Vivir de la Bolsa

¿Vivir de la Bolsa es posible?

Vivir de la Bolsa no es algo tan fácil como la gente de la calle pueda pensarse. De hecho es mucho más difícil de lo que esa gente cree, y son pocos los que viven de ello. O vamos a decirlo de otra manera: el 99,99% de los que se aproximan a la Bolsa no logran vivir de ella.

¿Pero cómo puede ser que sea tan difícil de ganar en la Bolsa?

El principal problema, y del que he hablado de manera incansable, es el pensamiento equivocado que tiene la gente, y no pocos traders, de que se puede vivir de la Bolsa operando en intradía o day trading.

Eso no es cierto.

Vivir del day trading, viven muchos, pero no son los traders que abren sus cuentas en los brokers.

Los que viven del trading, los verdaderos “profesionales” del mismo, son los brokers, empleados y todos los demás que trabajan en toda la enorme industria de este sector de finanzas e inversiones.

No hay hordas de day traders profesionales y cosas así.

Eso no existe. Y cualquiera que les diga lo contrario, es porque vende un curso, unas señales o algo. Cosa, esta última que no tiene nada de malo per se.

Vender un curso o señales no es malo, pero lo que no es ético es vender un curso diciéndole a la gente que los vas a convertir en day traders de futuros profesionales, y que van a ganar un 50% de media anual.

Ese es el verdadero problema: el ir con mentiras.

Se pueden vender cursos, señales, sistemas, con honestidad, y se puede hacer engañando.

Se puede vivir de la Bolsa

En el caso del trading y la Bolsa, el mayor engaño es hacer creer a la gente que se puede vivir de la Bolsa de manera fácil.

Por lo tanto, lo primero que deberíamos hacer es descartar el day trading como medio para intentar “vivir de la Bolsa”.

Si aún queremos hacer unas apuestillas de vez en cuando, pues vale, una pequeña cuenta para saciar nuestros apetitos de aventuras, y listo.

Vivir de la Bolsa, mejor poco a poco
Vivir de la Bolsa, mejor poco a poco

Cortesía de SlipShire, Pixabay

Si quieres tener la posibilidad de llegar a vivir de la Bolsa algún día lo mejor es que te dediques a invertir a largo plazo, pero también tienes que olvidarte que con ello te convertirás en millonario en dos años.

El camino de la inversión a largo plazo es un camino “aburrido” y largo, muy largo.

Este no debería tomar menos de dos décadas, a no ser que seas alguien que puede invertir 20.000 euros o más, todos los años, con lo cual podrías construir una gran cartera en menos tiempo.

Obviamente, aquellos que puedan ir aportando dinero para invertir en mayores cantidades, antes alcanzarán el sueño de vivir de la Bolsa.

No es lo mismo el que invierte 1.000 euros al año que el que invierte 10.000.

El primero no podrá probablemente vivir nunca de la Bolsa, y el segundo, podrá, si no vivir de ella, sí tener un gran colchón financiero para cuando hayan pasado unos cuantos años después de la inversión.

Vivir de la Bolsa y los ciclos de la economía

Otra cosa a considerar es la fase del ciclo en la que nos encontramos.

Aquí no podemos hacer mucho sino rezar para tener “suerte” y no empezar a invertir al principio de una fase recesiva importante. Aunque, incluso en esos escenarios, iremos aumentando nuestra cartera, siempre que podamos mantener las aportaciones anuales, y reinvirtamos nuestros dividendos.

Por ejemplo, imaginemos que invertimos en 1929 en los EEUU, o en 2007 en Grecia, o en 1989 en Japón, o en 1968 o 1835 en los EEUU, o en el 2007 en España.

En muchos de esos casos tardaríamos mucho en poder recuperar nuestra inversión inicial, y el proceso para poder llegar a vivir de la Bolsa o, como hemos comentado en otra ocasión, alcanzar la libertad financiera, tardaría mucho.

[cta id="8984" vid="0"]

Sin embargo, imaginemos que hubiéramos empezado a invertir en 1950 en los EEUU, o a principios de los 80 en España, o en 1960 en Japón, etcétera.

En esos casos, la facilidad para poder llegar a vivir de la Bolsa sería mucho mayor. Serían periodos en los que podríamos esperar entre un 15 y un 20% de ganancia media anual de nuestras carteras de acciones.

Un tipo de interés de ese tipo reinvertido en 15 años, daría un salto enorme a nuestras carteras.

La situación actual, en el 2015, tiene un punto bueno y otro malo, desde ese punto de vista.

El bueno es que el ciclo bajista fuerte está en marcha desde el 2000 o el 2007, dependiendo de nuestro punto de vista, por lo que parece lógico que ya no debería quedar mucho para que terminara el ciclo bajista, y comenzara uno alcista, con lo bueno que eso sería para invertir en Bolsa.

El malo es que llevamos seis años de mercado alcista ininterrumpido en la economía de los Estados Unidos, y el problema de la deuda de las economías occidentales aún no se resolvió.

Es más, el mismo es incluso peor que hace años, con lo que es casi seguro, que tendremos una nueva fase bajista en este gran ciclo. Eso podría hacer que cualquier inversión a día de hoy tuviera que enfrentarse a un mercado bajista fuerte, con lo duro que ello es para un inversor desde el punto de vista psicológico.

Por lo tanto, aquí se presenta una dicotomía importante y tanto amenazas como oportunidades en cuanto a la inversión a día de hoy.

Cómo vivir de la Bolsa

Como hemos visto, las mejores maneras para vivir de la Bolsa, son, la inversión a largo plazo, y las actividades relacionadas con la misma en el corto, como pueden ser todos los servicios relacionados con este tipo de negocio.

Ninguno de los caminos es fácil.

El primero, el de invertir, es “aburrido” y lento.

El segundo, es como un trabajo, tanto si se trabaja para un bróker como si se dan cursos por cuenta propia, por ejemplo.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero