Sentimiento negativo en extremos en el oro en 2015

Poco a poco nos van llegando noticias de que la siguiente fase dura de la crisis se está acercando cada vez más.

Estas noticias se van apilando unas a otras, como suele ser habitual en los momentos previos a que estalle la tempestad.

Al igual que en la naturaleza, las tempestades siempre van precedidas de periodos de calma, así como los amaneceres van precedidos de largas noches. De hecho, justo antes del amanecer es cuando la duración del periodo nocturno ha sido “mayor”.

Lo mismo pasa con la Bolsa. Es justo antes del inicio de las hostilidades que tenemos una gran serie de años de vino y rosas con los últimos siendo ya de total complacencia y con una mentalidad del tipo: “la Bolsa no va a bajar nunca más con la FED a cargo”.

Después de seis años consecutivos de mercado alcista en los Estados Unidos y sin recesión, vamos viendo como el sentimiento “alcista” va alcanzando extremos nuevamente, pero esta vez en otros sectores especialmente sensibles, como en este caso es el oro.

Según un artículo de Bloomberg, el oro está tocando mínimos en cuanto a exposición de los inversores mundiales en los últimos cuatro años.

Es decir, no solo la reliquia bárbara lleva cuatro años de mercado bajista o neutral, sino que después de cuatro años el interés en la misma está tocando mínimos.

 

Nadie está interesado en el oro ahora. En dos años ni se ha movido
Nadie está interesado en el oro ahora. En dos años ni se ha movido

 

En particular, los inventarios de los ETFs del metal han perdido un 39% y un 48% (SPDR Gold Trust), desde el 2011 y el 2012.

Esto, unido al enorme mercado alcista de las acciones, no solo en los últimos seis años en los Estados Unidos, sino también en Europa, con Alemania a la cabeza, o China, cuyo mercado ha doblado en cosa de un año, nos dice claramente donde están puestas las miradas de la mayoría.

 

Sentimiento de mercado positivo en acciones en 2015

 

Está claro que la mayoría de la masa de los mercados están viendo a las acciones como el mejor vehículo inversor ahora mismo, así como al metal como uno de los peores.

Esto no quiere decir que el oro sea una “compra” inmediata, pues indicadores de sentimiento negativo como este siempre tienen más probabilidad de seguir creciendo que de cambiar de rumbo, al menos en el corto plazo.

Es decir, cuando tenemos una tendencia de muchos años, como las de las acciones (alcista) o la del oro (bajista), la probabilidad de que las mismas continúen en los próximos meses es más elevada que la de que esas tendencias cambien. Eso es lo que sería hacer trading de tendencia.

Por el contrario, cuanto mayor ha sido la duración de dichas tendencias de años, como es el caso, mayor se va haciendo la probabilidad de que algún mes o año próximo se dé una vuelta en las tornas y veamos un gran cambio.

Curiosamente, se podría dar, incluso una situación bastante rara – que en realidad no es nada rara – como que podríamos ver un mercado bajista de acciones, junto con el oro, pudiendo ser algo similar a lo que se vio en el 2008 y 2009, donde ambos mercados cayeron juntos para rebotar más tarde, aunque en aquella ocasión fue el oro el que tomó la delantera con su tremendo mercado alcista de 2010/11.

Por cierto, los inventarios de oro de los ETFs están en su nivel más bajo desde el 2009, año en el que los mercados americanos tocaron fondo.

¿Cuánto durará el sentimiento “negativo” hacia los activos de riesgo y “crisis” como el oro, y el positivo hacia los mercados de acciones?

Esto nadie lo sabe, de hecho, bien podría ocurrir que el periodo “optimista” actual se prolongue por uno, dos o más años. Pero lo cierto es que cuanto más dure la calma, mayor probabilidad de que la tormenta que vendrá sea todo un huracán. Aunque ya no veo manera de cómo se puede salir del rincón en el que se han metido los gobiernos avanzados de una manera “moderada”. Los mismos, y las sociedades a las que representan, están espada contra la pared.

Lo que no puede ser es el Estado del Bienestar de Occidente a los precios actuales. Eso es imposible.

Las masas tendrán que escoger entre un “Estado del Bienestar” aún mayor, pero con precios más cercanos a la cubana, o uno menor, pero con precios más cercanos a la suiza.

Lo que no es sino otra manera de decir: o todos funcionarios cobrando 50 euros, o la mayoría trabajando en empresas y una minoría de funcionarios, pero cobrando una media de 1.500.

Tan sencillo como eso. Las masas serán las que elijan.

Claramente, en un Occidente más cercano a la cubana, cualquier que tenga oro es el rey absoluto, aunque bien puede ser que más le valdrá huir de una sociedad así, ya que también será: “el enemigo número uno”.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero