Uno de los mejores gestores de fondos de inversión del mundo

Francisco García Paramés

 

Todo aquel que conozca un poco el mundo de los fondos de inversión ha oído hablar de este hombre, el que es considerado por muchos el “Warren Buffett europeo”.

Este gallego que se hizo cargo de Bestinver, la gestora de Acciona, la llevo a la cumbre de los mejores fondos de inversión del mundo de las últimas dos décadas.

Recientemente, Paramés decidió abandonar el barco de Bestinver y darse un respiro de dos años, tras el cual lanzará su propio fondo. Esto de dos años lo hace para respetar las cláusulas del contrato con Bestinver, así que tendrá que esperar hasta el 2016.

¿Pero qué tan bueno es Paramés?

Pues desde 1993 hasta el 2014, Paramés consiguió una rentabilidad media anual del 15,7%, la cual está bastante por encima del 7,8% del IGBM. Estas cifras, como vemos, no están nada mal, y menos si tenemos en cuenta que el IBEX ha pasado por varios mercados bajistas monumentales, como el que terminó en 2012. Aunque también es cierto, que en 2014, el mismo ya se había recuperado bastante, y la rentabilidad es bastante mayor que de haber sido tomada en el 2012, cuando el IBEX andaba de capa caída.

Así mismo, Paramés gestionó otro fondo sobre valores internacionales a partir de 1997, el cual consiguió una rentabilidad media del 10,58%, por un 2,9% del MSCI, lo cual es incluso mejor, que las cifras anteriores.

Una de las características de su inversión en los últimos años fue que evitó las burbujas tecnológica e inmobiliaria, cosa bastante difícil, sobre todo en el caso de la primera, pues pocos inversores no se vieron tentados a subirse al barco de aquella imparable marea de acciones del Nasdaq a finales de los 90.

Al parecer Paramés es un seguidor de la Escuela Austriaca de Economía y sus principios: los principios liberales de propiedad privada tan fuertemente defendidos por Menger, Mises, Bawerk, Rothbard o Hoppe.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que el mismo sea buen conocedor de los ciclos de la economía y de cómo se forman las burbujas de crédito propiciadas por los estados. Esto, sin duda, es una de las cosas que le hace estar entre la élite de los gestores mundiales.

Pero eso no basta. Hay muchos economistas austriacos en el mundo (aunque son una minoría comparados con los keynesianos-socialistas), pero no todos valen para ser gestores de inversión, traders o especuladores. Eso es algo muy difícil para lo que hace falta un “olfato” especial y paciencia.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Espero que este hombre siga dejando el nombre de España bien alto, que falta que le hace a este país especializado en la creación de regulaciones burocráticas y hordas de funcionarios.

Al parecer, este está en los Estados Unidos hasta el lanzamiento de su fondo allá por finales del 2016. Ha sido contratado por algunas instituciones americanas para dar lecturas y demás. Como siempre, las mejores mentes tienen a irse de aquí.

En el caso de su nuevo fondo, afortunadamente lo va a domiciliar en España, en teoría, aunque vaya a ser un fondo mayoritariamente invertido en valores internacionales. Espero que Paramés no tenga que emigrar con su fondo algún día ante algún intento de locura totalitaria en España o Europa.

 

¿Qué debemos de aprender de este gran gestor de inversiones?

 

Bueno, más que nada esto es algo para aquellos que creen en los cuentos del day trading o las ganancias estratosféricas, y en que hay gente que se dedica a ganarse la vida operando no se sabe bien qué instrumentos.

La realidad es que los mejores inversores del mundo solo pueden obtener rentabilidades como este hombre: un 10 o 15% de media para muchos años. Los mejores casos no se van mucho más allá, y son contados con los dedos de las manos. Casos como los de Buffett o gente como Soros. Aunque en estos casos, la cuestión de los “contactos” cuenta mucho. Los contactos que tiene Soros no los podemos ni imaginar los simples mortales. Pero bueno, eso no le quita todo el mérito supongo.

En el caso de Paramés podemos ver lo difícil que es, incluso para los mejores construir carteras de acciones e inversión a largo plazo que puedan ganar una gran rentabilidad – aunque un 15% es una gran rentabilidad – y no tener grandes drawdowns.

Imaginemos lo difícil que es para el resto de gestores obtener rentabilidades aceptables. Como se pueden imaginar, si prácticamente el mejor gestor no pudo conseguir más de un 15%, ¿Cómo estará la media del sector? ¿Y los peores?

La mayoría del sector está incluso muy por debajo de los índices de referencia antes nombrados, como el IBEX, MSCI o SP500, y los peores están, literalmente, en pérdidas.

En el caso del largo plazo es muy difícil tener éxito entrando y saliendo constantemente, intentando reemplazar carteras demasiado a menudo. Es muy difícil hacer como Paramés. La mayoría que están haciendo constantes coberturas y cambios de sus carteras, según los caprichos de la bolsa del momento, acaban perdiendo o no ganando lo que gana el índice de referencia.

En ese sentido, y a menos que seamos unos cracks como Paramés, deberíamos simplemente invertir en los índices de referencia e ir añadiendo dinero a nuestras carteras basadas en los mismos. Ni más ni menos. Sin necesidad de complicarnos la vida. Históricamente es, desde luego, lo mejor.

Aunque la historia está para romperla también. ¿Quién ha dicho que el Dow Jones tenga que subir eternamente?

Pero bueno, si tenemos una pizca de optimismo, siempre será mejor invertir en acciones al alza.

Después de todo, si se instaura un comunismo regional o mundial algún día, dará igual donde estén los ahorros, que serán confiscados. En ese caso solo podremos arrepentirnos de no haber visto llegar la catástrofe y gastarnos los ahorros antes. “Ya que te lo van a quitar, al menos cepíllatelo antes que ellos”.

Volviendo a los traders a corto plazo. ¿Por qué se creen ustedes que prácticamente ningún fondo de inversión del mundo hace operativa frecuente de ese tipo?

Pues porque los fondos que invierten lo hacen como “traders” o inversores y siguiendo la tendencia a medio y largo plazo.

Los que se dedican al corto plazo, y ganan con ello, son los que ejercen de market makers, ya sea Goldman Sachs a gran escala, FXCM a pequeña o algún grupo de trading propietario.

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero