¿Saldrá Grecia de la zona euro próximamente? Faber piensa que no

Hace unos días apareció una entrevista a Marc Faber en un medio indio, uno de los que se suponen serán uno de los países del futuro.

En la entrevista del Business Standard parece que Marc Faber no ve una ruptura de la zona euro próximamente. Hace años, allá por el 2012 nos decía que nos estuviésemos preparados para una ruptura de la zona euro.

En la entrevista Faber usa el término “próximamente”, por lo que supongo que aún seguirá pensando en una futura salida de algunos de los PIGS de la zona monetaria común, debido a la insostenibilidad del asunto.

No obstante, en la afirmación que hace en la entrevista, creo que hasta el mismo Marc tiene sus dudas de que algo así pueda ocurrir en el futuro.

Quizá le empiecen a asaltar dudas de que el verdadero destino de la situación en Grecia y Europa sea otro.

Algo así es lo que ocurre con mi opinión. Hace años estaba seguro de una ruptura total de la Unión Europea con la salida de los países del sur y la adopción de nuevas divisas. Pero cuanto más pasa el tiempo, más me voy convenciendo de que posiblemente la salida a todo esto sea otra.

El mismo Marc nos recuerda que hay presiones internacionales muy fuertes para que no se produzca una ruptura de Europa. No solo de la Unión Europea, sino también de la OTAN y, consecuentemente, de los Estados Unidos.

El argumento es que una Grecia “independiente” se iría de calle al bloque chino-ruso en detrimento de los intereses del gigante americano y sus aliados.

Y ya sabemos el poder de convicción que tiene la OTAN y los intereses de la misma. Si ésta está interesada en que Grecia no salga de Europa, puede que acabe por no salir de “Europa”.

Como bien dice Faber, es más un tema político que un tema económico.

En este sentido tenemos que la política y la economía van siempre de la mano. Puede ser un tema político, pero al final todo es la economía o “plata”, pues incluso los temas políticos necesitan de economía para poder ser llevados a cabo. El control político requiere del económico.

Que Grecia abandone Europa es un tema político, pero también económico. Económico en el sentido de que la flota rusa o china “economizarían” de manera enorme al poder usar los puertos griegos de manera más abierta, por ejemplo, entre tantos otros.

Aunque el trasfondo es aún mayor, desde mi punto de vista.

 

Hacia la unificación del mundo

 

La tendencia del Sistema es hacia la construcción de un mundo globalizado controlado por las grandes instituciones mundiales. Es por ello que la tendencia en la historia es a la “unificación” del mundo.

En ese sentido, una “salida” de Grecia no sería una verdadera salida, pues la misma quedaría “atada” al sistema internacional para prácticamente todo.

Grecia por sí sola no es absolutamente nada. Ni tiene el petróleo de los venezolanos, ni la facilidad productiva del terreno cubano. Se parece más a Corea del Norte, otro país que “estando” totalmente fuera del Sistema, es más dependiente del mismo y sus limosnas que ningún otro país.

En el caso griego o europeo hay dos salidas: o ruptura de la eurozona o permanencia en la misma.

La primera salida, la de la ruptura, requiere de un caos enorme a corto plazo con la adopción de nuevas divisas en los nuevos países y posiblemente episodios hiperinflacionarios en medio de políticas bananeras y controles regulatorios y de precios masivos.

La segunda, la estancia en la UE, requeriría de un esfuerzo tremendo de solidaridad en todos los miembros de Europa. Pero no una solidaridad en la que no hubiera nada a cambio. Un movimiento hacia la centralización en Europa sería el resultado de esto. ES decir, la pérdida de las soberanías nacionales de manera definitiva, pues de otra manera no se podría justificar el “salvar” Europa si esta continuase de la misma manera que antes. Sería la excusa para la construcción de los Estados Unidos de Europa, aunque el nombre en realidad debería parecerse más a Unión Soviética Europea, que es algo más cercano a lo que un sistema así representaría.

La primera salida no es del agrado de las élites que dominan el mundo, ni de la OTAN ni de los Estados Unidos, ni del FMI o la ONU. La misma implicaría una suerte de independencia y posiblemente el surgimiento de movimientos nacionalistas fuertes en algunos de los países.

El interés de los grandes organismos internacionales va más bien por el segundo camino, por el de la “unificación social”.

No obstante, incluso una supuesta “salida” inicial de Grecia, España e Italia de Europa, bien podría ser algo a muy corto plazo, para acabar adoptando finalmente un sistema como el de la segunda salida, el sistema favorito de lo que todo el mundo conoce como el Nuevo Orden Mundial.

En definitiva, hay dos fuerzas que compiten en este mundo globalizado: la de globalización y unificación, y la de independencia y nacional.

Nótese, que incluso en la segunda variante la mayoría de los casos no son de verdadera independencia, sino de una independencia aparente y falsa, como los casos de Cuba, Venezuela o Corea del Norte, que son los primeros que defienden un mundo globalizado, es decir un mundo socialista.

La tendencia de la historia nos dice claramente que el mundo va camino a la unificación y hacia dosis de globalismo y socialismo cada vez mayores.

[cta id="8984" vid="0"]

La mayoría de independencias son aparentes. Todo el mundo está atado a la “red” por decirlo así.

Cuanto mayores sean las crisis venideras las soluciones propuestas para resolver todo estos asuntos, serán, por decirlo de alguna manera, globalistas: “adopción de una divisa electrónica mundial”, “abolición del dinero en efectivo” y en definitiva, control total sobre la población.

Con esas premisas, incluso un “Grexit” temporal no será sino un pequeño “tropiezo” en la construcción de un mundo socialista globalizado: el mundo del futuro.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero