker en esos casos viene en el spread.

Es decir, sí que hay comisiones, y esas comisiones son el spread.

Como vemos en el ejemplo, el spread de Siemens ahí es de 0,19; bastante mayor que el que podíamos encontrar en el broker de acciones al contado.

Sin embargo, si operamos por ejemplo 10 acciones, el coste de operar Siemens con el broker de CFDs será de 1,9 euros, mientras que el coste de operarlo con el broker de acciones (suponiendo una comisión de 4 euros) será de 4,02 euros, que es el resultado de la comisión más el spread.

Por tanto, suele ocurrir que cuando se operan pequeñas cantidades el broker de CFDs es más barato que el de acciones. Sin embargo, cuando se operan cantidades mayores el coste del broker de CFDs se hace bastante mayor que el del broker de acciones.

Spreads en los índices

que es spread
Spread del CFD del SP500

El trading de referencia de índices es el que se realiza en el mercado de futuros. Los más conocidos del mundo son el del S&P 500 y el del DAX 30.

Estos son los contratos más negociados en Europa y los Estados Unidos.

El contrato del DAX suele tener un spread de 1 punto. Ese punto son dos ticks, y como cada tick son 12,5 euros, el coste del spread de 1 punto es de 25 euros.

Como puedes ver es una cifra significativa.

No lo es tanto con respecto al tamaño del contrato en sí, que para 12.000 puntos es de 120.000 euros. Sin embargo sí que lo es para una cuenta de trading pequeña que se disponga a operar este futuro.

La comisión en un broker barato puede ser menor a 3 euros.

Por lo tanto vemos que la comisión apenas es una fracción del coste del spread en el futuro.

Aquí es donde vemos la importancia del spread.

Es decir, cuando pienses en negociar índices de bolsa piensa más en el spread que en la comisión. En la mayoría de los casos el mayor peso del coste viene por el spread.

En un broker de CFDs, el spread puede ser de aproximadamente 2 puntos.

El equivalente de esto sería un coste de 50 euros si lo comparáramos con el futuro, o dicho de otro modo un 100% más caro.

Viendo esto es obvio que un trader de índices que quiera hacer trading de alta frecuencia debería intentar operar los futuros.

Sin embargo, te digo que hay más maneras de operar que haciendo “alta frecuencia”.

Además, el trading de futuros no es recomendable para la mayoría de traders minoristas por cuestión de flexibilidad y la imposibilidad de aplicar técnicas de gestión del riesgo adecuadas.

Spreads en las opciones financieras

Otro caso interesante donde podemos ver el spread es en el mercado de las opciones clásicas o vanilla.

Las opciones financieras son instrumentos muy populares desde hace siglos. En las últimas décadas han perdido popularidad en el mercado minorista debido a la entrada masiva de otros productos, pero siguen siendo muy populares en los mercados profesionales bursátiles.

Lo interesante de las mismas es que nos enseñan que en su caso deberíamos olvidarnos de hacer operativa de tipo intradia.

La razón es simple: el spread de las opciones clásicas es elevado y no es apto para trading de alta frecuencia.

Incluso en opciones de valores de alta liquidez como Apple podemos encontrar spreads del 2% del precio de la opción y más aún si nos vamos a vencimientos más lejanos o en otros títulos menos líquidos.

A pesar de que son instrumentos volátiles, no lo son tanto como para jugar a abrir y cerrar operaciones de manera frecuente en el mismo día. Un 2 o 3% de spread es mucho coste.

Las mismas son más aptas para apuestas especulativas a medio plazo.

Ahí la cosa ya se pone más interesante.

Aunque no es juego para novatos e inexpertos.

Repito, son instrumentos para profesionales.

La verdad sobre el spread en Forex, trading y Bolsa

Bueno, ahora toca comentar mi opinión sobre este asunto tan interesante del spread.

Es decir: la parte interesante de verdad del artículo.

Normalmente, los aspirantes a day traders comienzan a operar y en ocasiones no les va mal al principio.

Muchos incluso empiezan ganando.

Ahí llega el momento de euforia típico.

Yo he pasado por ahí; de hecho, todos pasamos por ese momento cuando las cosas parecen ir bien. Esto es válido para cualquier instrumento de trading y para cualquier horizonte temporal o estrategia.

Sin embargo, en el day trading las emociones se multiplican por diez.

Claro, no es lo mismo, si operamos cinco veces al mes con un activo, que cincuenta.

En la mayoría de los casos, los aspirantes a day traders acaban viendo que sus cuentas empiezan a descender poco a poco, ya que normalmente, las cosas no salen como se habían planificado.

El maravilloso estudio del indicador “J” parece que no funciona tan bien.

¿Qué estará pasando? “Seguro que esto es cosa pasajera, ya volverán las condiciones normales”.

Así pensé yo en varias ocasiones, pero las “condiciones” se resistieron a volver.

Al final, al cabo de unos meses, con suerte (hay otros, que les es suficiente con días o semanas), el trader tendrá su cuenta bastante reducida con un drawdown de más del 50%.

En muchos otros casos, la cuenta habrá dejado de existir.

Esa es la cruda realidad del intradia frecuente ya sea en futuros, forex, CFDs, o incluso acciones.

En acciones, también fallarán casi todos, solo que a un ritmo un poco más lento, debido al menor apalancamiento posible.

Spread en Forex

Vamos a ver un ejemplo clarificador sobre el alto coste que tiene el spread en el trading, en este caso de Forex, pero que aplica para cualquier otro instrumento.

Pongamos que el par GBPUSD cotiza a 1,5510/1,5511 (bid-ask).

Decido comprar a 1,5511. Si el precio sube 10 pipos, la cotización será 1,5520/1,5521.

Si decido vender, obtendré 9 pipos de beneficio (a eso le tendré que restar la comisión si es un bróker ECN)

Si el precio baja en igual magnitud que el caso anterior, 10 pips, entonces la cotización será 1,5500/1,5501.

Como es lógico tendré que vender al bid, es decir a 1,55, y perder 11 pipos.

Como podemos ver, cuando el precio se mueve igual tanto para arriba como para abajo, acabamos perdiendo una cantidad equivalente a dos veces el spread. Es decir, el spread lo pagamos dos veces. Y esto es crucial en el trading a corto plazo.

Si ganamos, tenemos 9 pipos, y si no, perdemos 11 pipos, y todo para un mismo movimiento de 10 pipos.

Si a esto le sumamos la comisión, que puede bien ser de 0,6 pipos ó 6$ en total (suma ida y vuelta para un lote de 100.000 unidades), entonces tendremos, qué, si el precio sube 10 pipos habré ganado 8.4, y si el precio baja 10 pipos, habré perdido 11.6.

¿Ves la diferencia?

El que te vende al ask, y te compra al bid, el market maker, sí lo ve. Y encantado procede a ofrecer cuantos más contratos mejor.

Mejor para él.

Para tener éxito en un escenario así tendríamos que acertar 12 veces de veinte, y solo fallar 8. Así tendríamos 8,4*12 igual a 100,8 y 11,6*8 igual a 92,8.

En el momento en el que aciertes solo 11 y falles 9, ya estarás perdiendo dinero, y bastante además.

¿Acertar 12 veces y fallar 9 para un objetivo de beneficio igual o similar que la pérdida?

¿Apuestan ustedes a cara o cruz si el que les ofrece la apuesta les dice que si gana él se llevará 11,6€ y si pierde te paga 8,4?

¿A qué no?

Por eso los verdaderos scalpers son los market makers, no los “traders”.

Ejemplo del efecto del spread en trading

Recuerdo una ocasión en particular en la que me dio por mirar el balance de resultados después de ocho meses de day trading desastroso en el que destruí por completo una de mis innumerables cuentas (sí, destruí muchas cuentas en su día).

Para aquella cuenta había depositado unos 5.000 dólares (redondeando) y el objetivo era operar el EURUSD y el GBPUSD, con un spread bastante reducido (“barato”, supuestamente).

Ocho meses más tarde, la cuenta se había reducido a unos 400$, la cerré y me fui con el rabo entre las piernas.

La estrategia de day trading que había estudiado y que prometía un 20% de beneficio medio al mes acabó fallando.

Y tampoco se trataba de un sistema de “scalping” extremo con decenas de operaciones al día.

Al contrario era un day trading “moderado” con 3, 4 o 5 operaciones diarias, que solo haría cuando las condiciones fueran las adecuadas. Cuando lo dijera el “indicador”.

El hecho es que al final pude comprobar que de los aproximadamente 4.500$ de pérdidas, 1.000 fueron comisiones, las cuales eran de unos 5$ ida-vuelta.

Luego, indagando, calculé el coste aproximado del spread para aquellas operaciones.

En total fueron unos 50.000.000 de $ de volumen operado, lo que resultaría en 500 lotes.

Si por cada lote que compramos y vendemos (100.000 unidades de divisa), “pagamos” un spread de, pongamos 0,7 pipos de media, entonces tendríamos un coste de 3.500$. Justo la cantidad, que sumada a los 1.000$ de las comisiones resultaban ser más o menos la pérdida total de la cuenta.

Viéndolo con los años, me di cuenta de que en realidad la pérdida total vino dada por el coste total de comisiones más spread.

Es decir, si hubiera operado esa cuenta sin coste de spread y sin comisiones de compra venta, al final habría tenido un resultado neutro. O dicho de otras palabras, las operaciones que hice ganaron tantos pipos como perdieron.

Por ejemplo, y aunque sea inventado, pongamos que las posiciones ganadoras que hice se movieron 4.000 pipos en mi favor, y las perdedoras otros tantos en mi contra.

Por decirlo de alguna manera, acerté el 50% de las ocasiones.

El problema es que cuando fallaba, los costes de operativa, el spread y las comisiones, me iban comiendo la cuenta poco a poco.

En otras ocasiones anteriores ni me había molestado a observar esos datos, como por ejemplo, las comisiones. Pensaba que los sistemas, eran simplemente malos, lo cual, era cierto también, pues el 99,9% de los sistemas de day trading acaban siendo malos tarde o temprano.

Pero el verdadero problema del day trading frecuente es que vas a necesitar un sistema algo más que bueno.

Un sistema que derrote la dura carga que supone el coste de pagar el spread dos veces, pero sistemas así no va a encontrar nadie en cursos ni en ningún lado de manera fácil. Y ni si quiera pagando unos miles de dólares.

day trading de acciones

Y para el que haya leído esto y haya hecho day trading anteriormente sin éxito, o tenga pensado hacerlo, le invito a que haga lo mismo.

Es decir, que coja el historial de su cuenta y vea cuantas operaciones hizo, cuantas comisiones pagó y cuál fue el coste del spread asociado.

Por ejemplo, para alguien que haya operado el ES, el futuro del SP500 (también fui destruido en su momento intentando day trading ahí, y estoy seguro que el coste del spread tuvo mucho que ver), el coste del spread es de un tick, el cual es 12,5$ en ese futuro.

Por tanto, cualquier trader que opere ese contrato estará pagando 25$ cuando compra y cierra un contrato del ES. Comparado con eso, la comisión de un buen bróker americano, 5 ó 6$ (ida y vuelta), es hasta un gasto pequeño.

Es muy difícil ganar con un spread así cuando intentas hacer scalping y buscando 10 o 15 ticks. Después de 500 o 1000 operaciones tu cuenta lo notará, sin duda.

Solución para el problema del spread en el trading

Bueno, la mejor solución para el problema del spread es sencilla:

Reducir el número de operaciones que hacemos y elegir solo las que tengan más calidad.

¿Cómo se consigue eso?

Pues se consigue operando en intervalos de tiempo mayores y/o incrementando nuestros objetivos de ganancia y pérdida.

Por ejemplo, en el caso del GBPUSD, mejoraremos mucho el problema del coste del spread y de las comisiones si subimos nuestro objetivo de ganancia y pérdida de 10 a 100 pipos.

O en el ES, poner un stop de 50 o 100 ticks, y un beneficio de 100, 200 o 400, por decir algo. Sin ser lo más eficiente, al menos ya estaremos disminuyendo el ritmo al que los gastos de transacción se comen la cuenta.

Como dato curioso, estudien el “spread” que solían tener las opciones binarias.

En esos instrumentos se pagaba un spread del 15% en cada operación normalmente (85% payout).

Si ganamos, sumamos 85€ (apuesta de 100), y si perdemos, restamos 100€. Esto equivale a pagar 15€ de entrada de comisión en cada apuesta de 100€.

¿Creen ustedes que es eficiente pagar ese tipo de comisión?

Spread variable en Forex

En el mercado del Forex minorista existe el mito de que los spreads variables son mejores que los spreads fijos.

Este mito está basado en la realidad de que cualquier mercado real del mundo debería tener spreads variables, dependiendo de la estructura de oferta y demanda del momento.

Esto es particularmente obvio en los mercados financieros reales, como las acciones, los futuros u opciones, o el forex interbancario.

Desde ese punto de vista está claro que lo que nos interesa de verdad son brokers que ofrezcan spreads variables que reflejen la variación real del mercado con su precio y volumen correspondiente.

En mercados eficientes, como algunos futuros, tendremos spreads variables poco frecuentes, debido al enorme volumen del mercado, por ejemplo el ES (SP500).

Ahí no hay trampa ni cartón, ni tampoco cuando operamos las acciones de Apple o el Santander en alguno de nuestros brokers tradicionales de acciones.

Ante cualquier problema podremos comprobar los datos en el mercado oficial.

El problema del Forex es que los mercados están descentralizados y aunque forman un mercado real, en el interbancario, no sabemos a ciencia cierta si estamos operando el mercado real o no, más que nada cuando estamos operando en brokers minoristas. Y el hecho de que estos digan que son ECN no tiene por qué significar que estemos operando en el “mercado real”.

Bien puede suceder que estemos operando en el “mercado real” de otro Market Maker.

Spreads variables y el scalping

Uno de los grandes atrayentes para los brokers con spread variables es el hecho de que estos ofrecen la posibilidad de hacer scalping, el cual se presupone una de las maneras más efectivas de hacer dinero a corto y por ende, a largo plazo (en el sentido de que sería un método con el que se puede ganar de manera más o menos constante a largo plazo).

La gran mayoría de brokers del mercado de Forex ofrecen cuentas de tipo ECN en las que no hay restricciones al scalping.

Esto es lo que los scalpers, vendedores de sistemas y señales buscan para poner en práctica sus estrategias.

¿Cómo sabemos que es un ECN genuino?

¿Cómo sabemos que ese “ECN” no es otra empresa que pueda tener un conflicto de interés?

¿Cómo sabemos que no tienen Dealing Desk o Mesa de Intervención del Dinero?

Evidentemente no lo sabemos.

Es por eso, que el tema de los ECNs, STPs y Market Makers de Forex es extremadamente confuso y terreno apto para los engaños.

Yo mismo he operado en brokers ECN supuestamente de una gran calidad, los cuales tienen problemas de liquidez por la noche, teniendo divergencias de incluso cientos de pips en algún par por supuestos “problemas de liquidez”.

En esos casos, resultaba que otros brokers con spreads fijos o simplemente Market Makers, no me ofrecieron esos problemas, resultando que en momentos de poca liquidez son mucho mejores estos últimos.

Es evidente que todos los supuestos ECN son brokers o cuentas dirigidas a los scalpers y amantes de Asesores Expertos.

La sola mención de estos nombres hace pensar a la gente que tienen una aureola de grandes sistemas o rentabilidad, cuando la realidad es que son sistemas en los que pierden la inmensa mayoría de los traders.

Cosa que explica por sí sola el por qué se ofrecen cada vez cuentas ECN con spread variables tan bajos.

Con el simple hecho de cobrar la comisión, estos brokers ya tienen suficiente para ganarle la partida a sus clientes.

Incluso las cuentas de scalping que van bien durante uno o dos años, acaban palmando al 99% más tarde.

Así que el tema de que nos ofrezcan cuentas ECN para poder hacer trading intradía y scalping no es tan bueno como podemos pensar en un inicio.

El problema de los spreads variables, bajos, ECN, etcétera, no son esos spreads, sino el estilo de trading al que se aplican: el scalping o day trading.

Ahí no vais a ganar a largo plazo, independientemente del spread.

Ya os pongan “spreads negativos”.

La comisión se encargará del resto.

El falso mito de los spreads bajos

Además, tenemos el problema de que los spreads variables bajos, no son tan bajos en realidad.

Por un lado, tenemos el hecho de que en estas cuentas normalmente tendremos que pagar una comisión de, por ejemplo, 7 USD por lote round turn, lo que equivale a 0,35 pipos tanto en la compra como en la venta.

El hecho de que tengamos un spread de 0,4 y variable durante el 97% del tiempo no es gran garantía de que ese vaya a ser nuestro coste de trading.

Solo basta con que el spread se incremente durante un segundo a 3 o 4 pipos, para que nuestro coste efectivo de trading se dispare de manera dramática.

Como el spread ese es “variable”:

 ¿Cómo sabemos que el bróker no lo va a ampliar a su antojo en determinados momentos para hacer alguna que otra barrida?

¿O cómo sabemos que no lo hará el Market Maker que es el proveedor de “liquidez” del “ECN”?

Así, resulta que los supuestos grandes brokers ECN nos suelen incrementar los spreads al menos una o dos veces cada hora, cuando hay noticias, por las noches (a veces de manera dramática), etcétera.

Cuando haces números, te das cuenta de que a veces el tema del “spread variable” de Forex es una patraña.

En este sentido, son mucho mejores los spreads de índices, tanto en futuros, como en CFDs, los cuales son mucho más estables, a pesar de ser variables.

¿De qué me vale tener un supuesto “super-bróker ECN” con 1 pipo de media en el AUDUSD o NZDUSD, si en una noticia me lo incrementa a 20, y por la noche a veces me hace un gap de 100 (esto lo he visto varias veces en ese tipo de brokers)?

Los scalpers y operadores de cinco minutos me contestarán: “es que para operar durante el día ese spread es el que cuenta”.

Yo les contesto: “la mayoría vais a perder a largo plazo ese intradia”, y además, “los 0,3 o 0,8 o 1 pipos de spread no son siempre así durante el día, ni siquiera en la ausencia de noticias”.

Está claro, que los problemas que comento, que pueden surgir por la noche, son descritos desde el punto de vista de un swing trader, el cual deja posiciones abiertas durante días o semanas y al que no le interesa que por la noche un par incremente su spread en 100 pipos por no sé qué motivos de problemas en el proveedor de liquidez.

Esto se vuelve más ridículo cuando ves que otros brokers no tuvieron tantos problemas de liquidez.

Es ahí cuando te das cuenta de que el “mercado real” que te ofrece el bróker es el “suyo” o el de su “proveedor de liquidez”.

Eso y el interbancario son cosas muy diferentes.

Ganar en el Forex es muy complicado, incluso si haces swing trading.

A veces me río cuando leo el famoso lema “opere en el mercado más liquido del mundo”.

Se puede operar ese mercado, sí, pero no es el “más liquido del mundo”, al menos no para los traders minoristas.

Conclusión ¿Qué hacer entonces?

Bien, después de lo dicho creo que ya deberías entender que hacer trading excesivo no es necesariamente lo mejor que puedes hacer.

El coste del spread puede convertirse en prohibitivo.

Recuerda que las estrategias que en teoría ganan mucho no tienen por qué hacerlo en la realidad.

Los problemas de ejecución y cosas como el spread variable acaban por comerse los mejores backtesting.

Cuando se hace el backtest no se cuenta con esos incrementos de spread. El sistema que ganó 130 veces y perdió 100 en el programa bien podría ganar solo 120 y perder 110 en realidad. Lo que no contaba el  backtest es con que en realidad el spread tiene muchas variaciones a lo largo del día.

Es cierto que es mejor tener un spread bajo y que por eso es un factor a tener en cuenta en los diferentes brokers de CFDs y Forex.

Pero no es menos importante en futuros, opciones o acciones, donde también hemos de tener en cuenta el coste del spread dependiendo de la frecuencia de trading y de la estrategia que usemos.

En general, la experiencia del trader nos dice que lo mejor es hacer operaciones a más largo plazo.

Llámalo week, month o swing trading, pero lo importante es que haciendo menos operaciones nos vamos a dejar mucho menos dinero en el camino en términos de spread, que como hemos visto es un coste muy importante en determinados activos.

Saludos y buen trading

Deja un comentario