¿Qué les pasaría a las bolsas si cae un meteorito?

Hace unos meses o semanas, hubo una declaración de Tsipras o Varoufakis, no recuerdo cual, en la que venía a decir algo así como que había más posibilidades de que cayera un meteorito en la Tierra a que quebrar Grecia (o que el dinero de los griegos en los bancos estuviera en peligro). Evidentemente, se tratada de una broma, o manera de defender la supuesta solidez de Grecia, que todos sabemos es una fantasía, pues la única solidez que tiene Grecia es en el nivel de corrupción.

No sé por qué, pero el hecho me causo curiosidad. ¿Por qué diría eso? Tampoco es nada del otro mundo, de hecho es algo bastante común el usar el ejemplo del meteorito cuando te refieres a algo que crees casi seguro que no va a pasar.

Lo de la curiosidad no me habría pasado si hubiera sido hace años, pero es que precisamente, llevamos una temporada y unos meses donde los rumores de que va a llegar un meteorito son cada vez mayores.

Es más, como ya he escrito por aquí anteriormente, hay una cantidad de rumores y noticias sobre los eventos que van a pasar y otros que podrían pasar los días que van del 23 al 28 de septiembre.

 

¿Llegada de Nibiru?

 

Uno de los eventos que dicen que puede pasar es la caída de un meteorito en la Tierra. Otro es la llegada de Nibiru o algún tipo de planeta u objeto que, al acercarse a la Tierra, causaría grandes cataclismos en forma de desastres naturales.

El término Nibiru lo puso de moda Zacharias Sitchin hace años cuando escribió sus conocidos libros sobre los Annunaki, donde puso todo lo que había aprendido de la civilización sumeria y sus tablas.

Según Sitchin, Nibiru sería el planeta donde vivirían esos seres que nos crearon y que volvería a cruzarse con la Tierra cada 3.600 años aproximadamente. Muchos, entre ellos Sitchin, daban la fecha de la vuelta de Nibiru para los primeros años del siglo XXI, habiendo diferentes teorías al respecto.

 

Meteorito y el colapso financiero

Cortesía de Daswortgewand, pixabay

 

Según la NASA y las agencias espaciales, hay más de 10.000 meteoritos y objetos estelares cercanos a la Tierra que podrían chocar con esta algún día. Aunque supuestamente, no hay ninguno que se haya descubierto que sea de riesgo y posibilidad de choque letal para los próximos años.

El último meteoro que cayó en la Tierra causando daños considerables fue el de Chelyabinsk en Rusia, el cual explotó en el aire a varios kilómetros de distancia en lo que resultó ser una explosión de entre 20 y 30 veces la energía de la de Hiroshima, ahí es nada. Imaginad que habría pasado de explotar en una ciudad como, por ejemplo, Nueva York. Sin duda, estaríamos hablando de una gran catástrofe, y eso que se trataba de un meteoro de 20 metros de diámetro. Uno de 100 metros ya causaría un daño mucho mayor.

¿Qué ocurriría si un meteorito del tamaño del de Rusia cayera en una ciudad importante occidental?

Pues una auténtica catástrofe. Aunque, la probabilidad de que un meteorito de ese tamaño caiga sobre una gran ciudad es muy pequeña. Aún así, en caso de que cayese, la repercusión en las bolsas mundiales, no tendría por qué ser excesiva, a menos que ello ocurriese en Nueva York, aunque no deberíamos esperar una reacción mucho más allá de la del 11 de septiembre del 2001, cuando la Bolsa cayó un 7,1% en su reapertura del 17 de septiembre de ese año. En caso de que pasara algo parecido, seguramente veríamos un cierre de bolsa.

Pero, ¿qué ocurriría si chocara un meteorito de tamaño considerable?

Pues que, dependiendo del tamaño, podría significar hasta un evento de extinción o el colapso de la civilización.

Si el tamaño es ya considerable, digamos de tamaño medio, y el resultado de los desastres naturales fuera lo suficiente, seguramente habría un crash espantoso en la Bolsa, la cual no creo ni que abriese por varios días o semanas.

Desde luego, no sería un evento demasiado bueno para el sector de las aseguradoras.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero