¿Qué pasa con el trading de CFDs de acciones en 2018?

Estamos en el 2018 y el mundo CFD ha dado un cambio importante en Europa con la nueva normativa ESMA que reduce mucho las posibilidades de trading en el Viejo Continente.

Con la llegada de esta regulación el apalancamiento de los CFDs de acciones ha bajado del 10 al 5:1, una reducción muy significativa.

Con esta reducción el apalancamiento de los CFDs de acciones ya no está lejos del 2 a 1 que encontramos en algunos proveedores de acciones tradicionales, como Degiro.

La diferencia sigue siendo notable pero no tanto.

¿Por lo tanto, merece la pena especular en acciones tradicionales o en CFDs de acciones?

Si la diferencia es entre un broker de CFDs con un uno de acciones sin margen me sigo quedando con la operativa de CFDs.

¿Por qué?

Hacer trading de acciones sin margen hace que tengamos muy complicado aspirar a tener retornos anuales mayores que los que tiene el mercado a largo plazo. Es decir, un 10% de media.

Para obtener un rendimiento anual superior a esa cifra necesitamos margen o apalancamiento; aunque sea un 2:1.

Con un 2:1 que encontramos en algunos brokers de acciones ya podemos hacer negociación un poco más agresiva.

Pero mejor aún es si encontramos algún broker con apalancamiento de 5:1 en el que podremos usar 3 o 4 a 1 sin problemas e incluso construir “carteras de trading” con largos y cortos.

Ahora bien.

Tenemos que tener en cuenta los costes de trading de una y otra opción, porque los mismos son más importantes de lo que creemos.

En el caso de las acciones y los CFDs tenemos el coste de la comisión (incluido el spread) y el coste de financiación.

En las acciones que no tienen margen no tendremos coste de financiación. Mientras, en las acciones con margen sí que tendremos dichos gastos.

En el caso de un broker de acciones nos cobrarán aproximadamente un 1.25% más el Libor. Si el último es un 2%, el coste de financiamiento sería un 3.25%.

Los brokers de CFDs, sin embargo, suelen cobrar más por este concepto.

Por ejemplo, Plus500, el conocido broker de CFDs, cobra un 0.0026% diario, lo que anualmente sería un 9.1%, si mantenemos la acción todo el año.

Como vemos, la diferencia entre un 9.1% y un 3.25% es notable.

Este ejemplo es un poco exagerado porque Plus500 es uno  de los brokers que más cobran en este concepto, por lo que haríamos bien en intentar no tener posiciones abiertas durante muchos meses co el mismo.

Otros brokers de CFDs ofrecen estructuras de costes de financiación similares a la de  un broker de acciones con un 4.5% aproximadamente en los casos de xTB o Admiral Markets.

En este último caso ya no tendremos que estar tan pendientes de estar con las posiciones abiertas por mucho tiempo pues el coste de financiación es similar a la de cualquier broker tradicional.

¿Cambia algo la estructura de las comisiones de CFDs de acciones con la entrada de la ESMA?

Parece ser que de momento no, aunque habrá que ver como va evolucionando la cosa.

En general los costes siguen similares a la situación previa, con spreads en los activos más elevados en la mayoría de brokers de CFDs que en los de acciones, lo que hay que tener en cuenta por el hecho de que los primeros no suelen cobrar comisiones.

Lo que no cambia es el tema de la estructura de comisiones que sí que hace que para negociar acciones en determinados brokers sea mejor idea hacerlo en brokers de CFDs que ofrezcan solo spread y que no tengan el “coste de entrada” de pagar una comisión mínima.

Por lo tanto, para aquellos con cuentas pequeñas, sigue siendo mejor opción abrir una cuenta con un broker de CFDs que le permita operar con tamaños mínimos y sin comisión.

Los brokers tradicionales o los de CFDs tipo CMC Markets, solo son mejores para aquellos que por tamaño, puedan comprar lotes grandes.

Otra desventaja de los brokers tradicionales de acciones con respecto a los de CFDs

Por ejemplo, si te gusta hacer operativa con órdenes “buy stop” comprobarás que en muchos brokers tradicionales, tipo deGiro, no puedes introducir las mismas para comprar acciones, mientras que en brokers de CFDs sí que lo puedes hacer. Esto es importante para estrategias y operativas de “breakouts” o derivadas.

Day trading de acciones apalancado 2018

En lo que sí que ha cambiado mucho el panorama es en el day trading de acciones, para el cual puedes conseguir un apalancamiento de 4:1 en los Estados Unidos con Interactive Brokers por ejemplo.

Con esto ya podemos ver que la diferencia entre day trading de CFDs y day trading de acciones se ha reducido casi a cero.

Sin embargo, yo no daría saltos de alegría, porque el problema aquí radica en si debemos hacer o no day trading.

Si la respuesta es que no, y ya te digo yo que es mejor que sea así, entonces este dato no tiene mucha relevancia.

Además, si lo que quieres hacer es day trading entonces hay instrumentos como los futuros del DAX o del SP500 que te van mucho mejor.

Conclusión

Me sigo quedando con el trading de CFDs de acciones de momento. Esto es hacer swing trading o trading a días y semanas, ocasionalmente meses.

De cualquier manera, usar carteras de acciones con apalancamientos superiores al 5:1 era algo muy arriesgado.

Con un apalancamiento de 7 u 8:1, como usaba mucha gente antes, no era de extrañar el rápido ratio de destrucción de cuentas.

5 a 1 sigue siendo aceptable, con rangos que van del 3 al 4 como más idóneos, pero siempre con las medidas de seguridad puestas, como stop loss, carteras equilibradas, donde halla algunos cortos también, diversificación en diferentes mercados y sectores, etcétera.

Mi pregunta es qué es lo que pasará cuando llegue la siguiente crisis en Europa.

Si ahora han limitado tanto este tipo de trading, ¿qué harán cuando las cosas se pongan feas?

¿Limitarán al completo el trading de CFDs?

Veremos qué pasa.

De momento la recesión no acaba de llegar.

Deja un comentario