¿Usamos el volumen en trading o inversión?

¿Sirve el volumen para hacer trading?

volumen trading

Seguro que has oído muchas veces que el volumen es muy importante y no pocos gurúes dicen usarlo en sus estrategias de trading.

Por lo tanto, lo lógico sería estudiar el mismo, al menos para saber qué es lo que otros saben que no nosotros no sabemos.

No tan rápido amigo.

El tema del volumen no es tan sencillo como parece, y no creas que porque escuchas mucho hablar sobre el volumen vas a encontrar el secreto del triunfo en el trading.

¿Por qué?

Pues porque la mayoría de lo que te suena de oido del volumen es porque el mismo es más conocido en los circuitos mundiales de inversión y especulación a medio y largo plazo, sobre todo en los mercados de acciones, cosa que no tiene mucho que ver con lo que esperas aprender: el trading a corto plazo.

No es que en el trading a corto plazo no haya volumen, pero va a ser muy complicado que vayas a encontrar un sistema que saque ventaja de este si lo que pretendes es hacer day trading del DAX o del S&P500.

Sinceramente, si ese es tu objetivo, deberías buscar otro camino, porque los que usan el volumen en ese tipo de trading son los dealers, brokers, market makers o llámenlos como quieran.

A ellos sí les interesa saber donde están puestos la mayoría de órdenes de stop y limite y así es que lo saben, porque son ellos mismos los encargados o bien de “poner” las órdenes en mercado para sus clientes o de “monitorizar” en tiempo real la actividad de los anteriores, es decir, de nosotros.

Nosotros sí que no sabemos donde están esas órdenes de stop y límite, o al menos no de manera cierta.

Nosotros como traders deberíamos concentrarnos más en cuestiones cualitativas, alejándonos del terreno “quant” que domina el panorama actual.

¿Pero qué es el volumen para trading?

Pues nada menos que el número de títulos negociados a un precio determinado.

Evidentemente, esto no es un indicador sino una especie de termómetro bursátil que nos dice la actividad febril bursátil del momento.

La lógica detrás del volumen funciona, o eso dicen, sobre todo en el mundo de la inversión y la especulación a medio y largo plazo.

Volumen en la inversión

Uno de los autores que hablaron sobre el volumen de manera extendida fue André Kostolany.

Recuerda que el mismo nos explicaba la evolución del volumen en términos de ciclos bursátiles de varios meses a tres, cinco años o más, dependiendo del activo que estemos mirando.

La terminología que usaba Kostolany era la de las “manos fuertes” y “manos débiles” que en la terminología actual bursátil se traduciría por tiburones y pececillos, o leones o gacelas, entre otras denominaciones.

Esta teoría de especulación nos dice que los leones suelen comprar cuando las gacelas venden y vender cuando las gacelas compran.

Como podrás imaginar las gacelas son la parte de la ecuación que sale perdiendo en este ciclo de compras y ventas y no hace falta ser muy avispado para darse cuenta que las gacelas es la gran masa de inversores y especuladores, es decir, los traders minoristas.

Kostolany analizaba esto de manera contraria a lo que sería la lógica típica.

Según el mismo cuando el volumen sube mucho en un mercado bajista esto quiere decir que los leones están comprando de manera muy fuerte y que las gacelas (“manos débiles”) están vendiendo, en este caso liquidando lo que les queda cerca de mínimos de mercado.

Cuando esto se da es muy probable que estemos en esos mínimos de mercado.

Al revés cuando el volumen sube y estamos en un mercado alcista esto quiere decir que las manos fuertes están vendiendo y las manos débiles comprando.

Esto suena bien y bastante lógico.

Después de todo, los leones o tiburones son los multimillonarios y dueños del gran capital y ellos deberían saber mejor que nadie cuando se dan el final y comienzo de cada ciclo económico.

¿No te parece?

¿Qué podemos saber nosotros, las manos débiles?

Lo que pasa es que esta “medida” llamada volumen es extremadamente confusa y créeme, si la vas a utilizar como trader o especulador, más te vale saber bien lo que estás haciendo porque si no, no te va a valer de nada.

Ejemplo de volumen en trading

volumen trading diario
Fíjate que ya en las dos correcciones que vemos ahí ya tenemos aumento de volumen (y en la anterior también)

En el 2007, en el ETF del SPY (que sigue al SP500) pudimos ver como el volumen aumentaba con las correcciones.

¿Pero cómo sabemos que eso es el inicio del mercado bajista o solo una corrección?

No lo sabemos.

Solo sabemos que el precio cae y que el volumen aumenta.

Esto es lógico.

Cuando el precio cae por malas noticias suele haber pánico de mercado y la gente vende a “cualquier precio” con lo que esos días suelen darse aumentos de volumen, obviamente.

Esa, en realidad, es casi la única verdad que podemos sacar en claro de todo esto.

Si pensamos con la lógica de Kostolany podríamos decir que al llevar un tiempo de mercado alcista las manos fuertes están deshaciéndose de posiciones y ahora las acciones están en manos débiles.

Bien.

volumen inversion

El mercado comienza a caer más tarde, en el 2008, vemos que vuelen a haber aumentos de volumen en días de pánico.

¿Será este el momento en el que las manos fuertes están empezando a comprar?

Quizá pensemos así.

Si estamos en esos días y seguimos la lógica contraria quizá podríamos terminar comprando también, para ponernos del lado de los “leones”.

Vale.

Lo que pasa es que no todos los mercados bajistas son iguales, pues unos son más largos y grandes que otros.

Y resultó que ese año hubo uno muy gordo.

Por eso, unos meses más tarde, el precio cae de 135 a 75 y vuelve a haber un aumento del volumen, como no, acompañado de pánico.

Lo cierto es que en esta ocasión también vemos como aumenta el volumen, pero de manera mucho más continuada, aunque es lógico teniendo en cuenta que esos días de verano-otoño del 2008 fueron de máximo dramatismo.

Ciertamente, las últimas acciones de las gacelas fueron vendidas esos días y cayeron en manos de las manos fuertes.

Estupendo.

Pero ¿Cómo saber qué aumento del volumen fue el bueno para invertir?

¿Por qué el de inicios del 2008 no nos valió?

Luego, más tarde, con el comienzo del otro gran ciclo alcista, pudimos ver cómo el volumen siempre subió cuando hubo correcciones bursátiles.

Si siguiéramos la lógica del 2007 y el 2008 entonces llegaríamos a la conclusión que las correcciones del 2014, 2015 y 2016, al menos (y posiblemente la del 2011), serían esos momentos en los que las manos fuertes estarían de nuevo deshaciéndose de posiciones porque el mercado bajista estaría a la vuelta de la esquina, al igual que en el 2007.

Después de todo habían pasado ya 5, 6 o 7 años desde el último gran mercado bajista.

¿Llegó ese mercado bajista?

No, al menos no en los siguientes dos años.

¿Qué ocurrió?

Que el mercado siguió subiendo otro 60%.

¿Qué es lo que ha pasado aquí con los tiburones y los pececillos?

Como puedes ver, esta teoría muestra una debilidad intrínseca bastante obvia.

Y es que después de todo está formada por conceptos cuantitativos que intentan medir de manera perfecta, “cuadriculada”, algo que es más bien “circular”, por decirlo de una manera.

Esto quiere decir que los mercados alcistas y bajistas no siempre tienen la misma duración y que nunca podremos saber con certeza si estamos ante una corrección, o ante el inicio de un mercado bajista genuino.

Probablemente los grandes bancos de inversión, Goldman Sachs, y demás, sí lo saben.

Pero nosotros no.

Intentar anticipar esos momentos de mayor volumen, pensando que hemos descubierto el secreto de las “manos fuertes” es un poco ilusorio.

Lo único cierto es que, como dije antes, todos los crashes, correcciones o caídas fuertes se producen en medio de aumentos fuertes de volumen.

Eso por lo menos lo tenemos claro, pero eso es un dato que no nos da una ventaja clara para ganar en la inversión, y mucho menos en el trading, a pesar de lo que digan muchos gurúes.

Volumen en el trading intradia y a corto plazo

Aquí es donde viene la parte divertida del asunto porque no son pocos los que claman que usando técnicas basadas en el volumen podemos dominar los movimientos a corto plazo del mercado.

Suena interesante, sin duda.

No es que digan que con el volumen se puede construir una estrategia ganadora, pero sí lo incluyen, junto con otros X indicadores en el potaje para conseguir el triunfo en el trading.

Por ejemplo, los grandes gurúes del day trading intentan explicar la utilidad del volumen para situaciones de corto plazo tales como: breakouts, movimientos tendenciales, aumentos fuertes del volumen y breakouts falsos, entre otras cosas.

Algunos incluso hablan de este concepto como la poción mágica para ganar, y al parecer bastaría solo el volumen con marcar nuevos máximos o mínimos para darnos la máxima probabilidad de un movimiento.

Vamos a ver un ejemplo de unos pocos días con una acción popular de mercado: Apple.

volumen day trading
Días alcistas en Apple con subidas de volumen siempre en cierre y apertura

Esos días el mercado fuer alcista y como vemos, tuvimos varios “spikes” de volumen, que no por casualidad, si te das cuenta, siempre coinciden con el inicio y final de la sesión, precisamente los momentos de mayor liquidez, movimientos y, por tanto, volumen.

El número 1 vemos un día en el que el volumen aumentó con el precio de Apple bajando, incluso rompiendo soportes del día anterior.

Mala señal.

Sin embargo, ¿Qué pasó?

Que el día siguiente subió como un cohete.

El caso 2 nos muestra un día neutro tras un aumento de volumen fuerte.

El caso 3 nos muestra lo contrario al 1, con un aumento del volumen y el día siguiente el precio subiendo como un cohete.

¿Crees que puedes sacar conclusiones válidas de trading con esto?

Suerte.

Luego vemos el gráfico de los siguientes 12 días, justo después del anterior.

Bien, en este caso el final de la tendencia alcista anterior comienza con un incremento de volumen en el día 4 de ese mes.

Sin embargo, como venimos de una tendencia alcista muchos pensarían que el precio seguiría en la misma y comprarían.

Pues no, el día siguiente el precio bajó.

Vale.

Entonces ya estamos rompiendo soportes de la subida anterior por lo que toca ponerse en modo bajista.

El caso 2 nos confirma esto pues aquí el aumento de volumen viene seguido por una bajada de precio.

El caso 3 ya es un poco confuso porque el volumen aumenta justo en una apertura a la baja, dando posible señal de “debilidad”.

Sin embargo, ese día fue errático y al final el precio acabó subiendo.

¿Cómo operar ahí para obtener beneficios con criterio?

Es decir, ¿Podemos obtener un criterio fiable de todo esto?

Suerte con eso.

Si lo encuentras ven y cuéntamelo.

Conclusión

El volumen, por lo tanto, es un indicador de coincidencia que suele ocurrir en grandes caídas y en grandes rebotes.

Sin embargo, podemos sacar algunas cosas del mismo.

Por ejemplo, sin que sea una ciencia cierta, sí que es cierto que en grandes mercados bajistas cuando se produce un aumento del volumen de manera sostenida, durante varios días y semanas, suele ser una buena señal de que el mercado bajista puede estar cercano a su fin.

volumen sostenido en mercado bajista

En ese momento la probabilidad de que grandes inversores estén comprando con fuerza casi todos los días nos podría mostrar que estos grandes compradores ya están dando por bueno el precio y no están dispuestos a venderlo mucho más bajo, salvo catástrofe posterior, que nunca se sabe.

Estos ejemplos de interés sostenido de compra en situaciones malas lo podemos encontrar a menudo y va más allá de los simples aumentos de volumen que se dan en las correcciones como ya expliqué antes.

Desgraciadamente esto no es tan fácil de ver en todas las acciones y solo lo podremos ver claramente en algunas como en este caso de Apple.

En caso contrario, también se dice que las subidas tranquilas con poco volumen son buenas porque en esos momentos las manos fuertes están viendo como los precios no dejan de subir ya que la masa del mercado (pececillos) está entrando muy poco a poco y la gran mayoría no lo ha hecho aún.

Esto suele darse mucho en los grandes rallies de Wall Street, como el 2017, por ejemplo.

En fin, que podemos ver que el volumen es una medida un tanto confusa, que nos aporta algo de valor pero poca claridad definitiva al menos para sacar el sistema maestro de trading que todos buscamos.

Créeme, que al final serán otras cosas las que tengas que aplicar.

Aunque no está mal saber un poco de por qué se dan estos volúmenes mayores y menores en determinados momentos de los ciclos alcistas y bajistas (picos y colapsos) o de los ciclos intradiarios (aperturas, cierres, noticias, dividendos, etcétera).

Saludos y buen trading.

Deja un comentario