¿Que son los requotes?

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los traders de forex es los famosos requotes, o recotizaciones en español.

Este es un problema específico de los brokers market makers de Forex y CFDs.

En acciones, futuros u opciones (las clásicas, no las binarias) el problema del requote en teoría no existe. En esos mercados lanzas la orden a mercado y se cogerá el mejor precio, lo cual en la práctica y en mercados rápidos funciona parecido a los requotes.

Recotizaciones en Bolsa

En los mercados tradicionales también hay problemas de “requotes”, de slippage o spreads cuando los mercados se mueven rápidamente. Cuando lanzamos una orden al mercado y este se mueve muy rápido es posible que la orden no se ejecute al último precio que vimos en el libro de órdenes.

Eso sí, en los brokers tradicionales no va a haber dealer metiendo la mano a favor del bróker. Y ese es el gran problema de los requotes en forex, que los mismos han venido por ejecuciones legítimas y por malas prácticas de algunos brokers.

Cuando se da un requote nos ejecutan un precio diferente al que vimos en el momento de apretar el botón.

Por ejemplo, compro a 1.3545, pero el precio se ha movido tan rápido que la orden me queda en 1.3555.

Recotizaciones o requotes y la volatilidad

Se supone que los requotes se dan en momentos de gran volatilidad como pueden ser anuncios macroeconómicos importantes. En esos momentos los precios se deslizan de una manera muy fuerte, y la liquidez es momentáneamente retirada del mercado.

Los brokers se escudan en que ha habido una discrepancia entre el momento en que se ha mandado la orden y el momento en que se acepta.

Se supone que esto era algo común a la gran mayoría de brokers market makers de forex, los cuales contaban con dealers gestionando el libro de órdenes. Si esos dealers consideraban que el precio que mostraba el tablero no era el “justo”, pues pueden renegociar la orden y darte un precio diferente.

El gran problema de este asunto es que en el forex estos requotes siempre se dan en contra del cliente.

Es la misma cuestión que con los slippages.

Un bróker honesto debería contabilizar los slippages positivos y los negativos (hay brókers que lo hacen).

De la misma manera, los market makers deberían contabilizar los requotes positivos y negativos.

Lo que pasa es que nunca verás un market maker haciendo un requote en su contra, cosa que debería ser tan lógica (o casi) como el que se dé a favor.

En ocasiones los precios suben 50 pipos instantáneamente, pero también lo hacen subiendo y bajando 25.

Pongamos que en el ejemplo anterior el precio tocó 1.3555 para retroceder instantáneamente a 1.3545. Pues bien, muchos brokers solo contabilizarán el requote que se produjo cuando el precio fue de 1.3545 a 1.3555. En contra del trader por supuesto, el cual comprará al último precio. Sin embargo, si otro trader da la orden cuando el mercado está en 1.3555, pero este se ha movido tan rápido que se va otra vez a 1.345, el bróker no le dará el “requote” y le cotizará la compra al peor precio: 1.3555.

Recotizaciones de los market makers

La táctica usada por muchos market makers es la de realizar requotes en contra de los clientes en mercados fuertemente alcistas o bajistas, y donde los clientes apuestan del lado correcto, excusándose en “que hay mucha volatilidad”. Es una situación win-win para ellos.

Al igual que los slippages, no habría problema si los requotes fueran de doble sentido.

Después de todo, es normal que en mercados rápidos pueda haber problemas cuando se manda una orden a mercado. Ese tipo de órdenes sabemos cuando las lanzamos, pero no podemos saber a cómo las cogeremos.

Esto no debería pasar con las órdenes límite y stop, las cuales solo deberían tener el problema del slippage.

Pues ya deberíamos saber que ese tipo de órdenes no significa que el mercado tenga que comprarlas al precio exacto. Si hay un movimiento suficientemente fuerte y la liquidez desaparece, no hay orden que valga. Eso sí, nos garantizan que al siguiente precio disponible saldremos.

Por lo tanto, los requotes no deberían ser un gran problema siempre que fueran de manera muy ocasional y  que el bróker los usara de manera recíproca. Tanto para un sentido como para otro.

Lo malo de este asunto es que los requotes han sido una de las armas favoritas de los market makers para inhabilitar a algunos traders incómodos.

Cuando alguien se vuelve persona non grata algunos brókers le asignan un dealer “personal”. A partir de ahí, los requotes constantes y la plataforma inservible cada dos por tres, son el pan de cada día. Ante esa situación un trader ha de irse a otro lado.

¿Cómo solucionar el problema de los requotes?

Básicamente, si usamos un market maker de forex, este no debería hacer requotes muy a menudo.

Algún que otro requote en momentos de alta volatilidad es algo normal e incluso aceptable. Ahora, si el bróker solo contabiliza requotes en nuestra contra, entonces es hora de huir y más tarde de denunciar dicha práctica en la comunidad internauta. Y, si puede ser intentando localizar a otros clientes del mismo bróker a través de foros, a ver si estos recibían los mismos slippages, o era cuestión “personal”.

Es decir, cuando veamos que un bróker market maker siempre nos hace un requote en nuestra contra y de manera continuada, es casi seguro que nos tengan bajo “condiciones especiales”.

En ese caso hay que irse y denunciar.

Otra manera de “solucionar” este problema es operando poco y, si es posible, en momentos en los que no haya anuncios importantes. Para ello lo mejor que se puede hacer es usar gráficos de mayor duración y lo que muchos llaman swing trading, del cual hay infinitas variables. Haciendo eso no debería haber muchos problemas con los requotes, los cuales siempre presentaron más problemática a la infinidad de scalpers del mercado.

Aquellos que operan haciendo day trading tienen muchos problemas para llevar su trading a buen puerto. Los requotes es solo uno de ellos.

Afortunadamente, la gran mayoría de los mejores market makers del mercado ya no realizan tácticas de este tipo como antes.

Las reguladoras nacionales, como la NFA y la FCA están vigilando de cerca cualquier tipo de prácticas abusivas.

Gracias por leer y compartir