¿Qué son los CFDs?

Los CFDs (Contracts For Difference) son unos instrumentos financieros derivados con los que se puede hacer trading en los mercados financieros.

Como el mismo nombre lo indica – Contratos Por Diferencia – este instrumento vendría a ser un contrato de compra venta entre dos partes. Normalmente esas dos partes son el trader y el bróker. Pues en estos mercados, la mayoría de las transacciones son sintéticas, es decir, que la contrapartida a nuestra compra o venta va a ser normalmente el bróker.

En algunos casos algunos brokers nos aseguran que las órdenes van a mercado cuando nos dan la opción de Acceso Directo, donde podremos ver la profundidad de mercado igual que si fueran las acciones del mercado centralizado.

Que son CFDs Bolsa

La transacción con CFDs sería básicamente igual que con acciones, salvo por el hecho de que con los mismos podremos apalancarnos mucho más.

Es decir, si compramos una acción a 10€, la mayoría de los CFDs nos darán la oportunidad de comprar 20 acciones con lo que sería un apalancamiento de 20 a 1.

Los brokers europeos de acciones normalmente no ofrecen apalancamiento. Los americanos, sin embargo, suelen ofrecer 2 a 1, y 4 a 1 si es intradía. Como vemos, la posibilidad especulativa, tanto al alza como a la baja, de los CFDs es mucho más elevada que la de las acciones. Eso los convierte en unos productos muy peligrosos, pero, al mismo tiempo, útiles en las manos de traders profesionales.

¿Y por qué son peligrosos los CFDs?

Pues porque con cualquier instrumento derivado que nos permita apostar con un margen pequeño (apalancamiento grande) la probabilidad de ruina es muy alta, yo diría que casi total para la mayoría de los traders, sobre todo novatos.

Muchos aspirantes a traders se llenan la cabeza de pájaros cuando ven la posibilidad de poder apostar 100.000 € con solo 5.000 de depósito, y se piensan que a través de ello van a conseguir el camino a la riqueza rápidamente.

Como es un tema que casi todo el mundo desconoce (1), la gente se piensa que no debe ser muy difícil poder “aprender” a operar el mercado y empezar a ganar dinero sustancial en breve tiempo.

Pero la realidad es otra bastante más dura.

Por lo tanto, los CFDs, o cualquier otro instrumento derivado en general, deberían ser abordados con la mayor precaución posible.

CFDs novatos trading

Los traders novatos se deberían olvidar completamente de operar con apalancamientos de 20 a 1 en acciones, o de 100 a 1 en índices o materias primas, como se ofrece en muchos brokers.

Incluso los traders con años de experiencia y que saben lo que hacen nunca usan esos márgenes para operar. Un trader profesional tiene más que suficiente con tres o cuatro a uno en acciones, y no mucho más para los otros instrumentos, incluidas las divisas.

El objetivo de un trader debería ser ganar un 20% anual, y para ello, apalancamientos bajos es lo deseado.

Que es CFDs sobre acciones

Hace años, cuando ganaron popularidad, los CFDs eran asociados al trading de acciones mayormente.

Con el paso del tiempo el mercado de CFDs minorista se ha expandido dándonos la oportunidad de operar con acciones, índices, materias primas, bonos, divisas (2).

De hecho, a día de hoy, los instrumentos de CFDs probablemente más eficientes son los de índices y algunas materias primas como el oro, encontrando condiciones no demasiado peores que las de los mercados de futuros.

En cuanto a la operativa con CFDs de acciones, hay una gran variedad de oferta en el mercado.

Tenemos algunos brokers que ofrecen condiciones de DMA (Direct Market Access), y tenemos una gran mayoría que ofrecen los precios de la casa. En estos últimos se intenta reflejar de la manera más exacta el precio del subyacente al que replican, pero el bróker cargará un spread superior. Y, aún así, en muchos brokers no tendremos el movimiento exacto del activo subyacente.

No obstante, si queremos un bróker justo, deberíamos revisar que la cotización de los precios del mismo no difiera de la del mercado real salvo por el coste superior del spread.

Por ejemplo, pongamos que Apple tuvo ayer un mínimo de 100$ en el mercado real.

Si tenía una orden de venta por 99.98, esta no se debió de ejecutar en el mercado real.

Ahora, si el bróker de CFDs, tiene un spread superior al del mercado real (la gran mayoría lo tendrán), entonces es posible que nuestro stop (por ejemplo) pudiera saltar a ese precio de 99.98.

Cuando el spread es mayor, el bróker tiene “derecho” a barrer un poco más. Aquí no hay nada malo si es algo que conocemos por antemano.

Lo malo es que algunos brokers pueden verse tentados a hacer barridas “extras” de manera artificiosa.

Por ejemplo moviendo el precio del CFD significativamente por debajo del precio real, ante lo cual deberíamos protestar, al menos en los mercados de acciones, que están perfectamente centralizados.

Las comisiones de los CFDs

  • En algunos brokers las condiciones son casi idénticas a operar en el mercado (DMA). Se aplicará el spread del mercado real más una comisión por compra venta, que variará según el bróker. Normalmente suelen ser comisiones con un mínimo, por lo que ese tipo de cuentas y brokers solo son eficientes para cuentas con tamaño aceptable. Si tienes una cuenta de 1000€ no deberías pagar 10€ de comisión cada vez que compras o vendes; no vas a durar mucho. Eso lo puede hacer alguien que tenga 50.000.
  • La mayoría de brokers minoristas ofrecen la posibilidad de operar sin comisiones, pero con un spread más elevado que el del mercado. A pesar de lo que pueda parecer a primera vista, esta operativa es siempre, o casi siempre, más cara que la que es con comisiones. En la anterior, podemos contar con un spread de 0,1% ó 0,05% del subyacente sin problemas. Para el mismo caso, la mayoría de market makers de CFDs nos pondrán un spread del 0,25, 0,5 e incluso 1%. Dato que he visto no pocas veces, sobre todo en las acciones que cotizan con precios “pequeños” (por debajo de 20 € o $). Cosa que no suele ocurrir tanto en aquellas acciones que cotizan con precios altos (200 o 300$), donde el spread suele ser mejor.
  • Los CFDs de índices, materias primas y bonos, en general, no cobran comisiones y solamente pagaremos el spread.
  • Los contratos CFDs no suelen tener vencimiento, salvo algunos relacionados directamente con el futuro, a los que habrá que renovar en su momento. Por tanto, la gran mayoría de CFDs tiene costes de financiación o roll over, que es el coste financiero que tendremos que pagar cada noche por estar invertidos en determinados activos, normalmente un tipo oficial como el LIBOR, más un pequeño porcentaje. En este sentido hay diferencias importantes entre brokers, y según la operativa podría tener importancia para la operativa.

Que es CFD en bolsa

Los CFDs sirven para operar al alza o a la baja, al contrario que con las acciones (normalmente), por lo que se convierten en un buen instrumento para los traders o inversores activos que prefieren no estar siempre en el lado alcista del negocio.

No es lo mismo ganar un 10% anual de media yendo a largo pero viendo como cada cinco años tu cuenta sufre un drawdown del 60%, que operando de manera activa y obteniendo esa ganancia media durante todos esos años.

Cualquier prefiere ganar menos los mejores años si a cambio no pierde mucho los años dramáticos.

Ahora bien, para llegar a dominar la operativa de CFDs como para ganar ese 10% de media a largo plazo es muy difícil y hace falta mucha experiencia o talento.

Por lo tanto, cualquier trader sin experiencia que se acerque a los CFDs haría bien en tomarse estos mercados con cautela, apostando poco y con la gestión de riesgo más estricta posible.

Los primeros años se trata de aprender, aunque perdamos.

Lo importante es aprender y no perder mucho. Ya habrá tiempo de ganar más adelante.

 

  1. Menos los que trabajan en brokers que saben que la gran mayoría de traders de productos derivados acaban perdiendo. Y no digamos ya, si hacen day trading.
  2. El mercado Forex funcionaría igual que los CFDs, pues la mayor parte del trading de Forex a nivel minoritario es, al igual, que en los anteriores, sintético. Es decir, que la contrapartida de nuestras operaciones es el bróker.

Gracias por leer y compartir