¿Qué instrumentos debería usar para triunfar en el trading?

¿Cómo saber qué instrumentos de trading son los más adecuados para mí?

Esta pregunta es de crucial importancia para cualquier aspirante a trader, ya sea recién iniciado en el mundillo o que lleve poco tiempo en el mismo y está confundido.

Aunque muchos llevan años y siguen confundidos.

No lo toméis a mal.

Lo difícil en el mundo del trading es no confundirse.

Solo los verdaderos veteranos saben cuales son los instrumentos adecuados para hacer trading.

Pero, sorpresa: no todos los instrumentos valen para todas las personas en todas las situaciones.

¿Qué los futuros son los mejores activos para hacer trading?

Sin ninguna duda.

Ahora bien, no vayas tan rápido.

Porque quiero que me respondas a lo siguiente:

¿Eres jugador del Barcelona o el Real Madrid y ganas 5 millones de euros al año?

Probablemente no.

Vale, sin exagerar.

¿Cuánto ganas al año?

Si no ganas para ahorrar 20 o 30 mil euros fácilmente en un año, ya te digo de entrada que mejor ni te plantees negociar futuros.

¿Son los futuros el mejor instrumento para trading?

Lo repito: son los instrumentos más poderosos y con más seguridad que podemos encontrar.

Pero tienes que “quedarte” con las dos palabras: “poderosos” y “seguridad”.

Sobre todo con la primera.

¿Por qué?

Pues porque son activos con un tamaño enorme de nominal.

Vamos a ver el típico ejemplo del DAX, que muchos dicen que operan con éxito (“dicen”).

Con un valor de 25 euros por punto estamos hablando de un contrato que con el precio en 12.00, vale 300.000 euros.

Ok, perfecto.

¿Eso es lo que queremos no?

Ganar dinero.

Y qué mejor manera que negociar con algo así, que si se mueve un 1% – cosa que hace casi todos los días – podemos ganar 3.000 euros en un día.

Pues no.

Esto no es así.

Y no es así porque es algo que no funciona para el 99% de los aspirantes a traders, que son gente con un trabajo normal, unos mejores que otros, y que tienen ahorros disponibles para trading de 1.000 a 20.000 euros. O que son capaces de ahorrar esas cantidades en un año.

Pongamos que tienes 3.000 euros, una cantidad bastante típica para alguien que ha ahorrado unos meses para abrir una cuenta de trading.

Obviamente, puedes hacer trading en el DAX con un margen intradiario de 2.500 en algunos brokers, pero seguramente te dirás que eso es demasiado poco.

Entonces te irás al Mini-DAX, que es un contrato cinco veces más pequeño que el primero.

El tamaño pasa de 300.000 a 60.000 y el margen intradiario a 500 euros.

Perfecto.

En ese caso ya podemos hacer trading del instrumento.

Puedes leer a alguno de los gurús del mercado de futuros y decidir hacer trading del mismo con alguna de las estrategias explicadas, o incluso puedes comprar alguno de los cursos disponibles, como suele ocurrir.

Pongamos que decides negociar 3 contratos de manera intradía poniendo 1.500 euros de capital como margen.

Fíjate que estarías negociando 180.000 euros de nominal lo que nos daría que estamos usando un apalancamiento de 60:1 (toma ya ESMA).

Imagina que con los tres contratos decidimos coger pérdidas en 10 puntos del DAX, algo que en ese activo, créeme, es nada.

Eso es: 150 euros de pérdida.

El problema de los futuros como instrumento de trading desde el punto de vista de la gestión del dinero

¿Ves lo que te digo?

Está claro.

Imagina que tenemos una racha negativa de 5 operaciones y perdemos 750 euros (más comisiones), algo totalmente normal en cualquier instrumento.

Un 25% de la cuenta liquidada en nada.

Eso no es factible.

Desde el punto de vista de la gestión del dinero es una estupidez y cualquier trader veterano con dos dedos de frente no intentaría hacer trading de esa manera.

Supongamos que vemos el problema y bajamos el tamaño a un contrato.

Aún así son 50 euros para 10 puntos de movimiento, cerca del 2% de la cuenta.

Ahí ya mejora un poco la cosa, pero aún así estamos en la banda alta de lo que consideraría como algo razonable para arriesgar con esas cantidades.

Que no estamos jugando microlímites en el póker, sino el equivalente a NL25 o NL50.

¿Y sabes lo que han hecho los jugadores de póker de toda la vida?

Pues que empiezan desde abajo.

Pocos son los que empiezan directamente poniendo toda su banca en las mesas de NL25, donde van a encontrar un nivel altísimo.

Ya te digo que así las posibilidades de sobrevivir son casi nulas, sin importar lo “bueno” que sea el curso que hayas hecho con el gurú de day tading de turno.

Si tienes 10.000 euros, años de experiencia, y ya sabes lo que haces más o menos, no es tan descabellado intentar alguna aventura en la operativa intradia del DAX o del S&P500, o algún otro futuro.

Pero te repito, éh, más te vale saber lo que estás haciendo, e idealmente tener la posibilidad de poder volver a ganar o ahorrar esos 10.000 euros con relativa facilidad.

Si no estás en esa situación.

Y en la misma no están más del 99% de los aspirantes a traders, lo mejor es que te olvides de esos activos e intentes negociar otra cosa.

O mejor dicho, que intentes aprender con otra cosa, y si la cosa sale bien, pues con el tiempo ganar dinero.

En definitiva, que en el caso del 99% de los aspirantes a traders, los futuros no son la mejor alternativa.

Y no porque no sean buenos instrumentos, sino por todo lo contrario, porque “son demasiado buenos”.

¿Entonces cuales son los mejores instrumentos para negociar en los mercados?

Pues para el 99% de los mortales, especialmente aquellos que están empezando, los CFDs, el Forex, las acciones y últimamente las criptomonedas.

Todos estos instrumentos los podemos operar en la mayor parte del mundo con excepciones, como por ejemplo los CFDs en los Estados Unidos, donde no están permitidos.

¿Por qué?

Porque los mismos son más adecuados para el pequeño-mediano trader desde el punto de vista de la gestión del dinero.

Y supongo que ya sabrás que sin una gestión del dinero adecuada no vas a llegar muy lejos en el trading.

Por ejemplo, vamos a enumerar los diferentes casos de estos activos tanto para day trading como swing trading.

Trading en acciones

En este caso se trata del activo por antonomasia de los mercados, el que le da el nombre a la “Bolsa”, ese término que usamos para referirnos a todo lo que se mueva en los mercados financieros.

Para negociar acciones nos cobrarán unas comisiones mínimas que van desde 1 euro o dólar, hasta los 20, dependiendo del broker.

Si hacemos day trading es factible encontrar brokers que cobren 1 o 2 dólares, por ejemplo.

Como el tamaño de las acciones es bastante pequeño, comparado con los futuros, podemos negociarlas de manera más o menos sensata, aplicando una gestión del dinero razonable.

Por ejemplo, digamos que negocio Apple en 140 dólares.

Si compro 10 acciones es un tamaño de nominal de 1.400 dólares, por lo que quizá paguemos 2 dólares de comisión.

Como vemos, entra dentro de lo razonable.

Podemos subir de 10 a 12 acciones o bajar a 8 sin comprometer nuestra cuenta, aplicando las mejores técnicas de gestión de nuestra banca.

En day trading vamos a hacer mucha operativa por lo que más te vale saber lo que haces porque con comisiones de 4 dólares (compra más venta) por cada operación no pasará mucho antes de que las comisiones sumen la totalidad de la cuenta; y es que no olvides que el day trading se trata de negociar mucho.

Si hacemos swing trading a días o semanas vista, entonces el peso de las comisiones ya no es tan importante.

El “pero” para las acciones es que no será fácil encontrar trading apalancado, y si lo hacemos no será por mucho. A lo sumo 2 o 4 a 1 en intradia.

Trading en Forex

El Forex se ha convertido en uno de los mercados reyes del mundo, sobre todo en el campo del trading automatizado y del day trading con las condiciones tan buenas que ofrece.

Por ejemplo, el day trading con el Forex nos permite negociar microlotes, que es una cantidad nominal de 1.000 dólares.

Eso, unido con un apalancamiento de 30 a 1 en Europa y más en el resto del mundo, y al hecho de que podemos encontrar spreads y comisiones aceptables en muchos brokers, hacen que sea un activo estupendo para hacer day trading.

De hecho, desde mi punto de vista es un activo estupendo para intentar aprender day trading.

Esto es así porque ofrece la ventaja del apalancamiento que ofrecen los futuros junto a la ventaja del tamaño de los contratos que ofrecen las acciones.

Por ejemplo, imagina que tienes 5.000 euros y quieres hacer trading.

Estás decidido a aprender y ser un maestro de este mundillo.

Lees por ahí que los futuros son el mejor activo para hacer trading.

Cierto, pero recuerda lo que te dije, ahí ya estamos hablando de intentar jugar en “high-stakes”, y ese no es el camino que has de elegir para empezar aprendiendo trading.

Puedes negociar el futuro del SP500 o del EURUSD, pero esos son contratos de más de 100.000 dólares de nominal.

No vas a llegar muy lejos.

Sin embargo, con el forex puedes encontrar en EURUSD con contratos de 1.000 dólares y CFDs de índices con un tamaño de 2.500.

¿Ves la ventaja?

Puedes coger los 5.000 dólares o euros que tienes, apartar 4.500 y dejarlos en la hucha.

Con los 500 restantes puedes intentar hacer trading de forex o índices con CFDs.

Cierto es que el coste de hacer trading con el CFD del índice es mayor, por ejemplo 0.35 spread más comisión en el futuro del SP contra un 0.60 en el del CFD.

Pero recuerda que aquí lo que estamos haciendo es aprender, y si eres capaz de ganar un poco haciendo trading en el CFD, o mejor aún, de llegar no perder dinero tras unos meses de trading, entonces sí, puede ser que pudieras plantearte el dar el salto a los futuros.

Si, por el contrario, la cosa sale mal, y créeme, sale mal en el 99% de los casos, perderás la mayor parte de esos 500 dólares, pero habrás salvado el resto del dinero y habrás aprendido una lección.

Te habrás dado cuenta de que la estrategia del gurú que te prometía doblar la cuenta cada mes no era sino una patraña, o quizá fuese una estrategia propia, ideada por ti.

De lo que se trata es que veas que es mejor empezar con moderación y aprender.

Trading en criptomonedas

Esta es la última moda del trading.

Instrumentos volátiles como pocos.

No son santo de mi devoción, debido a lo opaco que es todo el sistema en general.

Pero tienen algún punto bueno: como es el hecho de que podemos negociar con fracciones de Bitcoins, por ejemplo, lo que hace que podamos hacer trading con cuentas muy pequeñas, la mejor opción para practicar y aprender trading.

Por ejemplo, podemos abrir una cuenta con 50 o 100 euros y negociar fracciones de bitcoin tranquilamente.

Trading en CFDs

Este caso ya lo nombré en el ejemplo del Forex, donde vemos que con los CFDs tendemos la posibilidad de negociar en los activos que ofrecen los futuros con unas condiciones más aceptables desde el punto de vista del pequeño trader.

Esto es incluso mejor si queremos hacer swing trading, con operaciones de días o semanas.

En esos casos el coste del spread más comisión ya no es tan importante y el producto se acerca mucho en eficiencia al de los futuros.

También podemos encontrar CFDs de acciones y criptomonedas con los que también podremos negociar los mercados respectivos.

En estos últimos casos es mejor que no hagas day trading con los mismos porque los spreads no son adecuados para ello.

En los CFDs de acciones podemos incluso encontrar brokers que no cobran comisiones, por lo que comprar y vender pequeños lotes de acciones se convierte en algo más eficiente para un pequeño trader que quiere aprender sin tener que estar comprando paquetes de 2.000 o 3.000 euros de acciones, negocia más del orden de 200 o 300 euros.

Esto es así porque con 300 euros no merece la pena pagar una comisión de 4 cada operación.

Trading en futuros y opciones

Sobre los futuros ya hablé antes.

¿Pero las opciones?

Y no me refiero a las opciones binarias, sino a las clásicas.

Pues bien, al igual que los futuros se trata de un instrumento muy poderoso y que de verdad, no te aconsejo que te metas de entrada a negociar tus ahorros con las mismas, porque no vas a durar dos telediarios.

Sin embargo, se trata de un instrumento con bastante complejidad y potencial, pero que no recomiendo a nadie que se meta sin antes haberlo estudiado y practicado en papel durante años, si es posible.

Conclusión

En fin, que como vemos no hay una respuesta única, o al menos no igual para todos los casos.

Dependerá de donde te encuentres en tu carrera de trader y de donde se encuentre el nivel de tu bolsillo.

No es lo mismo el dueño de una empresa que ahorra 500.000 dólares al año que un camarero que ahorra 2.000.

En general, para el que empieza, lo mejor es practicar.

Lo mejor siempre sería practicar en modo demo o virtual.

En caso de querer probar con dinero real, jugarse poco, y para esto ya hemos visto qué instrumentos son más adecuados.

El día que seas una bestia del trading y dispongas de 1 millón de euros o dólares, entonces sí, ponte a negociar el futuro del DAX, comprando 10 o 15 contratos sin problema.

Saludos y buen trading

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Deja un comentario