¿Son los mercados aleatorios?

La aleatoriedad en los mercados es algo que la mayoría de traders pasa por alto.

Todo el mundo, o la mayoría, que empieza en esto tarde o temprano terminan intentando hacer day trading pensando que de alguna manera serán capaces de descubrir el sistema secreto que les hará ganar siete de cada diez días.

Pero la mayoría se acaban estrellando con la cruda realidad. Y la realidad es que los mercados son un camino aleatorio la mayor parte del tiempo; y mucho más desde un punto de vista intradiario.

Si mantenemos la visión a largo plazo y usamos gráficos diarios o semanales podremos ver claramente que hay unos mercados que suben de manera continuada y otros que bajan de la misma manera también. Y esos movimientos no son aleatorios, sino que son basados en cuestiones fundamentales.

Es por esto que el tema de la aleatoriedad es de la mayor importancia para todos aquellos que hacen day trading o piensan hacerlo en un futuro.

 

La aleatoriedad en los juegos de azar

 

Hay un artículo muy bueno sobre la aleatoriedad en los mercados y los juegos en la web de SMB Mentors en la cual nos explican el famoso experimento de lanzar una moneda un millón de veces y estudiar los resultados.

Como todos podemos imaginar, el resultado esperado de lanzar una moneda un millón de veces debería resultar en un valor aproximado del 50% de veces tanto para la cara como para la cruz. Y en verdad que el resultado es así; una vez hecho el experimento 5 veces los resultados obtenidos fueron: 50.03%, 50.01%, 49,99%, 50.05% y 49,98%.

Como se puede ver por ejemplo en el cuarto caso (que en el artículo aparece el primero, mirarlo porque es realmente interesante): del millón de monedas lanzadas 500500 fueron cara y 499500 fueron cruz. Por lo que la cruz salió 1000 veces más que la cara. Es decir, de haber apostado ese millón de veces un € por cara habríamos ganado 1000€.

Aleatoriedad de la Bolsa

Ahora, no nos precipitemos. Tendríamos que tener en cuenta que ese mercado tendría sus costes de financiación. Por lo que si sumamos las comisiones, los costes de financiación según el caso, el slippage y algún otro inconveniente, al final tendríamos con que incluso aunque la suerte estuviera de nuestro lado y ganáramos 1000 veces más de las que perdemos, solo en comisiones se nos irían 1.000.000 multiplicado por la comisión, con lo que seguro que no acabaríamos perdiendo dinero.

Lo más interesante del experimento es ver cómo se comportan los gráficos. Si los miramos de manera objetiva pueden parecer gráficos de cualquier acción sin ningún problema.

Hay tendencias, resistencias, soportes, topes y mercados bajistas.

Hay de todo.

Gráficos aleatorios

A primera vista mirando el gráfico podríamos decir que es una acción sin problemas.

Pues bien, si ese experimento aleatorio sobre monedas nos da esos resultados en los gráficos, ¿deberíamos concluir que los activos financieros son también aleatorios?

Bueno, no tan rápido. Pues aquí entran en juego algunas consideraciones importantes.

Aleatoriedad en juegos de azar

Es obvio que los juegos de azar, como lanzar monedas, no ofrecen ninguna ventaja a un apostador a la hora de conseguir un margen para ganar en los mercados de manera más o menos consistente.

Un apostador puede esperar ganar 1000 o 500 veces más de un millón de tiradas, pero también puede esperar perder 1000 o 500 veces.

A la larga si se hacen trillones de tiradas el resultado va a tender a cero, o en el mejor de los casos será negativo o positivo, pero de nada nos vale ganar 500 veces más jugando un millón de veces porque así nos pasaremos una vida entera jugando para no ganar casi nada.

Lo interesante sería ganar 600.000 o 700.000 veces y perder 400 o 300 mil.

Es decir, si trazaramos una línea temporal más larga, con más separación entre las tiradas, tendríamos un gráfico que con un millón de datos nos quedaría plano.

El problema con el experimento y los gráficos presentados en esa web es que en la coordenada Y 1500 puntos equivalen a 1.000.000 de puntos en la X.

Si alargáramos la coordenada X para hacer el análisis más equitativo tendríamos una gráfica tan grande que al final a una vista de pájaro nos parecería plana.

En este sentido esto es parecido al hecho de que como traders no nos interesan los activos que se solo han subido un 10%, sin volatilidad de por medio además, durante 10 años. Nos interesa un activo que ha subido un 600%. Esa es la ventaja que tiene que buscar un trader.

Son esa clase de activos no aleatorios los que un trader tiene que tener en su radar.

Por eso me parece increíble cuando veo a mucha gente operar la Libra Dólar por poner un ejemplo, cuando este es un mercado que hay muchísimos años que casi ni se mueve.

Ojo, que no digo que no haya momentos en los que no se pueda hacer dinero en este mercado, pero en general se pasa la mayor parte de los años moviéndose de manera ridícula.

 

El day trading es más aleatorio que el trading a largo plazo

 

En el day trading hay un problema insoslayable.

