¿Saldrá Argentina de la crisis con las elecciones del 2015?

No sé, pero como ya escribí una vez, el problema argentino parece venir de lejos. No parece que la gente entre en razón fácilmente en el bonito país sudamericano.

Tienen el potencial para ser una gran potencia económica y un país con un alto nivel de desarrollo y salarios; tanto como Australia, Canadá, y sin embargo, el país lleva más de cincuenta años aplicando políticas de controles de precios, intervencionismo masivo, “justicia social” a raudales y muchos más. Nada de eso funciona.

¿Para qué seguir intentando controles de precios si no funcionan, una y otra vez?

Pero ¿es que se han vuelto locos?

El Peronismo lleva gobernando casi toda la historia reciente argentina. Su éxito consiste en haber convertido al país en uno de constante declive económico y social.

Los últimos años de Kirschner están probando ser un auténtico desastre.

Los datos de producción industrial, déficit por cuenta corriente y fiscal, inflación y casi todos los demás son un auténtico desastre. Y eso con el Merval subiendo de manera furiosa.

 


source: tradingeconomics.com

La producción industrial decreciendo no puede ser buena señal para el futuro. El país está creciendo en “papel” más que en producción real.

 


source: tradingeconomics.com

Con la caída de las materias primas, parece que el Estado argentino es incapaz de generar superavit.

 

El típico mercado de las políticas bananeras de los países sudamericanos y sus políticas socialistas de controles.

 

Elecciones presidenciales en Argentina en Octubre de 2015

 

Este año vuelven a haber elecciones a ver si de una vez se empieza a enderezar el rumbo de la sociedad Argentina.

Por un lado tenemos a Scioli, a Mauricio Macri y a Sergio Massa.

El primero representa a la línea oficial. Aquí no hace falta añadir mucho. Un balance desastroso en la actualidad y embarcados en controles de precios. Si los dejan, puede que lleguen al extremo caso del penoso régimen bolivariano.

Su política económica y social es de supuesta socialdemocracia, pero por lo que se ve tiran más por el ala radical de un partido casi comunista. Amantes de las regulaciones y la corrupción como pocos.

Los massistas hacen hincapié en la inversión como el modelo de crecimiento para el futuro. Quieren crecer el 5% anual.

Todo muy bonito y suena muy bien. Pero ¿Cómo lo harán?

Viniendo con una mentalidad izquierdista no muy diferente a la del kirchnerismo actual, no creo que sea este hombre el que convierta a este país en un potencial Singapur.

Una de sus propuestas básicas es la de crear un nuevo organismo de estadísticas de precios que sea más confiable (sic). O sea, que quieren cambiar a unos corruptos por otros, pero los controles de precios y regulaciones de fondo, dejarlas más o menos igual. Sí, gran inversión vais a conseguir así. Buena suerte con eso.

El otro candidato sería el Macrismo, el que tampoco es que concrete demasiado las políticas económicas a aplicar. Todo se reduce a frases vacías tipo “aumentar la inversión”, “combatir la inflación”, bla bla bla.

 

¿Quieren que Argentina se convierta en una potencia económica?

 

  • Eliminen los controles de precios y demás regulaciones estúpidas.
  • Disminuyan el tamaño del Estado en un 40%.
  • Disminuyan el impuesto sobre sociedades del 35 al 10%, así como el resto de impuestos del país.

Con esas cosas tan simples, el país no tardaría mucho en convertirse en una especie de Corea del Sur del continente sudamericano. Un país al que le iría tan bien económicamente que cientos de miles de españoles volverían a ver como destino para emigrar, ya que, me temo que el futuro próximo de España va a ser una argentinización de la sociedad española.

Potencial humano y físico tienen de sobra. Uno de los países más dotados del mundo. Ojalá volviera a ser un faro de la libertad y prosperidad en el mundo, como fue en las primeras décadas del Siglo XX.