¿Quién tiene la culpa de la caída de la lira turca (y otros mercados emergentes)?

Hace cosa de tres años escribí un artículo llamado “el eterno colapso de la lira turca”.

Por aquel entonces la divisa del gigante de Oriente Medio estaba en 2.90.

Al final del artículo escribí:

“Apuesto que en unos años vemos la lira en los 5 USDTRY.”

Bien, pasaron unos años y la lira turca no solo se fue a los 5 USDTRY sino a los 7, en medio de un colapso económico que está dando que hablar bastante en los círculos financieros mundiales  y que hace temer por un posible gran impago y comienzo de un gran contagio a nivel mundial.

En aquella ocasión ya comenté que Turquía parecía tener numerosos problemas económicos que denotaban sus indicadores, tales como desempleo, balanza de pagos, presupuesto, etcétera.

En particular, podíamos ver como el país tenía serios problemas para cuadrar sus cuentas financieras, con unos gastos mayores que sus ingresos de manera casi continua; mostrando unos déficits brutales año tras año prácticamente.

Claro, países como Italia o España pueden hacer eso (de momento) porque tienen están en la Unión Europea, y tienen el respaldo de la poderosa economía alemana.

Turquía no es tan “afortunada”, pues estos déficits y problemas internos los tiene que resolver por su cuenta, a la vieja usanza.

Esta es otra de las incontables ocasiones que muestran que por tener “soberanía monetaria” no se garantiza que se pueda evitar una gran crisis económica.

Todo lo contrario.

Miremos el caso de Venezuela.

Con soberanía monetaria plena y con las mayores reservas de petróleo del mundo no ha podido evitar caer en una depresión hiperinflacionaria; y claro, como siempre, la culpa la tiene Trump, el dólar, Boris Johnson, Aznar, Rajoy, Adolf Hitler, Franco, Satán o el Pato Donald.

Los populistas bananeros nunca admiten su propia culpa. Ni cubiertos de mierda hasta el cuello, como el caso bolivariano.

¿El caso turco?

Igual.

La culpa de todo es de Trump y del dólar

Eso es lo que dice Erdogan y muchos otros.

Pero claro, cuando veo este gráfico:

lira turca crisis
Eso que vemos ahí es el yen, no el dólar

O este:

culpa de la caida de la lira turca
¿Será que Nueva Zelanda es otro país “fascista”?

Me doy cuenta de que algo en la retórica de “la culpa es del Tio Sam” no cuadra.

Si la culpa es del dólar, también tendríamos que admitir que la culpa es de la libra, del euro, del yen, del dólar canadiense, del peso chileno, del dírham marroquí o del Papa. Porque la lira turca cae de manera desastrosa con respecto a todas esas divisas (menos con el Papa, claro).

Nunca se les ocurre pensar de que la culpa de que la lira turca, o el peso argentino, caiga de manera desastrosa en el mercado, pueda tener con los mismos turcos o argentinos.

Sin embargo, lo fácil es ver como Trump sale en la tele, supuestamente pone unas tarifas sobre algunos productos turcos, y la lira turca cae de manera estrepitosa con respecto al dólar.

Claro, los que no son analfabetos económicos saben que las “tarifas de Trump” a Turquía son un mero teatro que usan los medios turcos y los internacionales poco amigos del “popular” presidente americano, para echar la culpa a este. Un teatro por una razón sencilla: Turquía tiene socios comerciales más importantes que los EEUU, que apenas llegan al 5% del total del comercio con ese país, además de que las supuestas tarifas apenas afectarían a los sectores del acero, que no son sino una pequeña parte de estas.

Por ejemplo, el caso donde podemos ver de manera más clara que lo de “Trump es el culpable” es una idiotez, es el de Canadá, país más duramente castigado por las “tarifas de Trump”, cuyo comercio de acero con los EEUU es más de 3 veces superior que el de Turquía.

dolar canadiense lira turca
Vaya, cómo cae la lira con el dólar canadiense. ¿Por qué a este no le afectan las tarifas de Trump?

Por la regla de tres de los análisis simplistas deberíamos pensar que el dólar canadiense debería estar cayendo tres veces más que la lira turca con respecto al dólar.

Evidentemente, la caída de la lira turca y la bolsa de ese país no tienen nada que ver ni con Trump, ni con las tarifas, ni con nada de eso.

La caída de la lira turca tiene totalmente que ver con el gobierno turco y el manejo de su economía y sociedad.

Como buen gobierno populista que es, ni pudo, ni puede contenerse, y ha acometido una política de gasto desaforado que no puede cubrir con sus ingresos.

Es un tema muy simple.

Ahora, el mercado de divisas, por ejemplo, los inversores suecos, o los ingleses, ven que la posición financiera para hacer frente a sus deudas empeora radicalmente.

¿Qué hacen?

Sacar el dinero de Turquía.

Muy simple.

¿Cómo podría Erdogan reestrablecer la confianza?

Pues cortando gastos estatales de manera dramática y apoyando la inversión privada nacional e internacional.

Como Erdogan, como buen populista comprador de votos que es, no está dispuesto a hacer, el mercado, es decir, los inversores con dos dedos de frente, se niegan a invertir en un país en el que ven que hay un riesgo alto de impago.

Y no, imprimir liras turcas no soluciona el problema, sino que lo empeora, porque cuando más impriman, más colapsará dicha divisa.

En fin, que lo quiero que veamos es que siempre tenemos la misma retórica y “la culpa es del Tio Sám”.

Claro, ¿A quién echar la culpa si no?

Bueno, al final, de una manera u otra, si Erdogan no quiso recortar su gasto en pensiones, salarios públicos y gastos militares, el mercado le hará recortar esos gastos, por un colapso de su divisa.

Si Erdogan y los bananeros turcos deciden incrementar su lucha contra el mercado e imponer controles de capitales y precios al estilo venezolano, entonces la cosa acabaría en desastre total. Espero que no llegue a tal punto, no obstante.

El rand sudafricano y el peso mexicano como candidatos a unirse a otros futuros colapsos

Otros dos países que están en la mira de los mercados internacionales son Sudáfrica y México.

El segundo, no obstante, está teniendo “éxito” a corto plazo, con el peso mexicano bastante fuerte y una apariencia de fortaleza y optimismo en la economía.

Veremos lo que pasa cuando Obrador acabe por efectuar sus políticas económicas, como doblar pensiones y otras cosas.

Veremos si el presidente mexicano hace un viraje al centro y “obedece” a los mercados, o decide ir por la vía populista.

Lo que podemos tener por seguro es de que si decide ir por la vía “revolucionaria”, el peso mexicano, y la economía de ese país acabará por explosionar con casi toda seguridad.

confiscación tierras sudafrica

El caso del rand sudafricano, sobre el que ya hablé en su día también, es incluso más grave porque recientemente el líder de ese país ha hecho declaraciones directas de que va a expropiar las granjas de los “blancos” de ese país, en una política que ya intentó Robert Mugabe anteriormente en Zimbabue, sin mucho éxito económico precisamente.

El problema no es solo este, sino que este gobierno de Cyril Ramaphosa parece bastante radical, con bastante retórica de tipo “revolucionario-idiota-izquierdista”.

Con esto no es de extrañar el efecto ocurrido estos días en el rand sudafricano, el cual ha tenido una reacción bastante fea con caídas muy fuertes.

El otro día lei en algún artículo que las “divisas emergentes” como el rand estaban cayendo fuerte por el “efecto Turquía”.

Sin embargo, unas divisas emergentes caen más que otras, siendo el rand una de las que más cae.

Lo que no te nombran mucho en ese tipo de noticias de medios oficiales o de masas, es lo que subyace al hecho de que el rand caiga más que otras divisas exóticas. Y ese hecho no es otro que el que los mercados empiezan a incluir en el precio del rando posibles acontecimientos futuros sobre “expropiaciones”, “regulaciones”, “controles de precios”, etcétera.

De momento es pronto para saber con certeza si va a haber un colapso a la Zimbabue o Venezuela, aunque visto lo visto, si al final se lleva a cabo dicha confiscación y las medidas que seguro seguirán una vez la producción agrícola sudafricana colapse, seguramente acabemos por ver la destrucción de esta divisa.

Pero aún si este presidentucho entra a razones y no acaba por hacer eso, creo que hay posibilidades bastante altas de que el rand, tarde o temprano, acabe colapsando de manera similar a como lo ha hecho la lira turca, en el mejor de los casos. Y es que los líderes de ese país “huelen” a populismo a kilómetros de distancia.

Así que el día en que el peso mexicano, el rand, o cualquier otra divisa emergente caiga de manera fuerte contra el dólar, pregúntate si de verdad la culpa es del dólar o si, por otro lado, es de la divisa nacional y de los políticos que la gestionan.

Mucho me temo que muchos de estos países emergentes siguen teniendo demasiado germen del “Perfecto idiota”, como diría el legendario libro de Vargas Llosa.

Deja un comentario