El day trading por su misma esencia implica que el operador va a estar activo todos los días en el mercado.

Es su creencia de que con algún indicador milagroso puede vencer al mercado y ganar un sueldo todos los días o semanas, lo que lleva a la mayoría de traders novatos y no tan novatos a hacer day trading todos los días.

El problema se agrava cuando usan una gran cantidad de indicadores.

Muchos usan osciladores en gráficos de 5 y 15 minutos que pueden darnos varias señales bajistas intradía en la mitad de un mercado alcista de un activo que ha subido un 300% en cuatro años.

Cierto es que ningún activo sube de manera recta en los mercados alcistas; y que hay muchos movimientos bajistas en el camino. Pero esa no debería ser la manera en la que un trader debería observar el mercado.

Lo importante es a dónde va el mercado de manera general.

Y eso sólo se consigue con una visión a medio largo plazo.

Otro problema es que los mercados se pasan buena parte del tiempo comportándose de manera errática (aleatoria). Incluso en un mercado alcista (o bajista) de varios años, no todo el movimiento alcista es uniforme a lo largo de esos años, sino que se pasa buena parte del tiempo en rangos o sin moverse de manera sustancial.

Cierto es que hay casos, como las burbujas, donde la tendencia es tan clara que no hay ningún lugar a dudas, pero en general más de la mitad del tiempo los mercados se comportarán de manera errática. Y no nos interesa estar en el mercado todo el tiempo.

Sólo nos interesa estar cuando es muy alcista o muy bajista. Nada más.

Trading aleatorio

Con esto no quiero decir que con el day trading no se pueda hacer dinero. Pero tiendo a pensar que la única manera de ganar consistentemente es operar los mercados más calientes, es decir aquellos que tienen una tendencia más clara. Y hacerlo con una visión a medio largo plazo.

Esto sería algo así como operar el gráfico intradía de 5 o 15 minutos pero considerando operaciones que vayan con la tendencia bien definida en el gráfico diario.

De esa manera creo que sería posible encontrar algún margen ganador.

 

Los mercados no son aleatorios

 

Los mercados son el resultado de millones de interacciones humanas inteligentes y además están sujetos a los fundamentos psicológicos del comportamiento de masas, lo que hace que estos no sean aleatorios.

Esto es, hay buenas razones para que un mercado sea alcista y hay buenas razones para que un mercado sobrecomprado pueda tener una corrección muy importante.

Por ejemplo, que el bolívar venezolano (el real no el ficticio del gobierno) se va a ir a cero no es algo aleatorio.

En este caso, los ciudadanos venezolanos (“traders”) tuvieron a bien elegir salir del país hace años o al menos sacar sus ahorros en bolívares para transformarlos en dólares u oro.

Los mercados tiene un carácter de comportamiento “fundamental” a largo plazo, y este nos da una ventaja a la hora de operar los mismos.

Y la mejor manera, o la más sencilla, es no haciendo intradía.

Las acciones tienen un valor intrínseco importante. Su valor debería reflejar la mejora en los procesos productivos y de eficiencia que deben estar realizando las empresas correspondientes.

Las empresas crean valor; generan beneficios y por tanto el precio de las acciones tenderá a ser mayor, siempre y cuando los beneficios de la empresa crezcan a largo plazo.

Esto no es un juego aleatorio.

Sabemos que hay empresas líderes en todos los sectores.

Esas empresas nos ofrecerán mercados alcistas a medio largo plazo y ofrecerán una gran ventaja no aleatoria.

Esto es también otra manera de decir, que un trader debe concentrarse en operar las empresas líderes de cada sector. Operar Microsoft al alza en los 80 y 90 es el mejor ejemplo de ello. Da igual que cada vez tenga precios más altos. Esos precios más altos tienen una razón, ya sea fundamental, o psicológica.

Así mismo, habrá muchas acciones que han sido muy favorecidas por el público y que han subido un 1000% en 5 años. Acciones que tienen un PER de 200 y si además sabemos que el mercado lleva alcista 10 años sin una corrección importante con un PER medio de 45, deberíamos ser conscientes de que esas acciones y el conjunto del mercado está “sobrecomprado” y a pesar de continuar alcistas, tendríamos que estar atentos a una gran señal bajista para buscar una corrección significativa.

Y esto no es “aleatorio” per se.

Tampoco es aleatorio el hecho de que un gobierno esté en transición hacia el comunismo, como el caso de Venezuela.

En un caso como ese no hay aleatoriedad.

Hay una certeza que la divisa del país, los bonos nacionales y corporativos y la mayoría de las acciones privadas irán a cero.

Un “trader” siendo consciente de esto ha de tomar posiciones contrarias, las cuales pueden ser simplemente salir del país a tiempo, o si no queda más remedio que quedarse, operar el mercado de acciones (el que pueda claro) al alza mientras exista porque la certeza de que el gobierno creará inflación es garantizada.

Esto es un ejemplo por supuesto extremo pero espero que sirva para entender que los mercados no son aleatorios.