¿Qué hay detrás de tanto hackeo y robo en las criptomonedas?

El otro día casi de casualidad, buscando unas cosas por internet, llegué a un artículo sobre un hackeo de esos que tantos hay, en una casa de intercambio de Hong Kong, Okex, en la que se “perdieron” 3 millones de dólares.

El hecho es que esto es tan común que ya no sorprende a nadie.

Parece ser el pan de cada día.

La cuestión aquí es que en esta ocasión hubo algo que me llamó la atención en la portada de aquel artículo, ya que decía “policía no interesada”.

¿Cómo que policía no interesada?

¿Están bromeando los que escribieron el artículo, los representantes de Okex o los mismos clientes víctimas del delito?

Robos de criptomonedas

robo criptomonedas
Un negocio muy lucrativo este de robar criptomonedas

En realidad no es que no supiera lo podrido que está ese “nicho” de las criptomonedas y los hackeos que parece que funciona tan bien, para los hackers, digo, ya que parece ser que casi nunca se les “pilla”.

Ese detalle, el que nunca son pillados, y cosas como esta de la “policía no está interesada” y cosas parecidas, hacen que despierte en mí una sospecha bastante grande de que hay una probabilidad muy alta de que estemos ante un asunto mucho más siniestro: de esos de “guante blanco” que tanto gustan hoy en día, en especial con el advenimiento del mundo “ciber”.

Antes de seguir, comentar que, además, la casa de intercambio, en el caso aludido, invita a los clientes afectados a llamar a la policía por sí mismos.

Imagínate que tu dinero en el banco es robado un día por unos chorizos que asaltan una sucursal y que cuando vas al banco te dicen que tienes que denunciar tú mismo y que ellos no saben nada de nada, ni quieren saber tampoco.

Es más, cuando vas a la policía te dirán: “No tenemos pruebas ni pistas”, “ponga su denuncia y rece un poco”.

Da un poco de risa, ¿no?

En fin.

¿Por qué hay tantos robos de criptomonedas en la red?

El tema de los hackeos en las casas de criptomonedas es un tema bien conocido para los que tienen experiencia en este sector, pues podemos decir sin temer a equivocarnos, que no hay casa que se libre de haber sido hackeada para robar algunas “monedas”.

¿Quién no recuerda los hackeos en Mt Gox, por no hablar del indescriptible colapso del gigante del mundo cripto, que se llevó por delante cientos de millones de dólares?

¿O qué tal los esquemas de Ponzi como el de Bitcoin Savings and Trust?

Si nos vamos a los “comienzos” de esta catástrofe de hackeos podemos encontrar casos como el de Allinvain, un miembro de un foro de Bitcoin, que sufrió un robo de 25.000 monedas, valoradas entonces en 500.000 dólares.

Los casos son incontables. Darían para escribir un libro.

Uno de los últimos y más sonados es el robo de más de 500 millones de dólares de criptomonedas en una casa japonesa, Coinchek.

¿500 millones de dólares?

¿Están bromeando?

¿Me quieren hacer creer que de sitios como Mt. Gox o este desaparecieron esas cantidades monstruosas de dinero y los mismos responsables de esas empresas, las cuales tienen sus propios hackers, no pueden dar con los responsables?

¿Y qué me dicen de las élites mundiales, las cuales tienen un control casi absoluto sobre la “red online” mundial?

¿Me quieren decir que las mismas no pueden “localizar” de donde viene y a dónde van esos robos?

Es más, si te das cuenta, muchas de esas casas de intercambio, como Poloniex (Goldman Sachs) tienen relaciones con las empresas más importantes del mundo a nivel financiero y tecnológico.

¿No me harán creer que si Goldman Sachs o Google quieren encontrar a alguien online no lo van a conseguir?

¿De verdad creen que la red es un sitio en el que podemos ir sin dejar rastro completamente?

Puedes estar seguro que no.

Otro caso importante fue el de Poloniex, otro de los gigantes – a todos les han hackeado, sin excepción – del sector, que perdió el 12,3% de sus reservas debido a un ataque por un error en “coding” (código de programación).

Si a algún personaje importante le desaparecieran varios millones de dólares de una cuenta de estas podemos estar seguros que se daría con el paradero de los responsables.

Aquí, el problema es que estamos suponiendo que existen unos hackers míticos capaces de hacer desaparecer miles de millones de dólares online y luego descargárselos para gastarlos en las playas del Caribe.

Eso es lo que cree todo el mundo.

Sin embargo, si te fijas bien en el artículo que comenté arriba sobre el caso de Okex, con el desentendimiento de la compañía, u otros como los escándalos de MtGox o cualquiera de las otras casas de intercambio, parece que hay un velo en el asunto. Casi como si estuviéramos lidiando con la corrupta policía irlandesa del “Alienista”, interesada en proteger ciertos intereses.

Sinceramente, todo el asunto huele bastante mal.

No digo que en internet no se puedan hacer hackeos y robar dinero y criptomonedas aquí y allí, pero no me cuadra que tengamos una escala tan grande de hackeos (robos) y que nunca se encuentre a los responsables.

Las cantidades de que estamos hablando son realmente escandalosas. De hecho, como vemos un artículo de clubdecapitales, nada menos que el 14% del volumen de criptomonedas ha sido robado.

¿14%?

No me extrañaría, porque entre los casos que veo de “hackeos”, “esquemas ponzi”, “estafas crecepelo”, “quiebras de Mt. Gox”, etcétera, bien podríamos tener una cifra así o incluso mayor. Si es que con solo el caso de la quiebra de Mt. Gox desapareció ingente cantidad de dinero; de los clientes, claro, porque no creo que a los dueños les desapareciera mucho.

Bien, aquí llega la primera de las cuestiones que es complicada de entender, pero que luego de ver como está el tema en el mundo online, acabas por comprender el porqué.

Esto es, ¿por qué tanta gente está metiendo sus ahorros y comprando criptomonedas en estas casas de intercambio, cuando hay escándalos de robos y hackeos casi todos los días?

Sinceramente, viendo el panorama y a pesar del potencial de subida que tiene esta burbuja, me lo pensaría dos veces antes de meter cantidades importantes en una de estas casas que ya han admitido ser hackeadas.

Lo que es más, la manera en que han manejado dichos hackeos, con sus respuestas en plan: “sorry”, “búscate la vida”; me hacen salir huyendo de dicho mercado.

No obstante, la avaricia de la gente y las ganas de ganar dinero como el “vecino” son tan grandes que no es difícil encontrar incontables clientes para un sistema de tragar dinero tan bien montado.

Vamos a ver.

Por ejemplo, el caso este de la casa japonesa que dice que le han robado criptomonedas valoradas en 500 millones de dólares.

Vamos, 500 millones ganados así, con darle a unos botoncitos es algo muy apetecible, ¿no?

Lo que gana esa empresa al año es una porquería comparado con eso. Ese es el dinero que ganan muchas de las grandes empresas mundiales al año, con algo más de esfuerzo que apretar un botón, claro.

Aquí es donde viene el tejemaneje oscuro del asunto.

¿Quienes son los hackers que roban criptomonedas?

¿No se os ocurre que podríamos estar ante una estafa monumental por parte de muchas de estas casas de intercambio, que en colaboración con “hackers”, estén vaciando las cuentas de sus clientes para hacerse ricos?

Si nos fijamos en los datos de estos robos que han ocurrido, el mismo tiene unos parámetros bastante sencillos:

  • Nos han desaparecido muchas criptomonedas por un “error en el código” o por “errores de seguridad xyx”, etcétera (todo suena muy técnico y complejo, para que los clientes se queden ensimismados).
  • No sabemos nada de los hackers. Imposible localizarlos
  • Búscate la vida
  • Adiós a tu dinero

El patrón es muy simple para unos robos de unas cantidades tan grandes.

Eso así no cuadra.

Es más, dichos “hackeos” tienen lugar, en su mayoría, cuando el precio de las criptomonedas está subiendo o ha subido mucho.

Os voy a contar un truco que seguro que han usado alguna de estas casas y que usarán.

Si el mercado está muerto o se mueve poco, arriba y abajo, no hay falta de que haya muchos “hackeos”, los inversores perderán dinero operando con sus criptomonedas de todos modos.

Si el mercado sube como la espuma y se pone “asimétrico”, entonces, ¿qué mejor que un “hackeo” ya que en realidad no podemos pagar el dinero que esos clientes tienen en unas “criptomonedas” tan sobrevaloradas?

¿Crees que lo que estoy contando no tiene sentido o que es una locura?

Ya te digo que ni es una locura ni deja de tener sentido.

Más bien es una paradoja, que nos dice que a mayor grado de complejidad en el sistema, más fácil es robar de manera “compleja” también. Manera que al final es el mismo viejo truco de toda la vida de dame el dinero y echo a correr. Y es que al final eso es lo que me da la sensación que hacen muchas de estas casas. Las mismas son máquinas insaciables de tragar dinero que ofrecen un producto “digital” y en las cuales no sabemos ni qué está pasando con nuestro dinero.

Vamos a ver, el hecho de que abramos una cuenta en una de estas casas y que empecemos a comprar Bitcoins en su sistema no quiere decir que las transacciones estén teniendo lugar en realidad. Todo podría bien ser un sistema “demo” pero nada te garantiza que estés negociando un “activo real”.

Claro, si avanzas un poco más te das cuenta de que esos son los peligros que tiene negociar con activos digitales: que al final estás negociando con dinero virtual; y claro, la denominación te lo está diciendo ya más claro que el agua.

Digamos que seguro que hay casas donde los hackeos han sido genuinos, pero apuesto a que más de una han seguido el esquema que acabo de describir anteriormente.

Desde luego, esto de las criptomonedas es una máquina increíble de hacer dinero fácil.

Metes euros y dólares ganados con el sudor de tu espalda y a cambio de tan dinero virtual, que luego, para recochineo, puede incluso ser robado “virtualmente”, y aquí ya no sé donde poner las comillas, si en el robado, en el virtual, o ya en todo, porque esto de los mundos tipo monopoly son realmente confusos.

Saludos y buen trading

Deja un comentario