Victoria laborista y el éxodo del Reino Unido

¿Seguirá siendo la City londinense el principal centro financiero del mundo dentro de cinco años?

Las amenazas que penden sobre la misma son muy grandes, mucho más que en su gran rival, Nueva York, o en otras grandes capitales financieras del mundo, sobre todo las asiáticas, algunas de las cuales están llamadas a ser los mayores centros financieros del futuro, sobre todo si sus rivales occidentales, y sobre todo la City, deciden transitar por el terreno populista, cosa bastante probable viendo cómo van las cosas en los sociopolítico en Occidente, y sobre todo en Europa.

En el Reino Unido, esto se traduce con una posible victoria del partido laborista de Milliband, el cual, como buen partido socialista promete introducir nuevas medidas sociales en el país, lo que es otra manera de decir: nuevas regulaciones e impuestos.

Todo hay que decir, que las propuestas del gobierno de Milliband se pueden considerar como suaves al lado de otros países europeos con partidos radicales de corte socialista como Italia, España, Grecia y Francia, entre otros.

Pero, aún así, no son políticas bienvenidas en el sector más potente de la economía británica.

Algunas de estas políticas propuestas de Milliband, son: un incremento en el salario mínimo, menos exenciones de impuestos, congelación en las tarifas del gas y de la electricidad, fin del estatus fiscal de los no domiciliados, nuevos impuestos sobre mansiones, incrementos en los fondos para sanidad, subir los impuestos a los que más cobran, etcétera.

Estas son las típicas medidas de los gobiernos socialdemócratas de todo el mundo. Esto está bien, suena muy bonito, pero crea un gran problema para mantener el mayor centro financiero del mundo.

Impuestos e inversión en la socialdemocracia

No puedes tener el mayor centro financiero del planeta y subir los impuestos de manera dramática a aquellos que habitan en él y que, en parte, son los que suministran buena parte de los ingresos del país.

Suena muy bonito el subir los impuestos a los que más ganan de forma dramática. Un arma efectiva para ganar elecciones desde el inicio de la democracia.

Pero, claro, no puedes esperar que cuando apliques dichas medidas la gente a la que se la apliques permanezca quieta, no al menos en un mundo, en el que todavía hay cierta movilidad entre naciones.

El día que los fabianos (1) controlen el mundo en su totalidad, no será posible, pero aún queda algo para eso.

Mientras, lo que Milliband puede esperar, si empieza a aplicar esas políticas, es un éxodo masivo de empresas y multimillonarios de Londres.

¿Cree Milliband que podrá incrementar las ayudas y los salario de los médicos en un escenario así?

Sí, nominalmente sí, al igual que Maduro logra incrementar nominalmente los sueldos y ayudas de su país año tras año un 20%, pero a costa de destruir la divisa nacional.

Cuando tienes a unos cuantos miles de individuos con cientos de miles de millones abandonando el país, no puedes esperar tener una divisa muy fuerte.

Puede ser que alguno de los mismos no tributaran mucho de ese dinero en el Reino Unido, pero lo cierto es que eso solo es en apariencia.

En realidad, sí tributan el dinero en Reino Unido, pues el solo hecho de vivir allí, hace que esos individuos gasten diariamente cantidades absolutamente demenciales de dinero en miles de servicios, dando vida y trabajo a toda la ciudad de Londres.

El dinero que ganarán los socialistas al subir los impuestos será una fracción del que perderán al abandonar todo ese capital el país, por no hablar de las empresas.

En este sentido, ya tenemos a muchas de las principales empresas del país preocupadas por la victoria del partido laborista en el Reino Unido.

Está el caso de ICAP, que según su CEO, Mike Spencer (2), está considerando abandonar el país en caso de una victoria laborista, dado el posible daño que podría recibir la empresa.

Los impuestos de Milliband van dirigidos a destruir la industria financiera de Londres, incluidos sus hedge funds y sus empresas financieras, es decir, los clientes de ICAP.

Evidentemente, si esas empresas e individuos dejan el país, ICAP no tendría más remedio que dejarlo también, amén de que a la misma también le serían subidos los impuestos, y lo que es peor, también las regulaciones.

Así, que, quizá no haga falta un Impuesto a las Transacciones Financieras como quieren los europeos del continente, para destruir a la City.

Quizá sean los propios ingleses los que logren destruirla.

Cosas de la vida.

Pero esto no son más que conjeturas.

Nada es seguro, ni una victoria de Milliband, ni que el mismo aplicara todas las políticas anunciadas, ni que al final ICAP y otros se vayan de Gran Bretaña, y si no, miremos el caso griego, que con un gobierno comunista, no ha aplicado prácticamente ni un 5% de sus políticas, porque saben que de hacerlo tienen un armagedon financiero de proporciones monumentales (3).

Como siempre, los socialistas de todos los partidos se equivocan si piensan que es mediante regulaciones y mayores impuestos, como se consigue la riqueza.

O Suiza o Venezuela.

¿Qué quieren ustedes?

¿Tienen pensado emigrar a Venezuela o algún otro paraíso socialista?

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

 

  1. He visto fotos de Milliban con el lema “fabian society” detrás y se me erizan los pelos. El verdadero objetivo a largo plazo de los socialistas está claro.
  2. Como publicó Bloomberg ayer.
  3. La crisis sufrida hasta ahora no sería más que un paseo por el campo al lado de una verdadera salida de Grecia del euro e intentar un proyecto comunista como quiere Syriza. En ese caso, el nivel de vida de los griegos se acercaría más al de Albania que a otra cosa, con suerte.